HISTORIA Y ARTE - EL SIGLO XIX: Manifestaciones artísticas - 2ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 22 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_siglo-xix-manifestaciones-artisticas02





Historia y Arte

EL SIGLO XIX

Manifestaciones artísticas - 2ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19



Del Neoclasicismo al Romanticismo (continuación)

l Neoclasicismo había nacido bajo los auspicios del racionalismo del siglo XVIII y la Revolución Francesa le había dado un fuerte impulso que se vería continuado en la época napoleónica, pero a comienzos del siglo XIX, tras los temores que el giro imperialista de Napoleón había suscitado y sobre todo tras los fracasos revolucionarios de 1830, el Romanticismo se impuso como nuevo estilo.

Desde el punto de vista literario, el Romanticismo tenía sus orígenes en la Inglaterra y la Alemania de la segunda mitad del siglo XVIII, pero cuando ya en el XIX triunfó como corriente artística generalizada pudo ser interpretado como la manifestación artística de la reacción conservadora de la Restauración, o como una nueva forma de encarnar el viejo espíritu revolucionario, puesto entonces en evidencia a través de los movimientos nacionalistas e independentistas.

En realidad, el Romanticismo pudo ser ambas cosas a la vez, pero sobre todo fue la expresión artística de la nueva clase burguesa que en toda Europa iba afianzando sus posiciones, al tiempo que se desprendía del carácter revolucionario que la había caracterizado en sus orígenes. El Romanticismo encajó, pues, con la mentalidad burguesa sentimental (más que racional) e individualista (más que colectivista). Al tiempo, el nuevo estilo hundía sus raíces en el gótico medieval, que era como buscar el origen de la nueva y poderosa clase, dándole con ello el valor de lo histórico (¿de lo noble?) y retomando el sentimiento individualista del caballero andante como ideal de aventura, libertad y pasión.

Esa idea del valor de lo individual, como valor que justifica el predominio del sentimiento sobre la razón y de la libertad frente al orden, es la que llevó al Romanticismo a alejarse del academicismo neoclásico, al que consideró formulista e incapaz de mostrar el sentimiento. Ese alejamiento también supuso la búsqueda de nuevos marcos para la iconografía romántica; apareció así el gusto por lo oriental y exótico, opuesto a los ambientes grecolatinos neoclásicos. Así, sentimentalismo, el gusto por lo exótico (oriental o medieval), por lo misterioso (el sueño, la locura o la simple naturaleza agitada), por lo pasional (el suicidio, el arrebato amoroso o el erotismo más o menos refinado) y por la muerte, son algunas de las características de la concepción individualista y subjetiva del nuevo estilo.

El Romanticismo tuvo sus precursores más claros en los ingleses Fuseli (1741-1825) y Blake (1757-1827). Fuseli pintó seres atormentados por sentimientos misteriosos y un cuadro titulado La pesadilla, de claro corte romántico. Blake, por su parte, daría lugar a una iconografía dedicada a ilustrar libros, personalísima, que se alejaba del neoclasicismo y anunciaba el futuro simbolismo.

La gran odalisca, de Ingres, Museo del Louvre
La gran odalisca, de Ingres, Museo del Louvre

Desde otra perspectiva diferente, que partía de concepciones estéticas neoclásicas, el francés Ingres (1780-1867) que durante años siguió los pasos de David, terminó incorporando a su obra temas netamente románticos como los ambientes orientales y un tipo de desnudos femeninos cargados de sensualismo y evidenciadores de un interés por encontrar un ideal de belleza femenina. En esta línea destacan La gran bañista, La gran odalisca y El baño turco. En otras obras como El sueño de Ossián o Ruggiero y Angélica, Ingres también dio muestras de temas propios del ideal romántico.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios