HISTORIA Y ARTE - EL SIGLO XIX: Manifestaciones artísticas - 4ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 21 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_siglo-xix-manifestaciones-artisticas04





Historia y Arte

EL SIGLO XIX

Manifestaciones artísticas - 4ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19



Del Neoclasicismo al Romanticismo (continuación)

elacroix (1798-1863) dejó más patente aún el espíritu romántico en su abundante obra. Su misma biografía fue en sí misma paradigma del romanticismo: hijo ilegítimo de un noble, enfermo de tuberculosis, viajero por África y lector incansable de Dante, Shakespeare, Walter Scott, Goethe, Byron y Víctor Hugo. Su obra pictórica parte de Gericault, de quien fue amigo, pero sintió también la influencia de Miguel Ángel, Rubens, Veronés, Velázquez y los paisajistas ingleses Constable y Turner.

Hay, por lo tanto, en Delacroix una especie de síntesis de influencias literarias y pictóricas que no tuvieron más fin que el de generar un romanticismo pleno de contenidos temáticos y rico en formas, colorido y luces. Todo ello aparece en obras como La barca de Dante (Dante camino del Infierno), Escenas de las matanzas de Quíos, ensalzando al pueblo griego en su lucha por la independencia, La muerte de Sardanápalo, exótica escena que narra la preferencia por la muerte antes que la pérdida de la libertad, La toma de Constantinopla por los Cruzados, de ambiente medieval, o La libertad guiando al pueblo, alegoría de la Francia revolucionaria.

La muerte de Sardanápalo, de Delacroix, Museo del Louvre
La muerte de Sardanápalo, de Delacroix, Museo del Louvre

El realismo

Tras los fracasos políticos de la Europa de 1848 la pintura del XIX sufrió un cambio que bien puede considerarse como una reacción frente al cómodo y decorativo romanticismo burgués. El término "realismo" no es particularmente afortunado, ya que de un modo u otro la historia de la pintura había sido hasta entonces realista en la medida que pretendía ser fiel reflejo de la naturaleza. Por ello, el término realismo debe entenderse como preocupación por representar la realidad tal cual era, sin tendencia a la idealización ni a los distanciamientos temporales o geográficos, como había hecho la pintura romántica desde la simple elección de sus temas.

El Realismo tiene así un marcado carácter social y significa la toma de conciencia de los problemas de las clases menos favorecidas de la sociedad industrial. Desde otro ángulo, el Realismo sufrió la influencia de la filosofía positivista de A. Comte y es posible, también, que se viera sometido al influjo de la aparición de la fotografía. Hay, de todos modos, un evidente compromiso social en los pintores del Realismo. Buen ejemplo de ello sería uno de los impulsores del movimiento, Gustave Coubert, que dedicó parte de su vida a la actividad política.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios