LITERATURA PROSISTA - LA LITERATURA EN EL SIGLO XVII: La novela - 5ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 23 usuarios conectados    

 

/cultureduca/litepros_literatura-en-el-siglo-xvii-la-novela-05





Literatura prosista

LA LITERATURA EN EL SIGLO XVII

La novela - 5ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9



Miguel de Cervantes (continuación)

Obras nevelescas (continuación)

Principales rasgos del Quijote (continuación)

a comicidad de la novela se consigue por diferentes vías; la propia locura del personaje es una de ellas. Sus acciones disparatadas y el choque de su mundo con la realidad son también recursos para situaciones cómicas. Y la utilización del lenguaje de los diferentes personajes, contrapuesto casi siempre (sobre todo en los diálogos entre el caballero y el escudero) está al servicio de esa comicidad. Aunque no falten tampoco situaciones de tipo elevado, alejadas de lo cómico, en las que el uso del lenguaje se adecua perfectamente.

Finalmente, los personajes secundarios, tanto los que tienen una actuación importante como los que aparecen de forma más breve, responden al mundo contemporáneo reflejado con realismo en el Quijote. Y que son el contrapunto del protagonista y de su locura, de su mundo idealista, arcaico y ya desaparecido, mucho más que la figura ingenua de Sancho Panza, que representa más el complemento de don Quijote que su contrafigura.

Entre las dos partes del Quijote, aparecieron las Novelas ejemplares (1613). Cervantes afirma en el prólogo que él fue el primero en novelar en lengua castellana; por novelar entendía escribir "novelle", es decir, la forma narrativa breve procedente de Italia. Y llamó "ejemplares" a las doce novelas cortas que incluyó en aquel tomo. La extensión no es, sin embargo, la característica principal de estas obras; cortos eran también los cuentos y las anécdotas ampliadas del siglo XVI y de la Edad Media, a los que poco o nada debe esta forma narrativa. La novela corta cervantina presenta una concentración de la acción, sin desviaciones, con un diálogo ágil; no incluye citas clásicas o frases sentenciosas de tipo filosófico o moral, que tanto abundaban en las obras de la época.

Suelen clasificarse las novelas ejemplares cervantinas en dos grupos. Un primer grupo, compuesto por cinco novelas (La fuerza de la sangre, El amante liberal, Las dos doncellas, La española inglesa y La señora Cornelia), consideradas más próximas a las novelle italianas, presenta una mayor dosis de idealismo y de inverosimilitud; en ellas el argumento tiene mayores complicaciones y las aventuras de los protagonistas son lo fundamental, con ausencia de detalles de tipo realista. El segundo grupo está formado por las restantes siete novelas, consideradas mejores; en ellas predomina el realismo en la descripción y presentación de los ambientes; asimismo, el estilo narrativo picaresco está presente en algunas (Rinconete y Cortadillo, por ejemplo).

La última obra que escribió Cervantes fue Los trabajos de Persiles y Sigismunda, publicada al año siguiente de su muerte. Se trata de una novela bizantina, en la que se engarzan en una trama general pequeñas historias (que en muchos casos se podrían considerar novelas cortas o ejemplares), que constituyen las numerosas aventuras de los protagonistas.

1 2 3 4 5 6 7 8 9

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios