TIERRAS Y CULTURAS - México: Historia de la Independencia hasta la Revolución - 2ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 26 usuarios conectados    

 

/cultureduca/tierras-y-culturas-mexico-historia-independencia-02





Tierras y Culturas

MÉXICO

Historia de la Independencia hasta la Revolución - 2ª parte


1 2 3 4 5 6 7



La era de Santa Anna: Texas y la Guerra México-Americana

espués de la caída de Iturbide, la política mexicana giró durante algún tiempo acerca de la personalidad enigmática del carismático Antonio López de Santa Anna, quien al parecer tenía pocas creencias ideológicas o políticas fijas. Aliado con los federalistas, Santa Anna fue elegido primer presidente en 1833, pero, en lugar de servir, colocó al vicepresidente liberal Valentín Gómez Farías a la cabeza del gobierno, hasta que Farías y su grupo atacaron en 1834 los privilegios del clero. Entonces Santa Anna asumió su cargo presidencial y anuló la legislación anticlerical. Antes de terminar su carrera política estaría dentro y fuera de la presidencia diez veces más.

Santa Anna fue presidente cuando las dificultades sobre Texas comenzaron aflorar. Bajo condiciones favorables, unos 30.000 inmigrantes estadounidenses habían poblado esa área previamente desolada. Temerosos de que su número creciente plantease una amenza, el gobierno mexicano cerró la frontera en 1830 a una mayor inmigración e impuso a los texanos restricciones opresivas que contravenían la Constitución mexicana. Cuando Santa Anna adoptó una nueva Constitución en 1836, y en el proceso de eliminar todo vestigio de derechos de los estados, Texas se declaró una república independiente. Santa Anna reunió rápidamente un ejército para aplastar la revuelta. Tuvo un éxito inicial cuando atrapó una pequeña guarnición texana en El Álamo y fue totalmente eliminada, pero fue derrotado y capturado por las fuerzas de Texas en abril de 1836. Aunque México no hizo mayores esfuerzos para reconquistar Texas, se negó a reconocer su independencia.

El Álamo, San Antonio, Texas.
El Álamo, San Antonio, Texas.

En aquel momento una doctrina conocida ahora como el Destino Manifiesto fue una fuerza sociopolítica de conducción en los Estados Unidos. Era la visión de un gran Estados Unidos que se extendería de costa a costa y quizás en última instancia abarcar todo México. Los Estados Unidos se anexionaron la República de Texas en 1845, una medida que México vio como un primer paso agresivo y que provocó una ruptura en las relaciones diplomáticas. Santa Anna fue derrocado por su aparente disposición a negociar con los Estados Unidos.

Aunque los Estados Unidos afirmaron que el límite sur de Texas era el Río Grande (Río Bravo del Norte), la frontera había sido siempre el río Nueces. Poco después de las elecciones de marzo de 1845, el presidente estadounidense James K. Polk trató de lograr un acuerdo sobre la frontera del Río Grande y la compra de California, pero el gobierno mexicano se negó a discutir ya esa materia. Polk ordenó a las tropas estadounidenses ocupar el territorio en disputa entre los ríos. Cuando las patrullas de México y Estados Unidos se enfrentaron en abril de 1846, Polk afirmó con indignación que la sangre americana había sido derramada en suelo estadounidense, y demandó una acción. Políticos menos inclinados hacia la guerra, como el congresista de Illinois Abraham Lincoln, presentaron resoluciones en vano pidiendo a Polk que señalara la ubicación exacta de este ultraje. La mayoría en el Congreso de Polk declaró formalmente la guerra a México en abril.

El general Zachary Taylor pintado sobre un caballo blanco en la batalla mexicano-americana de Buena Vista.
El general Zachary Taylor pintado sobre un caballo blanco en la batalla mexicano-americana de Buena Vista.

Sin mayor dificultad, las tropas estadounidenses capturaron Nuevo México y Alta California. El general Zachary Taylor llevó la principal fuerza de Estados Unidos a victorias rápidas en el noreste de México. En ese momento el gobierno del presidente mexicano Mariano Paredes y Arrillaga fue derrocado, y Santa Anna volvió a surgir como presidente en septiembre de 1846. Casi inmediatamente, Santa Anna movilizó fuerzas mexicanas y marchó hacia el norte, jactándose de que la superioridad numérica y el coraje de sus hombres significaba que él firmaría un tratado de paz en Washington. Aunque Taylor y Santa Anna se enfrentaron en una cerrada batalla en Buena Vista, Santa Anna fue herido y obligado a retirarse el 23 de febrero de 1847. Ambas partes sufrieron grandes pérdidas.

Un cambio en la estrategia de Estados Unidos decidió la captura de la ciudad de México, a través de Veracruz. El general Winfield Scott recibió el mando de la expedición. El 18 de abril de 1847, derrotó a Santa Anna en la batalla de Cerro Gordo. Aunque la resistencia mexicana continuó siendo formidable, Scott capturó la ciudad de México el 14 de septiembre de 1847. Santa Anna se exilió voluntariamente mientras que un nuevo gobierno mexicano negoció la paz.

Con fecha 02 de febrero 1848, el Tratado de Guadalupe Hidalgo puso fin formalmente a la hostilidad entre los dos países. Por sus términos México renunció a sus pretensiones de Texas y cedió todo el territorio que hoy ocupa los estados de Utah, Nevada y California; la mayor parte de Nuevo México y Arizona; y partes de Oklahoma, Colorado y Wyoming. Era un desmembramiento humillante de casi la mitad del territorio nacional de México (aunque una pérdida de sólo el 1 por ciento de la población del país). Los Estados Unidos pagaron a México 15 millones de dólares y asumieron 3.250.000 dólares en reclamaciones en poder de los ciudadanos de Estados Unidos contra México. Los ciudadanos mexicanos que de repente se encontraban residiendo en un amplio territorio de Estados Unidos se les dio la opción de regresar a México, o convertirse en ciudadanos de Estados Unidos conservando con garantías de inviolabilidad sus derechos de propiedad. Muchos aprenderían que las promesas se veían mejor en el papel que en la realidad, y que a menudo se encontraron maltratados como ciudadanos de segunda clase.

Después de la guerra, Santa Anna figura en un episodio más después de que la escena había cambiado; en 1853 los conservadores tomaron el poder y le invitaron a convertirse en dictador. Entre otras cosas, el 16 de diciembre de 1853, Santa Anna decretó que la dictadura debía prolongarse indefinidamente. Para recaudar fondos para un ejército amplio, vendió el territorio al sur del Gila River a los Estados Unidos por 10 millones de dólares; esta compra de Gadsden, como se llama ahora, fue el último cambio de límite importante de la República Mexicana e incluye la parte sur de lo que hoy son los estados de Nuevo México y Arizona.

1 2 3 4 5 6 7

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios