Pasos hacia una alimentación más sostenible

Seguro que te has planteado en algún momento de tu vida llevar una alimentación más sostenible o al menos habrás oído hablar de ello en alguna ocasión. En este artículo intentaremos dar respuesta a muchas preguntas sobre alimentación sostenible.

Para empezar, ¿qué significa que mi alimentación sea sostenible?

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) una dieta sostenible es aquella “con un bajo impacto ambiental y que contribuye a la seguridad alimentaria y nutricional y a la vida sana de las generaciones presentes y futuras”, por lo que se trata de cuidar el medioambiente y la salud, es decir llevar a cabo nuestro reto tendrá un impacto positivo a nivel individual y global.


Comer sano no es incompatible con una alimentación sostenible. (Imagen cortesía de https://www.menudiet.es)

Por supuesto, podemos extrapolar esto a muchos escenarios y llevar en general una vida más respetuosa con el medioambiente, generando menos residuos, reduciendo o eliminando el uso de plásticos (en lo que nuestras decisiones a la hora de comprar alimentos también están implicadas), eligiendo viajar en transporte público, entre otras cosas, pero de momento nos centraremos en qué podemos hacer con nuestras elecciones alimentarias para contribuir a mejorar la salud del planeta, que es bastante.

Pequeños cambios para acercarnos a una dieta más sostenible

  1. En primer lugar, reduce tu consumo de alimentos de origen animal y opta por los de origen vegetal. Para producir alimentos de origen vegetal se necesita menos cantidad de agua, por ejemplo, para producir un kilo de lentejas se requieren 1250 litros de agua, mientras que para un kilo de carne de ternera son necesarios 13000 litros, por lo que si consumimos más productos de origen vegetal estaremos contribuyendo a reducir el consumo excesivo de agua.

  2. Elige alimentos de temporada por su sabor, porque mantienen sus propiedades nutritivas y porque contribuye a la riqueza de los suelos y a su aprovechamiento. Además, lo notarás en el precio.

  3. Compra lo más local posible, así nos ahorraremos la contaminación que produce el transporte de lo que vayamos a comprar. Cuanto más lejana sea su procedencia, más contaminación. Por otro lado, ayudamos a mejorar la economía de cada localidad.

  4. La organización es una gran aliada en la alimentación sostenible, ya que nos ayuda a reducir los desperdicios. Puedes recurrir a algún servicio de comida sana a domicilio como MenuDiet que entregan sus menús en tuppers individuales para no generar desperdicios de alimentos, o bien planificar tus menús semanales y a partir de ahí elaborar la lista de la compra con lo que vayas a necesitar para evitar desperdiciar alimentos. También para no desperdiciar, puedes colocar tu nevera y despensas mediante el sistema FIFO (First in, first out), es decir lo primero que ha entrado es lo primero que tenemos que consumir y, por tanto, lo pondremos delante. Para no tirar comida, haz cocina de aprovechamiento y utiliza las “sobras” o los alimentos que van quedando en la nevera para hacer nuevas recetas o congela la parte de tu comida que te haya sobrado para comerlo otro día.

  5. La alimentación también puede contribuir a reciclar el uso de plásticos. Comprar todo lo que puedas a granel (hay tiendas que se dedican sólo a la venta a granel y si no, tienes los mercados de toda la vida), usar bolsas de tela para las frutas y las verduras (en lugar de comprarlas en bandejas cubiertas con film) y para transportar la compra (también puedes reutilizar las que tienes ahora de plástico en casa) son algunas estrategias que pueden ayudar a ello. Si en tu caso como en muchos otros no puedes prescindir del uso del plástico, preocúpate por reciclar los plásticos en el contenedor amarillo.

Aplicando estos sencillos cambios en tu día a día estarás llevando una alimentación más sostenible, y el planeta y las generaciones futuras los agradecerán.

¿Te gusta? Pincha para compartir en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • CONSULTA TAMBIÉN LOS ARTÍCULOS RELACIONADOS: