FERRIES DE ALAND

Frecuentemente los barcos son motivos recurrentes que ilustran sellos de prácticamente todo el mundo pero, a veces, nos encontramos tan visibles los sistemas de comunicaciones que no nos resistimos a documentarlos, aunque no siempre consigamos nuestro objetivo. Las antenas es lo que nos llamó la atención de la primera serie sobre los ferries que conectan el archipiélago y sus dos países más próximos, conmemoran también el medio siglo de la línea regular entre Aland y Suecia.

 

La Viking Line inició servicios regulares entre Aland, Finlandia y Suecia en 1959, casi un lustro después nacía Alandsfärjan Ab (1963) que comenzó a cotizar en la bolsa de Helsinki el 5 de julio de 1995. En la actualidad la naviera opera siete barcos que cubren rutas entre los tres destinos citados antes y las Repúblicas Bálticas.

La línea de transporte marítimo regular fue una realidad gracias al tesón del capitán Gunnar Eklund que aglutinó esfuerzos de tres navieras, junto a Henning Rundberg: Vikinglinjen Ab, Rederi AB Slite y Alandsfärjan Ab, hasta que sólo quedó operativa la última. Desde sus inicios medio centenar de navíos han prestado servicio y han ido evolucionando al ritmo de la historia de la marina mercante que ahora combina el lujo, la suntuosidad y la alta capacidad del transporte naval.

El 1 de junio de 1959 iniciaba el servicio el primer S/S Viking que inauguró la ruta entre Galtby (Aland), Mariehamn (Aland) y Gräddö (Roslagen-Suecia), tenía capacidad para 900 pasajeros y 88 vehículos, medía 99 metros. Una semana más tarde Rederi AB comenzó a prestar servicio entre Simpnäs (Suecia) y Mariehanm, el navío elegido para esta ruta fue el Slite, un carguero reconvertido en ferry. Inicialmente el proyecto no despertó simpatías y se veía como inviable hasta que los hechos demostraron la buena salud y el espléndido futuro para la naviera que vio cómo la ruta se convirtió en el gran puente que evitaba tener que subir costeando entre las capitales de ambos países; al embarcar el vehículo se acortaba tiempo y molestias a los usuarios que pronto vieron la rapidez y la fiabilidad del servicio aunque tuvieran que hacer una noche a bordo en Mariehamn, el servicio fue más utilizado y las tarifas comenzaron a ser más económicas y el S/S Viking pronto estuvo al máximo de su capacidad, el éxito de la líneas acabaría aumentando con las tiendas libres de impuestos que permitían compras a precios verdaderamente competitivos respecto al mercado local.

En 1960 se cambió el puerto de destino en Suecia, ese año se pasó de Gräddö a Kapellskär. En esa época se entablaron las primeras discusiones sobre la gestión del negocio que acabó con el clásico ferry que desde 1963 sería una rentable línea conocida como El ferry de Aland (Alandsfärjan Ab) se afianzaba en el negocio marítimo, en 1966 daría lugar a la Viking Line Marketing Ab Oy.

En 1970 se añadían nuevos navíos para prestar un servicio de calidad de acuerdo con los estándares escandinavos, similar a los servicios que prestan las autopistas europeas. Poco después se inició la época dorada de los cruceros y la ruta se alargó hasta Turku (Finlandia). En 1980 quedaba inaugurado el servicio regular con Estonia, tras su entrada en la Unión Europea se vería favorecido con una mayor afluencia de turismo y calidad en el transporte. Rederi y Viking Line conformaron el consorcio en 1988 y 1993, este último año la operadora naval quedaba integrada dentro del célebre grupo empresarial Viking Line.

El primer navío que se bautizó Viking Line en esta ruta y que aparece en el facial acifrado con tarifa nacional se construyó en Dumbarton (Escocia) en 1924, prestó servicio como S/S Dinard para la Southern Railway Company, transportaba 900 pasajeros, 85 automóviles y tres camiones con remolque en cada travesía, estuvo en servicio entre el 1.06.1959 y el 12.08.1970. En el sello podemos admirar su complejo sistema de antenas, lamentablemente, a pesar de lanzar un CQ el verano pasado para intentar localizar alguna QSL y su señal de llamada, no hemos tenido éxito. En los sesenta había en España un manual en el que aparecían las señales de llamada de todos los navíos del mundo, por supuesto era de uso restringido y no estaba al servicio del público sino para el encaminamiento del servicio telegráfico, pero no hemos logrado localizar ese material histórico que habría completado la ficha del barco filatélicamente hablando.

El siguiente facial nos ofrece una perspectiva del Newbuilding que debía entrar en servicio a finales del 2009 o comienzos del 2010, un flamante, moderno y funcional ferry que revitalizará la línea y reducirá considerablemente el tiempo en la ruta. También nos ofrece sus antenas que ahora son menos espectaculares que las de su hermano de mediados de siglo, aunque destaca de manera bien visible la de comunicaciones por satélite. Es el primer navío de estas características que entrará en servicio en esta región del norte de Europa.

La nueva serie de temática naval o radial, cada uno puede buscar el hueco que desee, fue diseñado por Hakan Sjöström, el primer valor acifrado corresponde a 0,75€ (tarifa básica nacional que ellos denominan INRIKES) y a 0,80€ (Europa). Se lanzaron en hojas de 15 ejemplares, tamaño 35,4x26mm, perforación 13 en papel de 110 gramos, fueron impresos en offset a cuatro colores por la francesa Cartor, tuvieron una tirada de 200.000 ejemplares que comenzaron a circular el 1 de junio de 2009.

www.posten.ax
frimarken@posten.ax
katja.rikberg@posten.ax

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


  • CONSULTA TAMBIÉN LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS: