LITERATURA PROSISTA - LA LITERATURA EN EL SIGLO XIX: El Realismo - 20ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 24 usuarios conectados    

 

/cultureduca/litepros_literatura-en-el-siglo-xix-el-realismo-20





Literatura prosista

LA LITERATURA EN EL SIGLO XIX

El Realismo - 20ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23



La prosa narrativa: Principales narradores (continuación)

Armando Palacio Valdés

Introducción biográfica

ació en Entralgo, Asturias (1853-1938), y estudió en Oviedo y en Madrid. Sus ideas fueron en un principio liberales, y con sus amigos de Oviedo (entre ellos Clarín) que estudiaban en Madrid, las expresó en un periódico que fundaron.

Armando Palacio Valdés

Entre los años 1896 y 1899 se produce su cambio ideológico, que le llevaría al conservadurismo hasta el punto de defender la dictadura de Primo de Rivera. La muerte de su primera mujer, en 1885, quedó reflejada en algunas de sus novelas. Volvió a casarse en 1899. Fue elegido académico de la Lengua en 1906. Murió en Madrid.

Obra

La obra narrativa de Palacio Valdés se inició con novelas que seguían el estilo y la técnica de Pereda: El señorito Octavio (1881), Marta y María (1883) y José (1885), por ejemplo. Los elementos subjetivos que aparecen en casi todas sus obras se ven con más claridad en las novelas que escribió tras la muerte de su mujer: Riverita (1886) y Maximina (1887). Por estos años publica una de sus obras más famosas, La hermana San Suplicio (1889). A partir de La espuma (1891) publica algunas novelas influidas por los métodos literarios del naturalismo (aunque no por su ideología): La fe (1892), El maestrante (1893), La alegría del capitán Ribot (1899) y Tristán o el pesimismo (1906?).

Finalmente, escribió algunas obras de tipo religioso-simbólico, como El origen del pensamiento (1893), La aldea perdida (1903), Los papeles del doctor Angélico (1911), La juventud del doctor Angélico (1913), Santa Rogelia (1916), La hija de Natalia (1923) y Sinfonía pastoral (1931).

Es autor también de algunos volúmenes de cuentos, en la misma línea temática e ideológica que sus novelas: Aguas fuertes (1884), Cuentos escogidos (1923) y Tiempos felices (1933), entre otros. Además publicó dos obras con sus opiniones literarias: La novela de un novelista (1921) y Testamento literario (1929).

El éxito de la obra de Palacio Valdés fue enorme en España y en el extranjero. La escasa complicación de sus temas y argumentos, tratados con humor y sentimentalismo (próximo a lo que después se ha llamado "novela rosa"), junto a su costumbrismo rural, le proporcionaron un público amplio y devoto.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios