ACTIVIDADES ECOLÓGICAS - ACTIVIDADES PROPIAS: Elaboro mi propio vino y sus derivados - 5ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 35 usuarios conectados

 

/natureduca/actividades-ecologicas-actividades-propias-elaboro-mi-vino-y-sus-derivados-05

Actividades ecológicas

y contacto con la Naturaleza

ACTIVIDADES PROPIAS

Elaboro mi propio vino y sus derivados - 5ª parte
(Por Abel Domínguez)


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

El cultivo de la vid (continuación)

Atado

En qué consiste

letra capitular El atado es una operación necesaria en el tipo de viña que se cultiva en Galicia, no así en otro tipo de parras bajas y típicas de zonas menos húmedas. El objetivo es que las ramas que producen brotes no se vean afectadas por los movimientos propios del viento, que podrían derribar los frutos que pendan. También es una forma de concentrar los frutos sobre la superficie útil de la viña y facilitar su mantenimiento.

El atado es una operación necesaria en el tipo de parra que se cultiva en Galicia
El atado es una operación necesaria en el tipo de parra que se cultiva en Galicia

Antiguamente, cada productor de uva disponía de un "canal" (cañaveral) donde se cultivaban las cañas del país que después se utilizaban en la viña, pero hoy en día se tiende a construir emparrados o espalleres con líneas suplementarias de alambre, con objeto de atar directamente sobre éste y eliminar así las cañas, que en otro caso deben ser repuestas al menos cada dos años, salvo si se utilizan variedades de la India, que tienen una vida útil mayor.

La técnica de atado es sencilla, se trata de que cada una de las varas podadas queden inmovilizadas sobre el alambre o caña que se encuentre en su entorno, preferentemente hacia el centro de la viña, e impidiendo así el movimiento o bamboleo continuo de las ramas y sus frutos por acción del viento. Para ello, se inmoviliza tanto la vara como su codo; al acto de atar el codo de una parra se le llama "acodar".

El atado pretende inmovilizar las varas podadas sobre el soporte
El atado pretende inmovilizar las varas podadas sobre el soporte (en este caso un alambre), preferentemente hacia el centro de la viña

El nudo

Existe un nudo básico que se puede realizar de dos formas, una sencilla y otra con vuelta de refuerzo, según sea sobre caña, un larguero o un alambre, aunque la forma sencilla sirve indistintamente para todos los casos, simplemente depende de la posición en que se extienda la vara, longitudinalmente o transversalmente.

En la imagen de abajo se puede observar el método sencillo, en el cual la vara se extiende longitudinalmente al alambre que sirve de soporte. Para realizarlo, se toma la punta de la vara y se coloca sobre el soporte elegido (en este caso el alambre) y nunca en contacto directo con alguno de sus ojos. Con un bimbio de grosor acorde al de la vara se rodean ambos formando un seno; seguidamente se le dan dos o tres vueltas sobre el extremo fijo y se deja apoyado el otro extremo por presión sobre el alambre o la propia vara, cortando a continuación el extremo del bimbio sobrante.

Detalle del nudo sencillo sobre alambre
Detalle del nudo sencillo sobre alambre

Detalle del nudo sencillo sobre un larguero
Detalle del nudo sencillo sobre un larguero

Este nudo es muy rápido y sencillo de hacer después de que se ha aprendido su técnica; una vez se domine no debería tardarse más de 10 segundos en realizarlo de principio a fin, lo cual es importante cuando se tienen que elaborar cientos e incluso miles de ellos en una sola jornada.

Hay ocasiones en que el alambre corre transversalmente a la vara (véase la imagen de abajo), y podría suceder que el nudo se deslizase sobre el alambre con el viento, moviendo por tanto la vara y sus frutos. En este caso, se recurre al mismo nudo pero dándole una vuelta de refuerzo.

Detalle del nudo sobre alambre con vuelta de refuerzo
Detalle del nudo sobre alambre con vuelta de refuerzo

En la imagen se puede observar este nudo ya elaborado. El procedimiento para su realización es similar al método sencillo, pero antes de dar vueltas sobre el extremo fijo, se da primero una vuelta completa al alambre, y seguidamente se prosigue con el nudo en la forma ya explicada anteriormente.

En ocasiones nos veremos en la necesidad de torcer ligeramente y con cuidado la vara (formando un arco) para llevarlo hasta el soporte. En otras ocasiones, ante la imposibilidad de darle excesiva torsión, tendremos que prolongar el cuerpo del bimbio para proceder al atado, quedando en este caso la vara firme pero como suspendida en el aire (sin contacto con el soporte).

El acodado

En el atado de las parras se procede a inmovilizar tanto la vara como el codo de la parra. A esta operación se le llama "acodar". En la imagen inferior se puede observar un acodado con nudo sencillo.

Detalle de un acodado
Detalle de un acodado

Es fundamental atar los codos de las parras, pues si sólo se atasen sus varas el conjunto quedaría sensiblemente inestable. El orden de atado será siempre, primero acodar y después atar la vara, si es preciso forzando ligeramente la vara para que la punta descanse sobre el soporte en donde se vaya a inmovilizar, sea una caña, un larguero o un alambre.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente


Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios