HISTORIA Y ARTE - LA EUROPA DEL BARROCO: Economía y sociedad - 1ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 18 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_europa-barroco-economia-y-sociedad01





Historia y Arte

LA EUROPA DEL BARROCO

Economía y sociedad - 1ª parte


1 2 3 4 5 6 7



Introducción

 lo largo del siglo XVII la situación económica de las distintas naciones europeas fue muy diferente. A grandes rasgos puede afirmarse que el balance fue positivo para Holanda, Inglaterra y algunas zonas del norte de Europa; Francia terminó el siglo en una situación de relativo equilibrio, pero España, Italia y, en general el centro de Europa, sufrieron un claro proceso de empobrecimiento.

Las causas que justifican y explican estas diferencias fueron varias e incidieron de manera diferente en cada zona.

Fiesta de los ballesteros en Nuestra Señora del Sablón (Pierre Sanyers), donde se puede observar el grado de desarrollo urbano de los Países Bajos en el siglo XVII.
Fiesta de los ballesteros en Nuestra Señora del Sablón (Pierre Sanyers), donde se puede observar el grado de desarrollo urbano de los Países Bajos en el siglo XVII.

Por lo que respecta a la estructura social, los cambios que se produjeron durante la época del Barroco fueron pocos y se limitaron a seguir la línea que, desde la reaparición de las ciudades, dos siglos antes, había marcado la nueva clase burguesa. Por ello, los cambios más significativos se dieron en aquellas zonas en las que la economía, potenciada por la burguesía, logró mejores resultados. No obstante, la influencia política de la nobleza se vio disminuida ante la política centralizadora de las monarquías absolutistas.

La economía del siglo XVII

Los últimos años del siglo XVI fueron el momento en el que llegaron a España más cantidad de metales preciosos, procedentes de América, pero también el inicio de una rápida disminución de esa afluencia de oro y plata, que en unos 50 años desapareció casi por completo.

Europa se había acostumbrado a una abundancia de monedas de alto valor intrínseco (monedas de oro y plata) y la casi repentina decadencia de la producción de las minas americanas, hizo precisa una reorientación de la economía que no todos los países llevaron o pudieron llevar a cabo.

La llegada de grandes cantidades de dinero había significado, en España, una fuerte subida de los salarios, que trajo consigo que los precios de los productos españoles fueran más altos que los del resto de Europa; eso significó que, a comienzos del siglo XVII la producción industrial española estuviera en franca decadencia por no ser competitiva frente a la extranjera, de manera que en unos pocos años la economía del país se vio privada del oro y la plata americanos y sin una estructura industrial que permitiera obtener ingresos por otro camino. Mientras tanto, y ante la imposibilidad de mantener los ventajosos intercambios con América, los demás países europeos comenzaron a poner en práctica las teorías mercantilistas con la intención de no permitir la salida de metales nobles de sus fronteras.

La práctica mercantilista pronto se vio acompañada de medidas proteccionistas que impulsaban la salida de productos, con la consiguiente llegada de dinero, y dificultaban la entrada de producciones extranjeras, con lo que se evitaba la salida de dinero. En la mayor parte de los casos, esta política económica fue unida a un fuerte impulso de las producciones industriales que, en definitiva, eran las que podían permitir una balanza comercial (cómputo de las exportaciones y las importaciones) positiva.

1 2 3 4 5 6 7

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios