PÁJAROS DE LOS HUMEDALES DEL NERETVA (BOSNIA-HERCEGOVINA)

El correo croata de Mostar (Bosnia Herzegovina) nos obsequia con una nueva y preciosa composición dedicada a la ornitología, se trata de cuatro especies habituales de las zonas húmedas impresos en minipliegos de ocho ejemplares combinados diseñados por Dinko Raic en la imprenta Zrinski d. d. (Cakovec) en offset, el facial para cada efecto era de 1,50 BAM, dentado 14 y papel de 102 gramos, tamaño de los sellos 35,50×25,56mm, comenzaron a circular el 1 de noviembre de 2009.

Las especies filatelizadas son habituales de una de las zonas húmedas más importantes de este país balcánico y también en la península Ibérica, su hábitat es frecuentemente visitado por aficionados y ornitólogos de toda Europa que vienen a observarlos en el río Neretva; las cuatro fueron catalogadas por Linneo en 1758.

Coturnix coturnix, la popular codorniz es una especie de una amplia distribución, ave migratoria, es una de las más cinegéticas de toda la península. De reducido tamaño (alrededor de 20 centímetros) y escaso peso (raramente sobrepasa el cuarto de kilo), es de un característico color marrón que le permite un camuflaje casi perfecto, sobre todo cuando se ve amenazada. Aún recuerdo lo difícil que era atrapar sus polluelos cuando en mi niñez me entretenía en salir en su búsqueda para intentar criarlas en el corral de casa junto a las demás gallináceas. Ambos sexos apenas presentan diferencia, aunque los aficionados no tendrán mucha dificultad para saberlo mirando la parte de la garganta. En primavera y verano es fácil localizarla en los terrenos de cereales y prados, mientras que con el calor suele buscar refugio en los campos de hierbas o zonas de junqueras o humedales.

Su dieta suele ser insectívora en la primavera y se transforma en granos de trigo, cebada, centeno u otras gramíneas a medida que avanza el verano en donde tampoco desprecia otras semillas o pequeños frutos. Suele pasar los inviernos en la zona norteafricana y el acoplamiento sexual se realiza durante el verano tras la migración. El macho suele cubrir varias hembras, en España es frecuente observar la ceremonia y cortejo entre los meses de abril y junio, sobre todo cuando los machos controlan a sus hembras que poco después comenzarán a colocar sus huevos en pequeños nidos situados en el suelo de forma rústica, frecuentemente en zonas cerealísticas o herbáceas. Cada puesta oscila entre los 6 y 18 huevos marrones, frecuentemente con manchas oliváceas que eclosionan a las tres semanas y, casi de inmediato, los polluelos siguen a la madre, un mes después ya son unos experimentados voladores.

Como tantas gallináceas, es muy apreciada en la cocina y fácilmente criable en cautividad, sobre todo la especie Coturnix coturnix japónica que a veces se hibrida con las silvestres cuando escapa de granjas o se utiliza para repoblación o casa selectiva en zonas acotadas. Se dice de ella que es la pariente pequeña de la perdiz.

Cuculus canorus, el cuco común es un ave estival en el continente europeo, su zona habitual es la boscosa y de setos. De características solitarias, es fácilmente localizable siguiendo su célebre y pegadizo canto que le da nombre. Especie poliándrica, coloca su huevo en los nidos de otras aves insectívoras, generalmente más pequeñas, que se encargarán de su cría; el cuco, tras nacer, expulsará del nido al resto de polluelos o los huevos de la especie en la que ha sido dejado, de tal forma que se queda solo en el nido en donde será alimentado sin ningún problema por la especie colonizada (se estima que hay una treintena de especies parasitadas por el cuco). En su máximo desarrollo alcanza más de 30 centímetros.

Suele pasar los inviernos en África y en algunos países hay toda una tradición de vigilancia para oírlo cantar por primera vez con la llegada de la primavera; por ejemplo, en el caso de las islas británicas, el primer descubridor lo comunica al Times y se establece la fecha primaveral de su llegada a las islas en torno al 15 de abril.

Se conocen tres subespecies, la habitual por la península Ibérica es la Cuculus canorus bangsi; la Cuculus canorus  canorus es habitual en Europa, Siberia y Japón o la Cuculus canorus subtelephonus que se localiza entre Turkestán y Mongolia.

Nycticorax nycticorax, el martinete común también presenta varias subespecies que se distribuyen por Europa, África, Asia y América. En las islas Falkland (Malvinas para los argentinos) nos encontramos con la Nycticorax nycticorax falklandicus. Su hábitat suele ser la zona de humedales (ríos, lagos, pantanos, vegas, etc., predominando especialmente en las partes bajas).

De las especies filatelizadas hoy es una de las especies más grandes, casi alcanza los 60 centímetros, en su dieta entran diferentes pececillos, anfibios e insectos; suele ser de hábitos nocturnos, fácilmente localizable al anochecer y al amanecer. Para cazar suele quedarse inmóvil dentro del agua a la espera de cualquier especie que suele ensartar con su pico e ingerir seguidamente.

Suele realizar puestas de 2 a 5 huevos en zonas cercanas al agua y, a veces, otras especies les dejan sus huevos para que el martinete les críe sus polluelos. También se le conoce como garza bruja (en Cataluña sería el popular Martinet de nit o martinete nocturno). Esta zancuda apenas presenta diferencias entre ambos sexos que suelen presentar un color gris-oscuro, con un blanco-amarillento en la zona ventral, etc. Son característicos sus ojos de un color rojo intenso o anaranjado y las tres plumas que le salen de la nuca, las del macho algo más largas.

Rallus aquaticus, el rascón común o europeo es habitual de las zonas de carrizo o cañaveral, apenas llega a los 30 centímetros y un intenso color azul. Nidifica en las zonas secas de su hábitat y su puestas de hasta una docena de huevos. Migratoria, algunos individuos del oeste y sur de Europa suelen permanecer en el mismo territorio todo el año cuando no se da una climatología extrema, zonas en las que suele aumentar considerablemente la población con la llegada de los individuos migratorios en las últimas jornadas otoñales. Hay catalogadas cuatro subespecies y su distribución se da esencialmente en el hemisferio norte. Lamentablemente las perspectivas para la especie no son muy halagüeñas en la península Ibérica debido al constante deterioro -cuando no es total su desaparición- de las zonas húmedas o los denominados corredores fluviales.

www.post.ba

JUAN FRANCO CRESPO
lacandon999@yahoo.es

 

¿Te gusta? Pincha para compartir en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Un comentario:

  1. MUY BUENO:
    Conozco la página por Daniel Pérez, y la publicito en mi blogs:
    http://amalialateano.blogspot.com
    Les mando un saludo
    AMALIA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • CONSULTA TAMBIÉN LOS ARTÍCULOS RELACIONADOS: