HISTORIA Y ARTE - EL SIGLO XIX: Economía y sociedad - 5ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 23 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_siglo-xix-economia-y-sociedad05





Historia y Arte

EL SIGLO XIX

Economía y sociedad - 5ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13



Difusión del nuevo modelo industrial (continuación)

Italia y otros

a zona norte de Italia, Países Bajos, Austria, Suiza, algunos estados de Alemania y ciertas zonas de Rusia, no iniciaron su industrialización hasta la segunda mitad del siglo XIX, lo que les obligó a enfrentarse, no sólo con la competencia inglesa, sino también con la de los demás países, que ya hacía algún tiempo que habían iniciado su propia revolución industrial. Esta circunstancia hizo que desarrollaran una escasa o, cuando menos, desigual industrialización, porque se vieron obligados a comprar las nuevas tecnologías a los países más avanzados, frenando así, su propio proceso industrializador, ya que, de este modo, el dinero necesario para equiparse se empleaba en adquirir productos extranjeros.

Por otro lado, el propio retraso hizo, en muchos casos, imposible la lucha contra la competencia exterior, cuyos precios, una vez amortizado el equipamiento, resultaban inferiores a los que podía ofrecer una industria nacional recién instalada. Añádase, además, que, con frecuencia, el equipamiento de estos países se hizo a partir de inversiones de capitales procedentes de los países más industrializados.

España

En España se dieron todas las circunstancias indicadas para los países anteriores, pero además deben señalarse ciertas peculiaridades que explican su retraso industrial. Pero, antes conviene mencionar que el país contó con un punto de partida favorable para el proceso industrializador, ya que, a finales del siglo XVIII, en España existían ciertos focos de industrias textiles en Cataluña que se habían desarrollado al amparo del comercio colonial americano. Por otro lado, el subsuelo español contenía cierta riqueza minera que fue lo que permitió la aparición del foco siderúrgico del País Vasco.

Con estas condiciones básicas hubiera podido iniciarse una industrialización medianamente sólida, pero dos problemas fundamentales se interpusieron. En primer lugar, una situación política compleja y poco estable puesta de manifiesto en la Guerra de la Independencia, las Guerras Carlistas, la independencia hispanoamericana y todo un siglo lleno de constantes cambios de gobierno e incluso del propio sistema de gobierno (monarquía, república y de nuevo monarquía).

Esa constante inestabilidad política fue muestra y causa a la vez del otro grave problema que impidió la modernización del país: la mentalidad española anquilosada en el pasado, con un fuerte espíritu estamental y una poderosa presencia de lo religioso. Con estos condicionantes, las regiones que tenían industrias modernas y que hubieran podido actuar como modelo de las demás, se vieron abocadas, ante la situación de abandono, hacia posturas proteccionistas que terminarían por manifestarse políticamente con la fórmula del regionalismo. Mientras tanto, las escasas muestras de desarrollo industrial estuvieron en manos extranjeras a través de los capitales invertidos en los ferrocarriles o la minería.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios