Literatura gallega: La vida y obra de Rosalía de Castro (4)

<– Viene de la 3ª parte         Continúa en la 5ª parte –>

De Cantares gallegos a Follas novas (continuación)

La solidaridad y la denuncia

Volviendo nuevamente a las «Dúas palabras da autora», encontramos:

«… que si non pode senón ca morte despirse o esprito das envolturas da carne, menos pode o poeta prescindir do medio en que vide e da naturaza que o rodea, ser alleo a seu tempo e deixar de reproducir, hastra sin pensalo, a eterna e laiada queixa que hoxe eisalan tódolos labios. Por eso iñoro o que haxa no meu libro dos propios pesares ou dos alleos, anque ben podo telos todos por meus»

[«… que si no puede sino con la muerte despedirse el espíritu de las envolturas de la carne, menos puede el poeta prescindir del medio en que vive y de la naturaleza que lo rodea, ser ajeno a su tiempo y dejar de reproducir, hasta sin pensarlo, la eterna y sentida queja que hoy exhalan todos los labios. Por eso ignoro lo que haya en mi libro de los propios pesares y de los ajenos, aunque bien puedo tenerlos todos por míos»]

Esta afirmación nos sitúa en la dimensión solidaria de Rosalía, del poeta que ojea su entorno y pone su pluma al servicio de los débiles, de los desheredados, de los expulsados de la propia tierra… el terrible azote de la emigración, censurado por Rosalía, visto por ella como una auténtica aniquilación del país cuando, desde sectores sociales democráticos y progresistas, se defendía el éxodo de los gallegos a América como un «dereito» [«derecho»]. La denuncia de la emigración aparece en Follas novas desde dos perspectivas:

— Las de los hombres, que, embargados sus bienes y desahuciados, se lanzan a la aventura sin esperanzas de retorno:

¡Van a deixala patria…!
Forzoso, mais supremo sacrificio.
A miseria está negra en torno deles,
¡ai!, ¡adiante está o abismo…!

— La de las mujeres («Viúdas dos vivos e viúdas dos mortos» [«Viudas de los vivos y viudas de los muertos»] de las que Rosalía nos dice: «…e así, abandonadas, chorando o seu desamparo, pasan amarga vida antre as incertidumbres da esperanza, a negrura da soidade i as angustias dunha perene miseria.» [«… y así, abandonadas, llorando su desamparo, pasan amarga vida entre las incertidumbres de la esperanza, la oscuridad de la soledad y las angustias de una eterna miseria»].
Construye Rosalía una epopeya popular que tiene por protagonistas a estas «valerosas heroínas». Los poemas se convierten en una denuncia de «aqués que ten fama de honrados na vila» [«aquellos que tienen fama de honrados en la villa»] y que con sus leyes provocan la miseria de todo un pueblo. En algunos poemas la resignación se asume como la única salida («¿Por qué?), pero en otros mismo se llega a justificar la venganza como salida individual («A xustiza por la man» [«La justicia por la mano»]). (Curiosamente este poema figura en el apartado «¡Do íntimo!»)

Más no es sólo el tema de la emigración el único que aparece en Follas novas. Aparece otro muy importante que es la hipocresía social, representada por los «grandes da terra» [«grandes de la tierra»] («Tembra un neno no húmido pórtico [«Tiembla un niño en el húmedo pórtico»]) y por la iglesia. En este aspecto es de resaltar la crítica al negocio de los entierros («De balde…» [«Grátis…»], o la función social del matrimonio y su carácter opresivo para la mujer («Decides que o matrimonio» [«Decís que el matrimonio»].

Cuento gallego

El «Rexurdimento» es fundamentalmente un fenómeno poético. La importancia de la prosa fue mucho menor. Rosalía, sin embargo, nos dejó tres textos en prosa. Dos son los prólogos a las obras poéticas y el otro el Conto gallego, publicado póstumamente en 1923. En él se narra la apuesta realizada por dos hombres, sobre si uno de ellos consigue de una mujer palabra de casamiento el mismo día en que ésta entierra a su marido. De forma irónica el relato nos muestra la concepción maniquea que estos dos hombres tienen de la mujer: esposa y madre modélica o mujer frívola y libertina.

<– Viene de la 3ª parte         Continúa en la 5ª parte –>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.