SALUD - EDUCACIÓN SEXUAL Y AFECTIVA: Desarrollo psicosexual - 12ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 128 usuarios conectados

 

/natureduca/salud-educacion-sexual-y-afectiva-desarrollo-psicosexual-12






Salud

EDUCACIÓN SEXUAL Y AFECTIVA

El desarrollo psicosexual - 12ª parte

Fuente: AUPEX


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12



La vejez (continuación)

Características psicosociales

sicológicamente esta etapa se caracteriza por la adaptación a la disminución de las capacidades físicas, así como a las nuevas condiciones de vida que supone el envejecimiento.

En general en nuestra sociedad se considera a la persona anciana como un ser no productivo, por una única razón: tener muchos años. Debido a esto la persona pasa por dos “crisis” principales:

  • Identidad
    Asumen que son “mayores”, con el estereotipo que la sociedad presenta de las personas ancianas sin valor alguno.
  • Autonomía
    Todo a su alrededor les dice que ya no pueden hacer lo que hacían antes.

Estado mental

En general el cerebro humano no se debilita con la edad, si una persona se mantiene intelectualmente activa lo normal es que durante toda su vida disfrute de una excelente salud mental.

La inteligencia y la capacidad de aprendizaje tampoco se alteran. Sin embargo, existen varios factores que inhiben el aprendizaje, cómo la ansiedad, algunas enfermedades, el dolor y la falta de memoria, ya que la capacidad para retener información si que se ve afectada por la edad, siendo la memoria a corto plazo a menudo menos eficaz.

En general, la inteligencia y capacidad de aprendizaje no se alteran con la edad
En general, la inteligencia y capacidad de aprendizaje no se alteran con la edad

Cuando el deterioro cognitivo interfiere con la vida rutinaria no se considera parte del envejecimiento normal, debe considerarse patológico y requiere una adecuada evaluación, diagnostico y tratamiento médico, ya que puede tratarse de una demencia.

Jubilación

Actualmente la mayoría de las personas de más de sesenta y cinco años se encuentran jubiladas. La jubilación cambia la rutina, los horarios, se pierden relaciones sociales y los ingresos descienden.

La vivencia de cada persona ante esta situación es muy diferente. Para algunas este será el momento de la realización de proyectos que han ido posponiendo durante toda su vida, para otras significará una pérdida de estatus social, ya que una persona jubilada es considerada como alguien que ha dejado de contribuir de manera productiva a la sociedad.

En nuestra sociedad la jubilación afecta en gran medida a los varones, ya que las mujeres aunque hayan trabajado fuera del hogar no se jubilan nunca del trabajo doméstico. Normalmente las personas tienden a replantearse su vida, ajustarse a esta nueva situación, responder a cuestiones concretas “qué voy a hacer con mi vida, con mi tiempo, con mi dinero?”, plantearse estos aspectos y planificarlo en mayor o menor medida, puede ayudar a que este cambio sea lo más positivo posible.

Dependencia Familiar

El colectivo formado por las personas ancianas, es muy poco homogéneo. Generalizando mucho, se puede dividir en dos grupos:
  • Personas que mantienen su independencia y autonomía.
  • Personas que no pueden valerse por sí mismas.
En la senectud muchas personas deciden dejar su hogar y trasladarse al hogar de sus hijos/as u otros familiares, esto puede ser debido a los problemas económicos derivados de las bajas pensiones, causas médicas o para sentirse más seguras y acompañadas. Otras personas se trasladan a centros de cuidados crónicos o a residencias, pero muchas veces por el deseo de seguir siendo independientes.

El hecho de recibir ayuda, puede provocar en algunas personas una sensación de desvalorización. Sin embargo, actualmente esta aumentando el grupo de las personas que se valen por sí mismas para realizar todas las tareas cotidianas, resolver sus problemas y solucionar sus propias necesidades.

Enfrentamiento a la soledad y a la muerte

Una de las duras realidades que se presenta en esta etapa es la viudez, pérdida de pareja o de amistades con la que se han compartido muchos años. Durante este período las parejas se apoyan mutuamente. Cuando uno de los miembros muere su pareja experimenta sentimiento de pérdida, vacío y soledad, que se ve agravado frecuentemente porque se vuelven más dependientes de sus familiares, los que les hace sentirse en ocasiones como un estorbo.

Contar con redes sociales en general, con cierta seguridad económica, aficiones y una adecuada filosofía de vida se enfrentará más fácilmente a la soledad.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios