HISTORIA Y ARTE - LA EUROPA DEL BARROCO: Economía y sociedad - 5ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 21 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_europa-barroco-economia-y-sociedad05





Historia y Arte

LA EUROPA DEL BARROCO

Economía y sociedad - 5ª parte


1 2 3 4 5 6 7



La sociedad del siglo XVII (continuación)

as nuevas circunstancias políticas y económicas hicieron que, dentro de la propia nobleza se establecieron diferencias e incluso categorías. Así, la antigua aristocracia pasó a considerarse nobleza de sangre para diferenciarse de los que, por unos medios u otros, lograban hacerse con un título que no recibían por herencia.

Por otro lado, pronto se distinguió también entre la nobleza campesina y la cortesana, es decir, entre aquellos que siendo nobles permanecían alejados de las cortes absolutistas en sus posesiones rurales o de provincias y aquellos otros que, atraídos por el fasto cortesano o por los privilegios que podían obtener de sus monarcas se trasladaban a la capital del reino y vivían en torno a su soberano.

La situación de la nobleza no fue semejante en toda Europa. En Francia, el absolutismo y la magnífica corte de Versalles del Rey Sol (Luis XIV) transformó a la mayor parte de la nobleza en cortesana y gran parte de ella ocupó cargos dentro de la administración del Estado. En Inglaterra, la nobleza sufrió las consecuencias de su apoyo a la causa absolutista de los Estuardo frente al movimiento parlamentario y por ello no pudieron acaparar los puestos de gobierno que, sobre todo tras la Revolución de 1688, hubieron de compartir con la burguesía enriquecida. Estas razones llevaron a muchos nobles ingleses a mirar hacia sus posesiones agrícolas y a encargarse de los rendimientos de sus fincas.

En los países del este de Europa (Polonia y Rusia) la nobleza se mantuvo en un estado prácticamente feudal, con la consiguiente explotación del campesinado, que se vio sometido a un régimen de servidumbre.

En España, el número de nobles aumentó considerablemente, gracias a los títulos concedidos por los últimos Austrias, no obstante se trató de una nobleza muy poco dinámica, que apenas participó de la administración del Estado y que se negó a vincularse a todo tipo de actividades industriales o mercantiles.

En Holanda, la importancia de la burguesía mercantil fue tal que apenas se habla de la aristocracia de sangre, que sin duda pronto se confundió con la del dinero. En general, puede decirse que el interés de la aristocracia por el mundo de los negocios fue mucho mayor en los países del área protestante que en los católicos.

Como grupo privilegiado, el clero, sobre todo el católico, disfrutó de no tener que pagar impuestos al Estado, de poder seguir cobrando el diezmo a sus feligreses y de ejercer cargos políticos. Estas circunstancias hicieron atractiva la carrera eclesiástica para muchos miembros de la nobleza (segundones y nobles empobrecidos), que buscaban ocupar cargos de la jerarquía eclesiástica, y para muchos desheredados del pueblo llano, que vieron una seguridad en el seno de la Iglesia que no encontrarían fuera de ella. De este modo se configuraron un alto y un bajo clero, cuya situación y circunstancias eran bien diferentes.

1 2 3 4 5 6 7

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios