HISTORIA Y ARTE - EL SIGLO XIX: Economía y sociedad - 12ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 21 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_siglo-xix-economia-y-sociedad12





Historia y Arte

EL SIGLO XIX

Economía y sociedad - 12ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13



La sociedad de clases: burguesía y proletariado

Introducción

os grandes cambios producidos desde finales del siglo XVIII y sobre todo durante el siglo XIX en materia de economía fueron acompañados por un cambio radical en la estructuración social. El ascenso de la burguesía, favorecido por la nueva estructura económica capitalista, fruto de las innovaciones técnicas, productivas y comerciales impulsadas por la revolución industrial, supuso el fin de la sociedad estamental y la aparición de la sociedad de clases. Paralelamente la ideología liberal desplazó a la conservadora, propia del Antiguo Régimen.

La nueva sociedad clasista ya no establecía diferencias a partir del origen de nacimiento y de los privilegios que conllevaba la pertenencia a uno u otro estamento, sino que, casi exclusivamente, las diferencias de riqueza eran las que determinaban la clase a la que se pertenecía. De ese modo los dos grandes grupos que se formaron fueron la burguesía y el proletariado.

La burguesía

Los términos burgués y burguesía se han empleado para designar a diversos grupos sociales de épocas muy distintas. Así se denomina burgués al mercader o artesano medieval que vivía en los burgos, al mercantilista de los siglos XVI y XVII, al manufacturero del siglo XVIII, al terrateniente, industrial o financiero del siglo XIX o simplemente a cualquier acomodado del siglo XX. Ahora bien, la burguesía como clase social se conformó a lo largo del siglo XIX, paralelamente a las transformaciones económicas de la época y adquiriendo paulatinamente conciencia de ser un grupo con unas características definidas y comunes, esto es tomando conciencia de clase.

De este modo, la burguesía generó una mentalidad propia y tuvo en las ciudades su marco natural, ya que en ellas desarrolló sus posibilidades de acción económica (fábricas, comercio, banca, bolsa), encontró la vía de participación política (partidos, administración, gestión de la vida colectiva), fundamentó un nuevo estilo de vida al margen de la gran propiedad rural (palacetes urbanos, casinos, clubs, sociedades) y en general encontró el ambiente apropiado para su ascenso social.

A lo largo del siglo XIX el término burguesía se aplicó indistintamente a grandes financieros, a propietarios o accionistas de fábricas, a comerciantes, a terratenientes con residencia y costumbres urbanas o a los que ejerciendo profesiones liberales (médicos, abogados, ingenieros, científicos, artistas, etc.) alcanzaron una cierta posición económica.

Tal variedad de actividades y, por lo tanto de niveles de riqueza dentro de un grupo social que compartía la misma mentalidad, permite hablar de tres clases sociales diferentes: la gran burguesía, la mediana burguesía y la pequeña burguesía. Las diferencias entre una y otra eran únicamente de riqueza y no de actividad; así el comercio podía dar lugar tanto a un gran comerciante de ámbito internacional como a un tendero de barrio. La antigua nobleza, que hubo de adaptarse a los nuevos tiempos, se asimiló a la clase que le correspondía según fuera su patrimonio.

Por otro lado, en cada país europeo la burguesía predominante tuvo sus propias actividades. En Gran Bretaña fue terrateniente, industrial, financiera y rentista; en Francia comerciante, contratista del Estado e industrial desde la segunda mitad del siglo; en Alemania terrateniente, industrial y burocrática como fruto del proceso de unificación; en España fue escasa la industrial (en los focos periféricos) y más numerosa la de profesiones liberales, ya que los terratenientes seguían perteneciendo a la nobleza de viejas costumbres; y en Rusia predominó la burguesía burocrática y estatal que vivió a la sombra de la corte.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios