GEOGRAFÍA - PAÍSES: Egipto - 1ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 100 usuarios conectados

 

/natureduca/geografia-paises-egipto-01






Geografía

PAÍSES

Egipto - 1ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11



Geografía física

letra capitular Egipto es un Estado que ocupa el NE de África y la península del Sinaí, perteneciente al continente asiático. Limita con el mar Mediterráneo al N, con Israel y el mar Rojo al E, con Sudán al S y con Libia al O. La capital es El Cairo.

En su territorio podemos distinguir cuatro regiones fisiográficas: el valle y delta del Nilo, el desierto líbico, el desierto arábigo y la península del Sinaí. El Nilo, debido a los aluviones que transporta, forma un valle, de N a S, que se va ensanchando a medida que el río desciende, flanqueado a su vez por una área rocosa que lo acompaña hasta las tierras bajas del delta, en el N del país.

El delta, de 160 km de largo y 240 de ancho, colmata un antiguo golfo pleistoceno; está dividido en varios brazos, siendo los más importantes los de Damietta y Rosetta. A lo largo de la costa deltaica se ubican lagunas (Maryüt, al-Burullus, al-Manzilah, RashÆîd). Hacia Assuán, el afloramiento de rocas cristalinas provoca una de las cataratas del Nilo.

El desierto líbico, al O, constituye un altiplano de altitud baja y carece de arroyos. Es una de las zonas más áridas del mundo, con muchas dunas y un enorme desierto de arenas. Hacia el SO, en la frontera con Libia y Sudán, un afloramiento de rocas cristalinas forma una montaña --al-Uwaynat-- de 1 934 m. En el N, en las formaciones calizas eocenas se ubican los oasis de al-Far›firah y Bahariyya y la depresión salina de Qattara.

El desierto arábigo, al E, se extiende entre el valle del Nilo y el mar Rojo; es una meseta de grafito y arena surcada por arroyos que se forman cuando llueve (wadis), y cercada por una cadena montañosa abrupta situada hacia la costa, los montes del mar Rojo. Éstos albergan picos de gran altura, como por ejemplo el de Shayib el Banat (2 187 m). La península del Sinaí, situada entre los golfos de Akaba y Suez, es un horst de forma triangular por el cual fluyen bastantes wadis. Al S del Sinaí se elevan diversas montañas, entre las que destaca el monte Sinaí, el más alto del país (2 637 m).

Río Nilo a su paso por Luxor
Río Nilo a su paso por Luxor

Egipto está situado en la zona tropical árida, en términos generales domina un clima de tipo sahariano. Los influjos mediterráneos se hacen sentir sólo, y de forma marginal, en la zona costera, produciendo lluvias invernales (la media anual de precipitaciones en Alejandría es de 175 mm) y temperaturas más suaves que en el resto del país. Hacia el interior, las lluvias son casi inexistentes (El Cairo 25 mm, Assuán 2,5 mm) y las temperaturas muy altas. En verano pueden alcanzarse 45ºC o más, sobre todo en las superficies rocosas expuestas al sol del desierto. En invierno, los promedios descienden y acostumbran ser inferiores a 15ºC.

Los vientos, normalmente, soplan del sector N. Debido al paso de depresiones, los del S y los del E producen frío en invierno y tormentas de arena en primavera. La vegetación queda reducida al valle y delta del río Nilo, a la costa mediterránea y a los oasis del desierto; es decir, allí donde las condiciones de humedad y suelo son favorables, mientras que en las zonas desérticas es muy escasa. En el desierto líbico es casi nula, limitándose a algunas plantas perennes y hierbas que crecen donde hay algo de humedad. En el arábigo crecen más variedades debido a que recibe esporádicas lluvias; se pueden encontrar arbustos, cactus, hierbas aromáticas, etc. Las precipitaciones del litoral mediterráneo posibilitan el cultivo de cereales.

Oasis de Badrashim
Oasis de Badrashim

En los oasis domina la palmera, y en el valle del Nilo hay palmeras, acacias, eucaliptus y plantas tan características de la cultura egipcia como el pairo y el loto. El valle aporta una agricultura intensiva desde hace milenios, gracias al sol, al agua del río y al suelo aluvial depositado por éste durante las inundaciones. Hay que destacar también las plantaciones de algodón y caña de azúcar del delta. Hidrográficamente, Egipto es el Nilo.

En territorio egipcio, el Nilo, que recorre 1.508 km, no recibe ningún afluente, salvo algún wadi; está rodeado de desiertos y sometido a elevadas temperaturas. Una vez al año, las nieves fundidas del Nilo Blanco y las abundantes lluvias de Etiopía aumentan muchísimo su cauce; las crecidas comienzan en junio, llegando al momento culminante en septiembre.

La posibilidad de poner en práctica una agricultura de regadío supuso que ya desde la Antigüedad la vida egipcia se centrase alrededor del río. Hay dos sistemas de regadío: por inundación total de las tierras, practicado en el Alto Egipto, y por canalización, utilizado en el delta gracias a una importante red de canales. En la actualidad, las crecidas se regulan mediante presas, como la de Assuán al S, que permiten regar controladamente una extensión de terreno mucho mayor.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios