LITERATURA PROSISTA - LA LITERATURA EN EL SIGLO XIX: El Realismo - 10ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 19 usuarios conectados    

 

/cultureduca/litepros_literatura-en-el-siglo-xix-el-realismo-10





Literatura prosista

LA LITERATURA EN EL SIGLO XIX

El Realismo - 10ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23



La prosa narrativa: Principales narradores

Fernán Caballero

Introducción biográfica

u verdadero nombre era Cecilia Böhl de Faber. Nació en Morges, Suiza (1796-1877) y era hija de Juan Nicolás Böhl de Faber, uno de los introductores de las ideas románticas en España. Estudió en Cádiz y Hamburgo (Alemania). Contrajo matrimonio en 1812 con un militar, Antonio Planells, que fue destinado a Puerto Rico; vivió allí hasta la muerte de su marido, en 1818. Volvió a casarse en 1822 con un noble sevillano. De su estancia en Sevilla son sus primeras obras literarias.

En 1835 mueren su padre y su marido. Dos años más tarde se casó de nuevo con un joven diplomático, que murió de tuberculosis unos años después. Todos estos acontecimientos biográficos quedaron reflejados de alguna manera en sus novelas. Estuvo protegida por la reina Isabel II. Murió en Sevilla.

Fernán Caballero (Cecilia Böhl de Faber)

Obra

La obra narrativa de Fernán Caballero está considerada como el puente entre el costumbrismo romántico y la novela plenamente realista. Su posición ideológica era conservadora: defendió los valores nobles de la gente del campo frente a la "corrupción" de las ciudades; el didactismo moral que aparece en sus obras está originado por su catolicismo tradicional. Sus novelas (a las que ella prefirió dar el nombre de "relaciones") tienen tonos melodramáticos; la observación de la realidad que en ellas se aprecia preparó el terreno a la novela realista, muchos de cuyos cultivadores se reconocieron deudores de la obra de Fernán Caballero.

Sus primeros escritos son de tipo romántico; en 1840 apareció su primera novela, Sola, en alemán (Sola oder Wahrheit und Sein); en este idioma apareció también La familia de Alvareda, traducida al castellano en 1856. Las dos obras habían sido escritas años antes (1833 y 1834), en pleno éxito del movimiento romántico.

La gaviota, su obra más importante, se publicó en castellano en 1849, traducida por José Joaquín de Mora (había aparecido primero en francés, en 1845). En ella se opone la vida apacible del campo a la de la gran ciudad (en este caso, Sevilla y Madrid). Una de sus características más destacadas es la abundancia de descripciones, que acaban dejando en segundo plano la acción: lo importante es el mundo que rodea a los personajes. Posteriormente se publicaron Lágrimas (1850), Elia (1850), Clemencia (1852)...

Escribió también relatos cortos, cuentos y cuadros de costumbres con una cierta trama novelesca: Cuadro de costumbres andaluzas (1852), Un servilón y un liberalito o dos almas de Dios (1855), Relaciones (1857), etc..

Otras obras: Lucas García (1852), Un verano en Bornos (1858), El alcázar de Sevilla (1862) y La corruptora (1868).

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios