LITERATURA PROSISTA - LA LITERATURA EN EL SIGLO XIX: El Realismo - 14ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 21 usuarios conectados    

 

/cultureduca/litepros_literatura-en-el-siglo-xix-el-realismo-14





Literatura prosista

LA LITERATURA EN EL SIGLO XIX

El Realismo - 14ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23



La prosa narrativa: Principales narradores (continuación)

Benito Pérez Galdós

Introducción biográfica

ació en Las Palmas de Gran Canaria (1843-1920). Estudió Derecho en Madrid, y en esta ciudad inició su vida literaria y política. Muy pronto se unió a los grupos liberales y fue diputado, primero, por este partido y, después, por el republicano-socialista.

A pesar de ser académico desde 1897, la Academia no apoyó su candidatura al Premio Nóbel precisamente por las posiciones políticas que defendía Galdós. Los últimos años de su vida fueron los más difíciles: se quedó ciego, pasó por graves dificultades económicas, sus últimas obras de teatro fracasaron..., además de sufrir los ataques y el rechazo de los escritores jóvenes de la generación del 98.

Benito Pérez Galdós

Obra

Galdós es considerado uno de los mejores escritores de la literatura española; según la mayoría de los críticos, su obra novelesca sólo es superada por la de Cervantes. Por otro lado, la fecundidad literaria de Galdós fue enorme: escribió más de cien obras, de las cuales setenta y ocho corresponden a novelas y narraciones (véase el listado de sus obras en la página siguiente). Suele clasificarse su obra narrativa generalmente en tres grupos, a partir de la división que el propio escritor hizo:

Novelas de la primera época: comprende las obras escritas entre 1870 y 1878, desde La Fontana de Oro hasta La familia de León Roch. Novelas contemporáneas: incluye el resto de sus novelas. Episodios nacionales.

Se han hecho otras clasificaciones de las novelas de Pérez Galdós, sobre todo partiendo de los temas. Así, se ha hablado de novelas de tema religioso (Doña Perfecta, Gloria, Nazarín, entre otras); de la sociedad madrileña, que sería el grupo más numeroso y conocido, con obras como Tormento, La de Bringas, Fortunata y Jacinta y Misericordia; de elementos sobrenaturales (Miau, Realidad); simbólicas y fantásticas (La sombra, El caballero encantado), o psicológicas (Marianela, El amigo Manso).

La postura de Galdós ante algunos importantes problemas de su época, como el religioso, está clara en sus obras; a la intransigencia de la religión oficial opone la tolerancia y la libertad y, sobre todo, el amor. Es en estas obras en las que puede hablarse con más acierto de novelas de tesis, en las que los personajes están divididos en dos grupos (buenos y malos). Lo mismo sucede en muchas otras novelas de la época: la única diferencia ideológica es la adjudicación del papel de buenos y malos, según la posición del autor.

Las novelas de ambiente madrileño son las que contienen más elementos costumbristas. Galdós presenta en ellas las calles, los barrios y los tipos de Madrid como una representación de la vida española contemporánea. La descripción minuciosa, detallista, alcanza en estas obras sus mejores momentos.

Los 46 Episodios nacionales en que Galdós noveló la historia del siglo XIX, parten de una exhaustiva investigación histórica, que acude a fuentes muy diversas: periódicos y biografías de la época, personajes que habían vivido los acontecimientos, las propias vivencias del autor, viajes a los lugares donde sucedieron los hechos, la pintura... Conseguida la ambientación y los hechos históricos, introduce los personajes de ficción y la acción novelesca creada por él; la unidad entre los distintos episodios de cada serie viene dada por la vida de estos personajes.

Pérez Galdós dedicó una buena parte de los últimos años de su vida a la actividad teatral. Algunas de sus novelas de esta época son dialogadas, y en ellas los elementos narrativos aparecen en forma de acotaciones dramáticas. Esto no supone que pretendiera escribir en estas novelas obras de teatro, aunque se ha señalado como indicio del interés creciente que el principal novelista del siglo XIX sentía por las formas teatrales.

Algunas de las obras de Pérez Galdós son adaptaciones de novelas, y otras están escritas especialmente como obras dramáticas. Su teatro intentó llevar al escenario una realidad más viva, menos falsa que la de la alta comedia; y las preocupaciones ideológicas de su obra narrativa vuelven a aparecer en su teatro. Algunos estrenos de Pérez Galdós produjeron polémicas y escándalos, más por motivos ideológicos que teatrales.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios