La población de Jammu y Cachemira necesita pleno acceso a Internet para mitigar los riesgos del coronavirus

Fuente: http://www.es.amnesty.org/


Tras la propagación de la pandemia del Coronavirus (COVID-19), las autoridades de Jammu y Cachemira deben restablecer el pleno acceso a los servicios de Internet en la región y garantizar que la población tiene pleno acceso a la información relacionada con la salud y la seguridad, ha declarado hoy Amnistía Internacional India. Con 219.217 casos confirmados de coronavirus, 8.965 muertes y al menos 85.742 personas recuperadas a día de hoy, el mundo se enfrenta a una de las mayores amenazas pandémicas de nuestra generación. Hasta el 19 de marzo (9:00 AM), el Gobierno de la India ha informado de 166 casos confirmados de coronavirus en el país. De ellos, el Gobierno ha confirmado cuatro casos en Jammu y Cachemira. A pesar del creciente número de casos, el 17 de marzo de 2020 las autoridades de la región ordenaron que se mantuvieran las restricciones a los servicios completos de Internet, como la restricción de la velocidad a 2G. También se han impuesto de manera intermitente cierres completos de Internet en ciertas zonas, con el pretexto de la seguridad. Para contener la propagación del virus, las autoridades también ordenaron el cierre de todas las instituciones educativas, parques públicos, hoteles, restaurantes y otras restricciones a las reuniones públicas. “Hay una creciente ansiedad en torno a la pandemia y las restricciones injustificadas en el contenido y la difusión de información sólo sirven para aumentar el pánico. Los cierres totales o la restricción de la velocidad o el acceso a Internet dificultan la navegación de las personas en un momento difícil, lo que socava aún más su confianza en las autoridades. El gobierno de India debe adoptar un enfoque que respete los derechos para proteger la salud pública y restablecer el acceso a la velocidad 4G de Internet”, ha declarado Avinash Kumar, director ejecutivo de Amnistía Internacional India. El enfoque de derechos humanos debe estar en el centro de todos los esfuerzos de prevención, preparación, contención y tratamiento para proteger la salud pública y apoyar a los grupos más vulnerables. El derecho a la salud, tal como se garantiza en la Declaración Universal de Derechos Humanos, prevé el derecho a acceder a la atención de la salud. El acceso a la información relacionada con la salud es también una parte crucial del derecho a la salud. Proporcionar “educación y acceso a la información relativa a los principales problemas de salud de la comunidad, incluidos los métodos para prevenirlos y controlarlos” se considera una “obligación de prioridad comparable” a las obligaciones básicas del derecho a la salud. En el último Informe de Situación publicado por la Organización Mundial de la Salud el 17 de marzo de 2020 se recomendó que se informara al público de la situación para que pudiera adoptar las medidas adecuadas para protegerse a sí mismo y a su familia. Además, aconsejaba que la ansiedad en torno al brote se puede contrarrestar mediante el acceso a hechos de fuentes fiables que ayuden a determinar con precisión los riesgos, de modo que se puedan tomar precauciones razonables. La población de Jammu y Cachemira tiene derecho a mantenerse informada de la amenaza a su salud, las medidas para mitigar los riesgos, la información de alerta temprana sobre posibles consecuencias futuras y la información sobre los esfuerzos de respuesta en curso. Tienen derecho a recibir información en los idiomas locales y a través de los medios de comunicación y en formatos de fácil comprensión y acceso, de modo que puedan participar plenamente y tomar decisiones informadas en los esfuerzos de respuesta. El no hacerlo puede aumentar la sensación de impotencia, ira y frustración, socavar la respuesta de salud pública, poner en peligro la salud de otros y puede constituir una violación de los derechos humanos. “La situación en relación con el coronavirus evoluciona constantemente. Para asegurar su plena comunicación con la población de Jammu y Cachemira, el Gobierno de la India debe levantar urgentemente las restricciones de Internet en la región y asegurar la preparación en tiempo real de la población contra la propagación del virus. Las respuestas al coronavirus no pueden basarse en violaciones de los derechos humanos y en la falta de transparencia y censura”, dijo Avinash Kumar.  


–>Leer esta noticia en el sitio de origen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *