HISTORIA Y ARTE - EL SIGLO XX: Economía y sociedad - 7ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 15 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_siglo-xx-economia-y-sociedad07





Historia y Arte

EL SIGLO XX

Economía y sociedad - 7ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12



Neocolonialismo y niveles de desarrollo (continuación)

ejando, pues, a un lado los países del bloque económico socialista en donde también aparecen diferentes grados de desarrollo, y que están sujetos a sus propias peculiaridades socioeconómicas, el capitalismo del siglo XX ha generado un mundo dividido en dos grandes bloques: el de los países desarrollados y el de los subdesarrollados.

En términos generales puede decirse que el bloque desarrollado lo forman aquellos países que realizaron en época temprana la revolución industrial y que prácticamente coinciden con los países de raza blanca de origen europeo (Japón es, en este sentido, la gran excepción). El bloque subdesarrollado, también denominado Tercer Mundo, está constituido, primordialmente, por las antiguas zonas coloniales de África, Asia y América.

Las diferencias entre un bloque y otro son, con frecuencia, abismales y se pueden establecer a partir de numerosos parámetros: índices de natalidad y de mortalidad, nivel de industrialización, renta per cápita, valor del producto nacional bruto, distribución sectorial de la población activa, condiciones sanitarias o educativas, grado de endeudamiento exterior, etcétera; y dado que no todos los países responden a niveles semejantes en cada uno de estos parámetros, pueden establecerse diferentes grados de desarrollo o, si se prefiere, de subdesarrollo.

Del mismo modo, dentro de una misma nación, es posible encontrar grandes diferencias entre unas zonas y otras, siendo frecuente el hecho de que un país globalmente considerado como subdesarrollado disponga de una o varias ciudades (generalmente la capital del Estado) con un nivel de desarrollo muy superior al del resto del país.

En este panorama de países ricos y pobres, el neocolonialismo capitalista ha generado una nueva concepción de la empresa, la empresa multinacional, como la fórmula más desarrollada del poder del dinero por encima ya de los intereses de carácter nacional.

El sistema de las multinacionales se impuso, tras la Segunda Guerra Mundial, cuando el capital financiero se dio cuenta de que, por su necesidad de constante crecimiento y de control del mercado internacional, era más rentable producir fuera del país de origen que hacerlo en éste, para después exportar lo producido.

Las ventajas que con ello se obtenían eran múltiples. Por un lado, la instalación de una factoría en un determinado país suponía la eliminación de las trabas proteccionistas que éste podía imponer a la entrada en el mismo de los productos fabricados por la empresa en su nación de origen. Por otro, si la nueva factoría se instalaba en un país abastecedor de las materias primas empleadas, los costes de producción se abarataban, al no tener que transportar esas materias primas; generalmente, además, esos países eran más pobres y, por lo tanto con niveles de vida más bajos, lo que implicaba sueldos también más bajos para la mano de obra contratada.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios