HISTORIA Y ARTE - LAS CIVILIZACIONES FLUVIALES: Egipto - 4ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 21 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_civilizaciones-fluviales-egipto04





Historia y Arte

LAS CIVILIZACIONES FLUVIALES

Egipto - 4ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10



Mentalidad y pensamiento (continuación)

n Egipto, las cosmologías teológicas no impedían que, cuando un faraón establecía una nueva capital (esto sucedía con frecuencia), se nombrase una nueva divinidad a la que habitualmente se le añadía el nombre de Ra, con lo que parecía que no se producía ruptura alguna.

Una de las creencias fundamentales de los egipcios fue la de una vida de ultratumba. Se trataba de una forma de vida tras la muerte, profundamente compleja en lo que se refiere a su consecución y muy simple en su concepción. Creían que esa vida era semejante a la terrenal, pero alcanzarla suponía un complejo proceso en el que intervenían varias formas "espirituales" difíciles de definir y con cualidades muy peculiares. Las dos formas o principios más importantes eran el Ba y el Ka. El Ba abandonaba el cuerpo tras la muerte, estaba representado por un pájaro y regresaba al cuerpo por las noches.

El Ka eran el conjunto de cualidades o el carácter del individuo muerto; en cierto sentido, el Ka era la parte responsable de la inmortalidad y su morada, tras la muerte, era la tumba. En toda esta concepción resultaba fundamental que el cuerpo del fallecido permaneciera en buen estado para poder seguir vinculándose al Ba y al Ka. La gran dificultad que supuso la conservación de los cuerpos (cuya técnica tardó en desarrollarse) hizo que la representación del muerto en piedra o pintura fuese suficiente como sustituto del propio cuerpo.

Los egipcios no se plantearon el cuándo de esa nueva vida, sino únicamente el cómo se conseguía.

Una serie de textos recogidos en el "Libro de los muertos" se encargaba de dar consejos e instrucciones para después de la muerte y para afrontar dignamente el juicio de Osiris. Estos textos, con frecuencia, se incluían en las tumbas e incluso las hojas de papiro que los contenían se colocaban entre las vendas de las momias, para que el fallecido siempre tuviera a mano su sabiduría.

La idea de una vida de ultratumba fue determinante para muchos aspectos de la vida en el Egipto antiguo. En primer lugar, el convencimiento de que había otra vida debió ser un aliciente más para disfrutar felizmente de la existencia terrenal y para tener una mayor confianza en los dioses, que se traducía en un profundo respeto por los actos religiosos y por las obligaciones para con los templos. En segundo lugar, hizo que los egipcios se preocuparan por sus tumbas y, sobre todo, por las de los faraones.

Es evidente que la inmensa mayoría de la población no podía disponer de las fastuosas tumbas faraónicas, pero estaba también claro que había que asegurarle al dios-faraón, personificación de Osiris, una tumba digna que le asegurara el renacer del dios. En este sentido, debe considerarse que para los egipcios la muerte del faraón era como entrar en un caos, que sólo se restauraba tras su adecuado entierro y el nombramiento del nuevo faraón.

Con el tiempo se difundió la creencia de que todo hombre se transformaba en Osiris al morir, con lo que su proceso de alcanzar la vida de ultratumba se simplificaba. Para las clases menos pudientes había, no obstante, tipos de embalsamiento más sencillos y entre el pueblo llano la práctica más común fue la desecación del cadáver, enterrándolo durante cierto tiempo entre las calientes arenas del desierto.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios