HISTORIA Y ARTE - LAS CIVILIZACIONES FLUVIALES: Mesopotamia - 9ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 26 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_civilizaciones-fluviales-mesopotamia09





Historia y Arte

LAS CIVILIZACIONES FLUVIALES

Mesopotamia - 9ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11



Las artes figurativas

os artistas mesopotámicos practicaron la pintura, pero ésta apenas ha perdurado a causa de la pobreza de los materiales que se emplearon. Prácticamente, sólo han resistido el paso del tiempo unos pocos murales, en Mari, del siglo XVIII a. de C.

De todos modos, fueron la escultura y, sobre todo el relieve, las formas de representación más frecuentes y, sobre todo, de mayor interés.

La escultura exenta estuvo concebida sin pretensiones de inmortalidad y sin carácter funerario. En la mayor parte de las ocasiones las figuras parecen adoptar una postura de plegaria o de sometimiento a los dioses. Esa actitud queda reforzada en los relieves por las diferencias de tamaño que se ajustan a un principio de jerarquía, según la cual los dioses son más grandes que los hombres o los reyes más que los súbditos.

La escultura exenta es siempre unitaria y no aparecen grupos escultóricos. El cuerpo humano no tiene un tratamiento que pretenda resaltar su belleza ni crear un canon, por esa razón, el desnudo prácticamente no aparece.

De la época sumerio-acadia destacan las esculturas de dioses, reyes o personajes importantes, sedentes y cubiertas con la típica falda de piel de oveja o kaunakés. Se trata de esculturas poco naturalistas, con ojos de gran tamaño, que con el tiempo ganarán en realismo, pero que crearán un modelo, según el cual las manos se entrecruzan en el pecho y el rostro presenta un gesto apacible. De este tipo son las numerosas estatuas de Gudea, patesi de Lagash.

Durante el periodo asirio, la escultura exenta pierde importancia (tan sólo se conocen dos estatuas de reyes asirios, una de Assurnasirpal II y otra de Salmanasar III). Destacan tan sólo las gigantescas estatuas que, como genios alejadores del mal, se colocaban en las puertas de los templos, palacios o ciudades. Estos guardianes eran representaciones híbridas de distintos animales, generalmente con cabeza de hombre. Son los conocidos toros o leones alados androcéfalos, entre los que destacan los toros del palacio de Sargón en Jorsabad (siglo VIII a. de C.). Estas esculturas pueden considerarse como relieves de bulto redondo o esculturas arquitectónicas por sus lugares de colocación.

El relieve fue frecuente desde épocas tempranas, pero alcanzó su máximo esplendor en época asiria.

Estela de Naram-Sin Museo del Louvre - París
Estela de Naram-Sin Museo del Louvre - París

En época sumerio-acadia fueron frecuentes las plaquetas o estelas narrativas, entre las que destacan la estela de Naram-Sin, que representa un triunfo militar de un rey o la estela de Sargón II, que narra en orden cronológico los grandes momentos de este rey.

En época Babilónica, la estela de Hammurabi nos muestra, en su parte superior, al rey con el dios Shamash y debajo de ellos y en texto cuneiforme aparecen grabados los 282 artículos del Código de Hammurabi. Del periodo asirio, la estela más destacable es el llamado Obelisco de Salmanasar III, que también tiene un texto cuneiforme que narra los éxitos políticos del rey.

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios