LITERATURA PROSISTA - LA LITERATURA EN EL SIGLO XVII: La novela - 8ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 15 usuarios conectados    

 

/cultureduca/litepros_literatura-en-el-siglo-xvii-la-novela-08





Literatura prosista

LA LITERATURA EN EL SIGLO XVII

La novela - 8ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9



La novela corta

 partir de la publicación de las Novelas ejemplares de Cervantes se produce el éxito de las novelas cortas, género que en España había inaugurado el autor del Quijote. Hasta finales del siglo XVII se publican numerosas obras de este tipo, generalmente agrupadas en colecciones que, unas veces, incluían varias obras de un mismo autor y, otras, obras de diferentes autores. Los relatos de estas colecciones sólo estaban unidos por el título común en los primeros años; más tarde las novelas contarían con un marco narrativo común (herencia de los orígenes italianos del género, pues el marco ya existía en el Decamerón, de Boccaccio), para acabar al final en obras misceláneas, que incluían también poesías, textos dramáticos y otros de diferentes tipos.

Los principales autores de novelas cortas son claramente discípulos de las novelas ejemplares cervantinas, a las que muchas veces deben tanto como a los modelos italianos (Boccaccio, Bandello o Giraldo Cinthio), sobre todo en cuanto a temas se refiere. Además, algunos de ellos cultivaron otros subgéneros novelescos, con bastante éxito, y aprovecharon la forma de la novela corta para incluir historias de tipo picaresco, costumbrista, de aventuras, etc..

Alonso de Castillo Solórzano (1584-1648), autor dramático y poeta, escribió unas cincuenta novelas cortas a partir de 1625, además de varios libros más extensos. Todas aparecieron reunidas en colecciones: Tardes entretenidas (1625, seis novelas), Jornadas alegres (1626, cinco novelas), Huerta de Valencia (1629, cuatro novelas), Noches de placer (1631, doce novelas), Los alivios de Casandra y Sala de recreación (1640, seis novelas cada uno), etc. En general, estas novelas narran complicadas aventuras, con abundantes viajes por diferentes ciudades.

Alonso Jerónimo de Salas Barbadillo (1585-1635) publicó en 1615 ocho novelas cortas con el título Corrección de vicios; en 1620 aparecieron otras seis (Casa del placer honesto) y seis más en 1623 (Don Diego de noche). Igual que a Castillo Solórzano debe considerarse a Salas Barbadillo un seguidor de la novela ejemplar cervantina.

Importante fue también la obra de María de Zayas y Sotomayor (1590-1661), que publicó veinte novelas cortas en dos partes: en 1637 aparecieron sus diez Novelas amorosas y ejemplares, y en 1647 Desengaños amorosos. Segunda parte del sarao y entretenimiento honesto, con las diez restantes. Esta autora, considerada como la primera muestra de feminismo en la literatura española, utilizó un marco narrativo tomado de la obra de Boccaccio (unos jóvenes reunidos que se dedican a contar historias). El tema amoroso es el más importante, sobre todo en la segunda parte, y es tratado con una gran dosis de erotismo; en algunos casos, los temas proceden de la novela italiana y en otros de las Novelas ejemplares de Cervantes.

Entre muchos otros escribieron novelas cortas con mayor o menor fortuna Lope de Vega (cuatro novelas: Novelas a Marcia Leonarda) y Juan Pérez de Montalbán (1602-1638), autor de Sucesos y prodigios de amor (1624, con ocho novelas) y Para todos (1632, tres novelas).

1 2 3 4 5 6 7 8 9

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios