Filatelia: Anátidas (patos y ocas en los sellos rumanos)

     Durante toda la historia el ser humano aprovechó los huevos, carne y plumas de cisnes, gansos y patos al tiempo que los cazó y domesticó; el amplísimo número de tribus (familias) en este tipo de aves, esencialmente acuáticas, hace que aún hoy encontremos centenares de ellas totalmente salvajes que viven en estuarios y mares poco profundos en todos los rincones del planeta.

     El plumaje de las anátidas suele ser muy variado y de gran vistosidad, especialmente entre los patos y gansos, algunos de ellos verdaderas joyas multicolores a poco que la especie se deje observar. La mayoría suelen anidar en el suelo o en los rebordes rocosos en donde colocan entre 4 y 14 huevos de diferentes tonalidades y tamaños (depende de la especie) que suelen eclosionar a las tres semanas, rápidamente abandonan el nido y siguen a la madre. En su dieta es frecuente una gran variedad de moluscos, crustáceos, peces, insectos, larvas… También vegetación acuática o terrestre: hojas, brotes o raíces.

Filatelia: Anátidas (patos y ocas en los sellos rumanos)

     La mayor problemática que padecen las anátidas viene de la caza, sobre todo cuando se utilizan perdigones de plomo: uno solo de ellos, ingerido por cualquier ave, una vez que pasa al buche y disueltos sus ácidos en el estómago, el ave morirá sin remisión. De ahí que muchos de los países europeos, donde la caza de aves acuáticas está permitida, hayan legislado sobre este tipo de munición y está terminantemente prohibido; en España la normativa comenzó a aplicarse en el 2001. El debate proteccionista se dio tras llegarse a la conclusión de que un promedio de dos millones de anátidas morían anualmente tras la ingesta de perdigones, de ahí que en determinadas zonas la cantidad de aves acuáticas disminuyera drásticamente tras la temporada de caza, ahora se suelen emplear otras aleaciones que, al parecer son menos dañinas para la avifauna en general.

Filatelia: Anátidas (patos y ocas en los sellos rumanos)

     Hay catalogadas 162 especies divididas en 50 géneros, su tamaño oscila entre 30-150 centímetros con un peso que va de los 250 gramos a los 15 kilos. Las que nos ofrece una reciente emisión del servicio postal rumano son: Anser erythropus (0,40 L), Branta ruficollis (0,60 L), Anas acuta (1,60 L), Anser albifrons (2,10 L), Neta rufina (3,60 L), Anas querquedula (4,70 L), Anas clypeata (5,60 L HB). El sobre oficial de primer día oficial incorpora la especie Anas crecca. En todos los casos son especies migratorias habituales en el hemisferio norte que, en el período invernal, bajan a zonas más septentrionales, raramente sobrepasan la línea ecuatorial.     Anas acuta (1,60 L) o ánade rabudo (también conocido copo pato rabudo) se caracteriza por sus largas plumas caudales que dan nombre a esta especie de los patos denominados «chapoteadores» (tribu anatini) en la que están catalogadas 57 especies en 11 géneros. La primera catalogación de esta especie la realizó Linneo en 1758, su distribución se da, preferentemente, en las zonas continentales norteñas; durante el invierno realiza su migración hacia las zonas sureñas, difícilmente sobrepasa la línea ecuatorial, mide 50-65 centímetros (80-95 con las alas extendidas en pleno vuelo) y llega a pesar los 850 gramos.

Filatelia: Anátidas (patos y ocas en los sellos rumanos)

     Anser albifrons (2,10 L) o ánsar careto grande está integrado en los gansos verdaderos (tribu anserini), hay catalogadas 15 especies en dos géneros. Scopoli lo catalogó por primera vez en 1769, al parecer lo observó en el Norte de Italia y lo nombró como Branta albifrons que también aparece en las enciclopedias con esta otra definición. Mide entre 65-.86 centímetros (130-165 en pleno vuelo), pesa entre 1700-3000 gramos; su hábitat estival son las grandes zonas polares norteñas desde Alaska a Siberia; en invierno emigra hacia el sur y muy rara vez se ha observado más abajo del Trópico de Cáncer.

     Anas clypeata (5,60 L HB) o cuchara común, también es un ave típica del norte, fue censada por Linneo en 1758, tiene similar área de distribución y movimientos migratorios que las anátidas anteriores; alcanza los 43-56 centímetros (70-85 en vuelo), pesa entre 410-1100 gramos.

     Anser erythropus (0,40 L) el ánsar chico ya esta catalogado como raro y por lo tanto en franco retroceso en cuanto a áreas de observación y número de individuos. Su distribución va desde Cabo Norte (Noruega) a la zona ártica del Lejano Oriente (Rusia). Durante el invierno suele descender a zonas muy bien definidas del Danubio, Mar Caspio y las planicies cercanas al Mar de la China; alcanza entre 53-66 centímetros y logra un peso de 1300.2300 gramos, Linneo lo documentó por primera vez en 1758 en la zona de Laponia (Europa septentrional).

     Anas querquedula (4,70 L) o cerceta carretona también fue documentada por Linneo en 1758 en las zonas paleárticas de Europa (desde las islas británicas hasta la lejana península rusa de Kamchatka (una de las zonas más bellas y salvajes de la región, especialmente la parte volcánica), generalmente se distribuye entre los 42º N y 65º N, en el invierno se desplaza al sur y raramente sobrepasa la línea ecuatorial siendo frecuente su observación en parejas o pequeños grupos, mide entre 37-41 centímetros y su peso oscila entre 290-480 gramos.

Filatelia: Anátidas (patos y ocas en los sellos rumanos)

     Branta ruficollis (0,60 L) o serrata mediada o barnacla cuelliroja tiene un precioso colorido negro (superior), marrón a ambos lados de la cabeza y parte del cuello, blanco el vientre y partes laterales con algunas rallas y patas grisáceas. Fue catalogada por Pallas en 1769 en el siberiano río Ob; su distribución es esencialmente ártica (península de Taimir) en plena tundra, mide entre 53-56 centímetros (116-135 en pleno vuelo), pesa entre 1150-1625 gramos. A finales de septiembre emigra al Mar Negro (esencialmente a Rumania y Bulgaria) o a la zona del Mar Caspio y al Aral. Pequeños grupos se han observado también en Grecia y Turquía, siendo extremadamente raros en otras latitudes, aunque a veces algunas parejas perdidas han alcanzado las islas británicas o la lejana China. Es una especie en franco retroceso en todas las zonas en que habitualmente se encontraba.

     Neta rufina (3,60 L) o pato colorado fue clasificado por Pallas en 1773 que lo localizó en la zona del Mar Caspio y el desierto de Tartaria. Se conocen pequeñas colonias en el Sur y Este de España, Mar Negro, Turquía, sur y noroeste de China. En ocasiones parejas aisladas o pequeños grupos han sido vistos fuera de esas áreas habituales para la especie, emigran hacia el sur, con preferencia las zonas mediterráneas y las del Himalaya; alcanza 53-58 centímetros (84-88 con las alas desplegadas) y alcanza entre 830-1320 gramos.     Los sellos se imprimieron en minipliegos de diez ejemplares y cinco viñetas sin valor postal que van en el lado izquierdo o derecho (lo que obliga a quedarse con dos ejemplares de cada facial si queremos tener en nuestra colección los sellos con la viñeta en ambos lados). Una hojita bloque con dos trípticos y, finalmente, una hojita bloque sin dentar. Fueron diseñados por Radu Oltean, se lanzaron 575 tarjetas máximas y otros tantos juegos de sobres de primer día -excepto el facial sin dentar que no se realizó dicho sobre de manera oficial-. En total la emisión fue de 1.576.000 sellos (hojas de diez ejemplares), 78.000 (trípticos hoja bloque) y 12.000 hojitas sin dentar.

www.romfilatelia.ro
office@romfilatelia.ro

JUAN FRANCO CRESPO
lacandon999@gmail.com

¿Te gusta? Pincha para compartir en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • CONSULTA TAMBIÉN LOS ARTÍCULOS RELACIONADOS: