COCINA Y GASTRONOMÍA: Las carnes: Aves - 2ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 113 usuarios conectados

 

/natureduca/cocina-y-gastronomia-las-carnes-aves-02







Cocina y gastronomía

LAS CARNES

Aves - 2ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10



Pollo (continuación)

Guía de compra (continuación)

Pollo refrigerado

Piezas de polloletra capitular Es el que se vende envuelto en plástico o en bandejitas en las consolas de refrigeración de los supermercados (no confunda con los congeladores). Antes de envolver las aves, se someten a corrientes de aire muy frío para que queden firmes y secas. Se paga el precio del pollo limpio, listo para asar.

Pollo congelado

Las aves congeladas y los cuartos se encuentran en congeladores. El precio es del pollo listo para asar, pero como los costes de distribución son menores, resultan más baratos que los frescos y los refrigerados. Antes de envolverlos y de congelarlos se enfrían o bien por aire o bien por agua. Si se enfrían por agua, el pollo queda húmedo al descongelarlo. Cuando lo compre, asegúrese de que esté bien duro y con la envoltura intacta, sin líquido congelado dentro.

Cuartos de pollo

Aunque salen más caros que los pollos enteros, son muy prácticos para comidas rápidas, raciones individuales o cuando se desean cortes iguales para todos. La cantidad de hueso varía según el corte. Los cuartos se venden al peso, sueltos o en bandejitas con varios.

Conservación

El pollo crudo o cocinado es perecedero y puede resultar dañino si se estropea. Las bacterias se desarrollan mejor en ambientes húmedos y cálidos, por lo que no debe dejarse en estas condiciones. Consúmalo recién hecho y caliente o enfríelo rápidamente para consumir frío.

Conservación del pollo

A los pollos frescos y refrigerados quítele la envoltura lo antes posible y límpielo de despojos. Póngalo en una fuente, envuélvalo holgadamente con plástico adherente de cocina o aluminio (dejando circular el aire alrededor) y refrigere. Cocine antes de 2 días o antes de 24 horas si lo conserva en fresquera.

Si no va a utilizar los despojos (cuello, hígado, molleja y patas) inmediatamente, envuélvalos en plástico o aluminio y congele.

Los pollos adquiridos congelados y que no se vayan a consumir a continuación, puede meterlos en el congelador, siempre y cuando hayan mantenido la solidez del congelado desde el momento de su adquisición. Puede conservarlo así hasta tres meses pero, en el caso de los despojos, éstos deberían congelarse aparte porque sólo duran un mes.

En el caso de los pollos cocinados, enfríe rápidamente en lugar frío y ventilado. En cuanto esté frío, refrigere y utilice antes de 2 días. Si recalienta un plato de pollo, llévelo a ebullición y deje cocer vivamente 5 minutos antes de servir.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios