CL aniversario de Tesla

“El progreso y la evolución del hombre dependen, esencialmente, de su ingenio.  El producto más importante del espíritu creador es la invención. Su objetivo final es el dominio total del espíritu sobre la naturaleza y la  utilización de sus energías para el bien de la humanidad. Es una tarea difícil la del inventor que, frecuentemente, es un incomprendido y muy poco recompensando. Él encuentra compensación en el placer que le produce el trabajo y su conocimiento, que le hace una persona con aptitudes excepcionales que lo convierten en una especie periclitada en la lucha contra los elementos a los que trata de vencer”.

(Nota biográfica en su libro “Mis inventos”, Nueva York, 1919).

      Tesla fue uno de los grandes inventores del siglo XX que encaminó a la humanidad por el camino de la tecnología. Todas sus teorías y sus experimentaciones crearon las condiciones que llevaron al mundo a la electrificación total con su sistema de corriente alterna polifásica. Sus trabajos en las corrientes de alta frecuencia y de las transmisiones radioeléctricas por ondas electromagnéticas hicieron posible el posterior desarrollo de la radio y las telecomunicaciones en general. Sus investigaciones llevaron al descubrimiento del radar. Era un experimentador nato y nunca se conformó con elaborar la teoría, ideaba mentalmente cómo debía funcionar y, llegado el caso, tras sus investigaciones construía y preparaba los aparatos para verlos funcionar experimentalmente.

     Nikola Tesla nació la medianoche del 9-10 de julio de 1856 en Smiljan [una pequeña ciudad cercana a Gospic, en la zona de Croacia, entonces integrada en el Imperio Austro-húngaro]. Desde niño le encantó experimentar, ese espíritu lo heredó de su madre; su escuela primaria la realizó en su ciudad natal y Gospic; consiguió una beca y siguió sus estudios en el gran Liceo de Enseñanza de Ciencias y Lenguas de Rakovac (cercanías de Karlovac). Entre 1875-1878 estudió en la Escuela Técnica Superior de Graz [actual Austria] hasta que se vio obligado a suspender su formación ya que se acabó la dotación económica de su beca.

     Tres años más tarde entraba a trabajar en las oficinas del Telégrafo Imperial en Budapest (1881) donde iniciará, desde las colinas budapestinas, sus experimentaciones sobre el campo magnético rotativo y los motores eléctricos alimentados por corriente alterna.  Trabajaría algún tiempo en París y Estrasburgo hasta que en 1884 parte hacia los Estados Unidos. Una vez llega a Nueva York habla con Edison y entra a trabajar con el “Mago de Menlo Park”, sus ideas chocan con las del norteamericano y se desata una hostilidad que desemboca en la denominada “guerra de las corrientes”. Un año después funda Tesla Electric Ligh and Manufacturing Company (1885).

     El período más difícil de su vida se dio en esa etapa: 1886-1887, cuando se ve obligado a trabajar como obrero para la instalación del cable en Nueva York, a finales del último año funda la Tesla Electric Company y en sus laboratorios experimenta el método de la corriente alterna que le llevan a depositar las patentes del motor eléctrico y del sistema de distribución de la corriente. El 15 de mayo de 1888 realizó una conferencia ante los miembros del Instituto Americano de Ingenieros Eléctricos donde presentó un modelo de motor de inducción. Ese mismo año George Westinghouse compró su invento y tres años más tarde depositó nuevos modelos de patentes. En su honor existe el Transformador de Tesla. La muerte de su madre le hace regresar, brevemente, a Croacia en 1892 en donde realiza una conferencia sobre la electrificación y la corriente alterna.

     En 1893 se adoptó el plan Westinghouse para la central hidroeléctrica del Niágara; la corriente trifásica producida por los generadores fue transportada por líneas eléctricas hasta Búfalo, la central quedó finalizada en 1896 y fueron numerosas las aportaciones de Tesla en el proyecto. Ese mismo año de 1893 ayudaba al norteamericano a iluminar la Exposición Universal de Chicago, en ella se confirmó la victoria de la corriente alterna sobre la continua. Durante sus estudios y experimentaciones llegó a descubrir los principios fundamentales de la radiotécnica. En 1896 realizó los primeros ensayos con Rayos X y aparecieron los primeros “teleautómatas” (máquinas manipuladas a distancia por medio de radiocontrol).

     A finales del XIX realizó en Colorado Springs diversos ensayos con las altas tensiones y la alta frecuencia. Fue en el laboratorio donde descubrió las ondas estacionarias de tierra y realizó una descarga artificial de más de un millón de voltios.

     En 1906 demostraba el funcionamiento de la Turbina de Tesla; conseguía la más alta recompensa del Instituto Americano de Ingenieros Eléctricos, la medalla Edison en 1917, año en que sentaba los principios básicos del radar. Lamentablemente el proyecto Wardenclyffe (Long Island) y la I Guerra Mundial le habían llevado a la bancarrota en 1915.

 

     Con motivo del 75 aniversario de su nacimiento, Tesla fue portada de Time. En Estados Unidos realizó 112 patentes y otras 156 en el resto del mundo. Fue nombrado Doctor Honoris Causa por Universidades de Columbia, Yale, Poitiers, Graz, Viena, Bucarest, Belgrado, Brno, Grenoble, París, Praga, Sofía, Zagreb… ¡Lo que cambian los tiempos, hoy en día ese honor se lo conceden a cuatro politicastros que, en la mayoría de los casos, no son capaces de realizar un discurso medianamente comprensible a pesar de los millones con los que cuentan sus asesores para prepararlos!

     Nunca contrajo matrimonio y no dejó herederos directos. Tenía fobia a los caballos, los bacilos y los melocotones; su obsesión se centró en las propiedades del número tres. Hasta el último momento de su vida amó la compañía de las palomas y al margen de su lengua materna, dominaba el inglés, francés, alemán, italiano, checo y húngaro. Dejó este mundo en la habitación número 3327 del Hotel New Yorker el 7 de enero de 1943. La I Guerra Mundial lo arruinó y en la II murió.

     En su honor, desde 1960, la unidad para la inducción magnética en el sistema internacional lleva su nombre. En 1975 el Instituto de Electricidad, Electrónica e Ingeniería [el célebre IEEE por sus siglas en inglés] creó el premio Tesla que se entrega a personas destacadas en la energía eléctrica. Un cráter de la Luna lleva su nombre, a 450 millones de kilómetros del Sol gravita el asteroide 2244 Tesla que tiene 30 kilómetros y el compositor australiano Constantine Koukias compuso la ópera Tesla-Lightning in his hand.

     En numerosas ocasiones ha sido filatelizado nuestro personaje. Puede decirse que su campo de acción permite montar una buena colección temática por poco que el coleccionista se lo proponga. Hay muy buen material sobre este genio de la electricidad y materias afines. Las últimas estampillas fueron lanzadas por su país natal: Croacia (entonces integrada en el imperio Austro-húngaro y hasta finales del XX territorio Yugoslavo). Fue un efecto de 3,50 Kunas de facial, nos muestra a Tesla en una foto que le tomó George Grantham Bain: “Tesla consultando el libro de Ruder Boskovic sobre la espiral secundaria del transformador de alta frecuencia en su laboratorio en East Houston 46-Nueva York”. Era el 4 de mayo de 1901, actualmente se conserva en el Museo Tesla de Belgrado (Serbia).

     El diseño corrió a cargo de Danijel Popovic (Zagreb) y se imprimió en hojas de 16 efectos, tuvo una tirada de 200.000 ejemplares, siendo su primer día el 10 de julio de 2006. Un día antes el correo croata en Bosnia Herzegovina lanzaba otro ejemplar de 2 Bam, este apareció el 9 de julio, de modo que entre ambos nos cubren la medianoche del día de su nacimiento hace 150 años, se lanzó en minipliegos de nueve ejemplares y lo muestra casi de frente con un fondo emitiendo señales eléctricas.

2 comentarios:

  1. iglesias emanuel

    si tiene mas informacion acerca de la turbina de tesla puede enviarmela? desde ya muchas gracias…

  2. Sus obras hablan por si mismas, en nuestros tiempos es dificil hallar un ser humano con sus mismos ideales, solo queria compartir una frase interesane de Nikola Tesla decia que “Nuestros sentidos nos permiten percibir solo una pequeña porcion del mundo exterior”. Demos gracias al universo por darnos la oportunidad de conocer a seres especiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


  • CONSULTA TAMBIÉN LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS: