HISTORIA Y ARTE - EL SIGLO XIX: Economía y sociedad - 10ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 21 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_siglo-xix-economia-y-sociedad10





Historia y Arte

EL SIGLO XIX

Economía y sociedad - 10ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13



El sistema económico capitalista: teorías económicas (continuación)

Intervencionismo (continuación)

aralelamente al proceso de unión del proletariado y formación de los sindicatos y de orientación socialista, la burguesía capitalista fue logrando situarse en la cúspide del poder político o al menos ejercer un fuerte control sobre el mismo; por lo cual no debe extrañar que si el poder político estaba en las mismas manos que el económico, éste buscara el apoyo del otro.

La implantación y desarrollo del sistema capitalista trajo consigo muchas innovaciones en materia de economía. La posesión de los medios de producción como propiedad privada y la posibilidad de actuar libremente en el mercado supuso la aparición de un sistema fuertemente competitivo en el que tan sólo era posible mantenerse a través de la lucha económica.

El triunfo tan sólo se obtenía logrando vender más que la competencia. Para ello, pronto se utilizaron todas las técnicas que hoy caracterizan a una economía de mercado: abaratar los costes de producción (generalmente a costa de los salarios), aumentar o disminuir la calidad para captar más clientes o poder ofrecer precios más competitivos, recurrir a la publicidad, establecer asociaciones industriales o financieras que permitieran el control de un mercado y, en general, hacer todo lo posible por alcanzar una situación de monopolio lo que significaba el triunfo definitivo sobre toda competencia.

En estas circunstancias es indudable que se aceleró el proceso industrializador y que las mejoras técnicas que permitían más calidad o mejores rendimientos se desarrollaron con mayor rapidez, pero también es cierto que muchas de esas mejoras se hicieron a costa de las amplias masas de población que no eran poseedoras de los medios de producción. Resulta evidente que una situación en la que la aspiración última sea el monopolio no beneficia al consumidor, sino al monopolista.

Esa aspiración a controlar los mercados fue la causa que hizo que aparecieran distintos tipos de asociaciones empresariales como el cártel y el trust. El cártel suponía la toma de acuerdos entre empresas distintas, con la finalidad de eliminar la competencia entre las mismas; por ello, lo más frecuente fue que los acuerdos consistieran en fijar los precios de los productos antes de sacarlos al mercado. El trust surgía cuando dos o más empresas se fusionaban, con lo que también se lograba hacer desaparecer la competencia.

El modelo de integración de un trust fue inicialmente horizontal, es decir, se establecía a partir de la unión de empresas del mismo sector económico; ahora bien, con el tiempo se crearon también las integraciones verticales en las que la unión se realizaba a partir de empresas de distintos sectores, pero con la finalidad de controlar todas las fases de una actividad, así, por ejemplo, algunas empresas periodísticas americanas se fusionaron con distintas papeleras.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios