HISTORIA Y ARTE - LAS CIVILIZACIONES FLUVIALES: Mesopotamia - 8ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 17 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_civilizaciones-fluviales-mesopotamia08





Historia y Arte

LAS CIVILIZACIONES FLUVIALES

Mesopotamia - 8ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11



Los templos

n las ciudades donde el gobierno estaba bajo el control de los sacerdotes, los templos alcanzaron unas proporciones sin precedentes. Como centros administrativos que eran, reunían en su interior muy variadas dependencias (graneros, salas de escribas, archivos, etc) haciendo de ellos verdaderas pequeñas ciudades. No obstante, el elemento más característico fue el zigurat, torre escalonada con terrazas a las que se accedía por escaleras o rampas y que estaba coronado por la morada del dios.

Desde mediados del tercer milenio, los templos comienzan a dejar de ser el centro económico de las ciudades. Esa desaparición de la estructura teocrática de origen sumerio hizo que los templos, al tener menos necesidad de dependencias dedicadas a la administración, evolucionaran hacia una monumentalidad que se centró en los zigurats. Surgen así las grandiosas torres de Ur, Nippur, Eridu, Uruk y Babilonia (ya en el segundo milenio). Se tiene noticia de hasta 35 zigurats, pero el paso del tiempo no ha permitido que lleguen hasta nosotros más que ruinas de esas montañas de ladrillo. En algunos casos, como en el de Babilonia (la torre de Babel), ha sido el propio río Éufrates quien se ha encargado de destruir estas imponentes obras.

Zigurat de la ciudad-estado de Ur, desde donde se observaban los astros y se realizaban actividades culturales
Zigurat de la ciudad-estado de Ur, desde donde se observaban los astros y se realizaban actividades culturales

Los zigurats comenzaron siendo de planta rectangular y a los distintos pisos se accedía mediante escaleras; este tipo fue muy frecuente en el sur de Mesopotamia. En la zona norte, el modelo adoptado fue de planta cuadrada y con accesos en rampa. El de Babilonia (de época más tardía) reunía estos dos tipos, ya que siendo de planta cuadrada utilizaba escaleras para acceder a los primeros pisos y rampas para los últimos.

Los Palacios

De estas construcciones se conservan restos muy antiguos (Mesilim, Kish y Eridu), pero los que alcanzan cierto esplendor datan de la primera mitad del segundo milenio. De esa época es el Palacio de Mari, que fue, con sus 260 dependencias una auténtica ciudad dentro de la ciudad. A él se accedía por una única puerta y su estructura, generada en torno a un patio central se extendía horizontalmente, como era habitual en las construcciones palaciegas.

Los mejores palacios son de época asiria, destacando el de Assurbanipal en Nínive y el de Sargón en Jorsabad. La grandiosidad de estas construcciones parecía tener la misión de deslumbrar al visitante y de poner de manifiesto el poder del soberano que habitaba aquella morada.

El mundo mesopotámico carece de monumentos de carácter funerario. Condicionados por una religión sin idea de salvación, ni de vida ultraterrena, la idea de la muerte resultaba terrorífica y con frecuencia las peticiones que los reyes hacían a sus dioses iban acompañadas de la rogativa de que se les concediera una larga vida. Los únicos enterramientos que destacan son los de las grandes necrópolis de Kish y de Ur, por contener tumbas reales con ricos tesoros funerarios.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios