HISTORIA Y ARTE - EL SIGLO XIX: Manifestaciones artísticas - 6ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 13 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_siglo-xix-manifestaciones-artisticas06





Historia y Arte

EL SIGLO XIX

Manifestaciones artísticas - 6ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19



El Impresionismo y el Postimpresionismo

a llegada del Impresionismo supuso la culminación de un espíritu de ruptura que había venido gestándose desde 1830 con la aparición del Romanticismo. Ahora bien, aunque se quiera considerar al Romanticismo como una ruptura formal y temática con respecto al Neoclasicismo y del Realismo pueda decirse otro tanto con respecto al Romanticismo, ni uno ni otro estilo dejaron de ser deudores del pasado; Miguel Ángel, Rafael, Leonardo, Velázquez, Rubens y aun el mismo Goya seguían estando presentes en las obras de Gericault y Delacroix o en las de Courbet y Millet.

Mientras tanto, el siglo XIX ponía fin al Antiguo Régimen e inauguraba una nueva era con la revolución industrial; las ciudades crecían y en ellas se imponían nuevos grupos sociales; las formas de vida cambiaban y los adelantos técnicos aplicados a la vida cotidiana transformaban las mentalidades; el ritmo del progreso, capaz de cambiarlo todo, alejaba, cada vez más, al siglo XIX del pasado.

En ese ambiente la ruptura artística tenía que producirse inevitablemente y se produjo con el Impresionismo, cuya aparición definitiva llegó tras el fracaso en 1871 de la Comuna de París, como si hubiera sido preciso eliminar antes todo sueño revolucionario que justificara el Realismo y toda vinculación con el ya histórico año de 1789. La coincidencia no fue casual, 1871 fue un año en el que todo pareció ser el comienzo de una nueva era: Alemania e Italia lograban su unificación, España estrenaba monarca con Amadeo de Saboya, Gran Bretaña reconocía las Trade Union y el progreso continuo era el símbolo de los tiempos. Así, el Impresionismo apareció como un arte nuevo, deseoso de captar lo efímero de un momento de luz, la impresión de un estado de la atmósfera, un reflejo que dura un instante, es decir, no una manera de estar en la naturaleza, sino un ocurrir de la misma.

Surgió también el Impresionismo como un arte ciudadano que recoge el paisaje y las gentes urbanas en su constante trajín cambiante. Por todo ello, la técnica impresionista será la pincelada suelta y el dibujo rápido carente de perfiles definidos. Con esa manera de hacer se pretenderá, sobre la tela, disociar el color y la forma para que sea el aire (espacio) que media entre el espectador y el cuadro, y en el cuadro mismo, el que realice la fusión cromática que le dará corporeidad a lo representado. Entendido desde este punto de vista, el Impresionismo es, pues, un análisis de la realidad. En este sentido, el término "impresionismo" hace referencia, también, al modo de actuar en la retina del espectador el cuadro, del que debe obtenerse esa impresión representativa.

Debe señalarse, por último, que el Impresionismo estuvo fuertemente marcado por la divulgación de la fotografía como instantánea que capta la realidad y por el conocimiento en Europa del arte japonés, cuya estética, radicalmente distinta de la occidental, ayudó a los impresionistas a encontrar su nuevo camino. La nueva corriente artística tuvo sus precedentes, que se encargaron de ir descubriendo los pequeños logros plásticos que conducirían a la imposición definitiva del estilo.

Remontándonos en la historia de la pintura es fácil encontrar que casi todos los grandes maestros, desde el Barroco, terminaron sus carreras tendiendo hacia la pincelada suelta como muestra de dominio de su técnica, pero eso no debe interpretarse como un descubrimiento netamente impresionista, ya que carece de las intenciones y de los intereses que caracterizaron a la pintura más moderna de finales del siglo XIX.

En este sentido debe resaltarse la clara conciencia de grupo diferenciado que los pintores impresionistas tuvieron de sí mismos. Su nueva forma de pintar no resultó fácilmente aceptada, pero la fe en lo que hacían fue grande y la pintura del siglo XX terminaría reconociendo la deuda que tenía con estos innovadores.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios