LENGUA - LAS LENGUAS PENINSULARES: Las lenguas cooficiales de España - 2ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 28 usuarios conectados    

 

/cultureduca/leng_penin_lengcoof02





Lengua

LAS LENGUAS PENINSULARES

Las lenguas cooficiales de España - 2ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10



El catalán

l catalán se habla en Cataluña, en Andorra, en el antiguo Rosellón (hoy Departamento francés de Pirineos orientales), en las islas Baleares, en gran parte de la Comunidad Valenciana, en una franja limítrofe de Aragón y en la ciudad de Alguer (Cerdeña). La extensión de estos territorios alcanza los 60 000 kilómetros cuadrados y el número de hablantes de catalán se acerca a los seis millones.

Es lengua oficial en Andorra y cooficial con el castellano en Cataluña, Baleares y Comunidad Valenciana (donde se denomina lengua valenciana).

Antecedentes históricos

Nacido en la parte oriental de los Pirineos, el catalán comparte ciertos rasgos con los romances iberorrománicos y algunos otros con los galorrománicos. La influencia cultural de Francia y el prestigio literario del provenzal -lengua de la Provenza, en la que escribieron los poetas catalanes hasta el siglo XV- llevaron a pensar que el catalán era una variedad de esta lengua. Tal teoría está hoy descartada.

La Reconquista extendió el catalán hacia el sur (Valencia, Baleares), sobre zonas que hablaban mozárabe. La unión de Aragón y el condado de Barcelona en 1137 había contribuido a que el catalán se extendiera también por territorio lingüístico aragonés.

Desde el siglo XI hay pasajes escritos en catalán y del XII son los primeros textos, una traducción fragmentaria del Forum Judicum visigótico, y las Homilies d'Organyà, adaptación de un sermonario occitano con algunos provenzalismos.

Los siglos XIII al XV son una época de intenso y brillante cultivo literario. Ramon Llull (1232-1316) es el artífice de la prosa literaria, y Bernat Metge (entre 1340 y 1346-1413), una figura esencial del prerrenacimiento; Ausiàs March (1397-1459) es el gran poeta de un renacimiento temprano, y Tirant lo Blanch, obra de Joanot Martorell y Martí Joan de Galba, la novela más importante del siglo XV.

Desde principios del siglo XVI a mediados del XIX el catalán vive una larga decadencia. La unión de las coronas de Castilla y Aragón termina con su prestigio en la cancillería; su estimación culta y literaria desciende, y las diferencias dialectales (valenciano, mallorquín, rosellonés) crecen. El catalán se mantiene vivo, sin embargo, como lengua hablada, e incluso se emplea en situaciones formales (predicación religiosa, negocios, administración de justicia) hasta que los Borbones impongan el castellano como lengua de uso oficial (Decreto de Nueva Planta de 1716, Real Cédula de 1768). En el Rosellón, perteneciente a la corona francesa desde 1649, el catalán se halla, igualmente, postergado con respecto al francés.

En el siglo XIX la "Renaixença", un movimiento de inspiración romántica -que exalta lo particular y lo autóctono y, por tanto, en política, los nacionalismos y regionalismos-, reivindica el catalán, y la lealtad a una lengua culturalmente sometida va a determinar un empleo literario desde entonces ininterrumpido (Verdaguer, Maragall, D'Ors...) y un esfuerzo notable de normalización, para el que resulta esencial la creación, en 1907, del "Institut d'Estudis Catalans" y la obra del filólogo Pompeu Fabra (1868-1948). No es ajena a este proceso de reivindicación la actitud de una burguesía ilustrada, surgida del desarrollo industrial de Cataluña y Valencia.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios