LITERATURA PROSISTA - LA LITERATURA EN EL SIGLO XIX: El Realismo - 2ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 18 usuarios conectados    

 

/cultureduca/litepros_literatura-en-el-siglo-xix-el-realismo-02





Literatura prosista

LA LITERATURA EN EL SIGLO XIX

El Realismo - 2ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23



La novela realista europea

a época realista produjo en la mayoría de los países europeos un gran florecimiento del género novelesco; en muchos casos se escribieron las mejores obras de las literaturas nacionales. Por ello, el siglo XIX se considera el gran siglo de la novela europea.

Francia

En Francia es donde primero surge el Realismo, que ya se observa en muchos elementos de la obra de Stendhal (1783-1842) y, sobre todo, de Honoré de Balzac (1799-1850), autor de una amplia obra titulada genéricamente La comédie humaine (La comedia humana) y considerado el iniciador y el maestro de todo el movimiento realista en la novela. El escritor más importante fue Gustave Flaubert (1821-1880): en 1856-1857 apareció Madame Bovary, que originó un gran escándalo y supuso un proceso por inmoralidad a su autor. El éxito y la influencia de la obra fueron enormes.

Los hermanos Goncourt (Edmon, 1822-1896, y Jules, 1830-1870) suponen un puente entre el Realismo y el Naturalismo de Émile Zola (1840-1902), cuya serie de veinte novelas (Rougon-Macquard, 1871-1893) intentó llevar a la literatura las teorías médicas experimentales de Claude Bernard; su obra representa una evolución del realismo. Elementos naturalistas aparecen también en algunas obras de Guy de Maupassant (1850-1893), Alphonse Daudet (1840-1897) y J. K. Huysmans (1848-1907).

Inglaterra

En Gran Bretaña, el realismo se produce durante la época victoriana. En el largo reinado (1837-1901) de Victoria I escribe Charles Dickens (1812-1870), cuya influyente obra inicia el realismo novelesco inglés; la humanidad, ternura y humorismo de sus relatos y la presentación de las condiciones de vida de los menos favorecidos son las características principales de su obra, en la que destacan The posthumous papers of the Pickwick Club (Los documentos póstumos del Club Pickwick, 1837-1839), The adventures of Oliver Twist (Las aventuras de Oliver Twist, 1838), Christmas stories (Cuentos de Navidad, 1843), David Copperfield (1849) y A tale of two cities (Historia de dos ciudades, 1859). Otros novelistas interesantes del Realismo inglés fueron William Thackeray (111-1863) y George Eliot (seudónimo de la escritora Mary Ann Evans, 1819-1880).

La aportación del Romanticismo inglés a la novela se continuó en el periodo realista con la obra, entre otros autores, de las hermanas Brontë (Charlotte, 1816-1855; Emily, 1818-1848; Anne, 1820-1849).

Rusia

En Rusia, los inicios del Realismo se observan ya en la obra del gran romántico Pushkin (1799-1837) y de Nikolái Gógol (1809-1852). Pero los escritores que hacen famosa en todo el mundo la novela rusa del siglo XIX son Tolstoi y Dostoievski. Las dos obras más conocidas de Liev Nikoláievich Tolstoi (1828-1910) son Voiná i mir (Guerra y paz, 1865-1869), epopeya narrativa de la invasión napoleónica en Rusia, y Ana Karenina (1876-1877). Semejante fama a la de sus novelas consiguieron las de Fiódor Mijáilovich Dostoievski (1821-1881), que utilizó en ellas muchos elementos biográficos de su nada fácil existencia; su éxito se inició con Biédnie liudi (Pobres gentes, 1846), a la que siguió una época de fracasos literarios. Tras su condena en Siberia publicó sus obras más famosas: Zapiski iz miórtvovo doma (Recuerdos de la casa de los muertos, 1861), Unízhennie i oskorbliónnie (Humillados y ofendidos, 1866), Prestuplénie i nakazánie (Crimen y castigo, 1866), Igrok (El jugador, 1866), Idiot (El idiota, 1868) y Bratia Karamásovi (Los hermanos Karamazov, 1879-1880).

Portugal

En Portugal, el Realismo se inició con la llamada "cuestión de Coimbra", rebelión de los estudiantes de esta Universidad contra los maestros románticos que se produjo en 1862. El principal novelista fue José María Eça de Queiroz (1845-1900), maestro e iniciador de la novela portuguesa moderna. Sus novelas, críticas con la sociedad de la época, contienen elementos de tipo naturalista. Destacan O crime do padre Amaro (El primo Basilio, 1878) y O mandarim (El mandarín, 1880).

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios