GEOGRAFÍA - FÍSICA: Hidrografía: Aguas continentales - 5ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 62 usuarios conectados

 

/natureduca/geografia-fisica-hidrografia-aguas-continentales-05







Geografía

FÍSICA

Hidrografía: Aguas continentales - 5ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15



Ríos (continuación)

letra capitular En un río se distinguen tres partes: el curso alto o cabecera, caracterizado por su régimen vivo y torrencial debido a la fuerte pendiente, que da lugar a un fenómeno erosivo intenso y predominante; el curso medio, donde la velocidad disminuye por efecto de la menor pendiente produciéndose también una menor erosión, y en la que se realiza el transporte de los materiales previamente erosionados (gravas, arenas, cantos rodados...) además del depósito de alguno de ellos; y el curso bajo, donde la casi nula pendiente reduce notablemente la erosión y faculta el depósito y sedimentación de los materiales arrastrados por las aguas. Al punto de la desembocadura se le denomina nivel de base.

Cuando en la desembocadura de un río se depositan grandes cantidades de sedimentos y permanecen en el lugar, es decir, no son removidos o movidos por acción de ninguna corriente, la acumulación progresiva va ganando tierra al mar formándose entonces los llamados deltas.

Habitualmente, en el delta se divide el río en varios brazos, con objeto de salvar la barrera física que el propio río ha generado mediante el depósito gradual de materiales. Ríos que poseen deltas significativos son por ejemplo el Nilo y Mississippi. Cuando el proceso de acumulación de los materiales no fructifica por efecto de las mareas, entonces el río sigue excavando en su lecho formando los llamados estuarios, ejemplo del Elba.

vista aérea del delta del Nilo
Los deltas se forman ante la oposición de los depósitos sedimentarios que que se sitúan en las desembocaduras de los ríos (en la imagen vista aérea del delta del Nilo)

Las corrientes fluviales ocupan una superficie llamada cuenca hidrográfica, y en su ámbito se encuentra la red hidrográfica, es decir, el río principal, afluentes y subafluentes. El análisis de las corrientes fluviales se realizan normalmente desde un aspecto descriptivo y otro físico; el descriptivo recoge el lugar de nacimiento, las poblaciones o puntos significativos por donde discurre, el lugar donde desemboca y los afluentes que tiene.

Por su parte, la parte física se encarga de estudiar el caudal, sus variaciones, características fisiográficas del cauce, tipo de erosión en el que interviene, y el régimen fluvial o posibilidades de aprovechamiento hidráulico.

En la siguiente tabla se recogen los ríos más largos del mundo. Por el área de su cuenca se distinguen entre ellos los ríos Amazonas, Congo, Mississippi-Missouri y Paraná-Plata.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios