LITERATURA PROSISTA - LA LITERATURA EN EL SIGLO XIX: El Realismo - 21ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 17 usuarios conectados    

 

/cultureduca/litepros_literatura-en-el-siglo-xix-el-realismo-21





Literatura prosista

LA LITERATURA EN EL SIGLO XIX

El Realismo - 21ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23



La prosa narrativa: Principales narradores (continuación)

Vicente Blasco Ibáñez

Introducción biográfica

ació en Valencia (1867-1928). Estudió Derecho y muy pronto inició su actividad política con la fundación del diario republicano El Pueblo (1891). Vivió una gran parte de su vida fuera de España, por motivos muy diversos, que van desde su estancia en Argentina y la fundación de dos colonias agrícolas, sus giras triunfales como novelista por los Estados Unidos y su exilio durante la dictadura de Primo de Rivera. Fue uno de los novelistas más famosos de su época, y varias de sus obras fueron llevadas al cine. Murió en Menton (Francia).

Vicente Blasco Ibáñez

Obra

Blasco Ibáñez es autor de una extensa obra narrativa. Comenzó escribiendo relatos y novelas que seguían las líneas más populares del momento, desde el romanticismo de sus Fantasías y leyendas (1887) al tipo de episodio nacional galdosiano en ¡Por la Patria! Romeu el guerrillero (1888). Después escribió un grupo de novelas en las que se pueden apreciar características del naturalismo, que triunfaba por entonces: La araña negra (escrita en 1892-93), ¡Viva la República! (1893-94) y Los fanáticos (1895).

Este naturalismo aparece también en el grupo más conocido de sus novelas, las de tema valenciano, junto a elementos de tipo impresionista en lo descriptivo: Arroz y tartana (1894), una sátira sobre la burguesía; Flor de mayo (1895), La barraca (1898), Cañas y barro (1902), Entre naranjos (1900), etc. En algunas de ellas presenta el mundo del proletariado y la clase baja valenciana.

Los aspectos de crítica social, que ya habían aparecido en sus anteriores novelas, se intensifican en algunas de las que publicó en los años siguientes, que a veces se han llamado "novelas sociales": La catedral (1903), El intruso (1904), La bodega (1905) o La horda (1906). En ellas lo más destacable es el anticlericalismo y la denuncia de las injusticias.

Otro grupo de novelas trata de temas contemporáneos, y entre ellas están algunas de las que más fama internacional consiguieron: Sangre y arena (1908), sobre el mundo de los toros, con muchos elementos folklóricos españoles; Los cuatro jinetes del Apocalipsis (1916), y Mare Nostrum (1917), sobre la primera guerra mundial, en las que el autor manifiesta su posición favorable a los aliados.

La novela histórica también fue cultivada por Blasco Ibáñez, a veces con muy pocos elementos de la historia real; Sónnica la cortesana (1901), La reina Calafia (1923) o En busca del Gran Kan (1929) son algunos títulos de este tipo novelesco.

Escribió también algunos reportajes (Historia de la guerra europea, La vuelta al mundo de un novelista) y una Historia de la revolución española.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios