Las Academias: Concepto, Historia y Evolución

Concepto

Academia ha sido un concepto complejo y móvil a través de los siglos, aunque ligado siempre, en todas sus acepciones a la profesión del conocimiento.

Ha sido entendido como:

  • Asociación de personas doctas o especializadas en una o varias ramas de las ciencias o de las artes, para el cultivo de las mismas.
  • Reunión o junta de los miembros de tales asociaciones.
  • Lugar donde se celebran dichas reuniones.
  • Acto público de profesores y alumnos que sirve de ejercicio en una determinada disciplina.
  • Establecimiento docente en el que se instruye en una determinada materia.

Historia

En su origen, Academia es el nombre de un jardín y gimnasio, cercano a la ciudad de Atenas y legado a ésta por Academo, propietario del mismo, para que se convirtiera en lugar de reunión ciudadana con connotaciones religiosas y civiles. Posteriormente traspasa su nombre a la escuela (y hasta a la corriente doctrinal) de Platón que escogió este lugar, a su vuelta a Atenas, en el año 387 a. C., para reunirse con sus discípulos e impartir sus enseñanzas filosóficas.

La larga vida de esta escuela se prolonga más de nueve siglos, hasta ser suprimida por el emperador Teodosio en el año 529 d. C. Como institución de tan larga duración, la Academia platónica ha pasado por distintas etapas:

  • La antigua, bajo la dirección del mismo Platón y de sus discípulos inmediatos (no siempre excesivamente fieles a la doctrina del maestro, como en los casos de Espeusipo y de Xenócrates), dentro de una tendencia universalista y enciclopédica (como la de nuestras modernas universidades), se atendrá en parte a la doctrina del maestro, mientras que su principal discípulo Aristóteles, sigue su propio camino intelectual.
  • La media tiene por cabeza a Arcesilao quien, con Carnéades, tiene una menor confianza en la razón y cultiva la búsqueda de la verdad en la discusión y en la erudición.
  • La moderna se personifica en Carnéades que acentúa el escepticismo de la etapa anterior en su lucha contra la gnoseología estoica.
  • La cuarta academia, personificada en Filón de Larissa, sigue la misma vía, si bien matizada por su orientación hacia la práctica.
  • La quinta fue establecida por Antíoco de Ascalón que adopta una postura ecléctica de conciliación entre el academicismo, el peripatetismo y el estoicismo.

En cualquier caso, la doctrina del maestro siguió viva sobre todo en la filosofía alejandrina y en el neoplatonismo, primero de Plotino, y después, ya a principios del siglo IV, de Proclo.

Esta vieja academia platónica, si bien limitándose al campo de la filosofía y de la ciencia, reunió en sí los caracteres fundamentales del concepto: el topográfico, el de la búsqueda, el de la comunicación y el de la docencia.

Real Academia Española

Evolución

La Academia como reunión de sabios y de artistas halla su mejor expresión en la Alejandría helenística del Museo y de la Biblioteca y, durante la última antigüedad y en la Edad Media, no deja de estar presente hasta en el mundo semita, judío y árabe.

Pero será Italia su verdadera nueva patria. Alentadas por las consecuencias culturales de la caída de Constantinopla en manos de los turcos, una de las cuales fue la llegada del Renacimiento, florecieron las academias en Italia en la segunda mitad del siglo XV. En Florencia, Cosme de Médicis estableció en 1470 una nueva Academia platónica que resistió hasta 1521 en que murió Marsilio Ficini. Alfonso V fundó en Nápoles la Academia Pontaniana y, en 1498, se crearía en Roma, la Anticuaria, dedicada al cultivo de la arqueología, que pervivió, con distintas alternativas, durante varios siglos. Se trataba de academias de carácter humanista y tuteladas por un príncipe o mecenas.

Real Academia de la Historia (España)

Este impulso renacentista originó en Italia, en los siglos XVI y XVII un movimiento asociativo con nuevos aires, si bien, en el siglo XVI, con predominio de las literarias, teñidas con frecuencia de una frívola superficialidad y no pocas veces de un carácter puramente provinciano. En el XVII, este tipo de academias floreció por todas las ciudades italianas, pero vio surgir algunas, sobre todo cuatro (dos de ellas, la de los Lincei y la del Cimento unidas entre sí por la figura del gran Galileo), ya seriamente laboriosas y decididas a orientarse hacia la especialización científica (como la del Cimento, en Florencia en 1657, para el cultivo de la física), hacia el desarrollo de la ciencia y de la literatura, en este caso italianas (como la de la Crusca, también en Florencia en 1582, cuyos fines se continuarán en la dei Lincei) o para el apoyo de determinadas tendencias estéticas (como la de los Arcades, entre otras).

Surgidas para el cultivo de las ciencias, global o individualmente consideradas, de las artes (siempre con tendencia a separar la música), del pensamiento, de la historia, de la lengua y de la literatura, Francia siguió el ejemplo de Italia, ya en el siglo XVII. Los dos países servirían de modelo para que este tipo de instituciones nacieran, ya en el siglo XVIII, en Alemania, en el imperio austro-húngaro y en España, no sin antecedentes en épocas anteriores.

Las conmociones políticas, con la caída del antiguo régimen, a fines del XVIII y principios del XIX, afectaron en general positivamente a las academias ya existentes o que iban a crearse y todas tomaron una mayor conciencia de su compromiso social

  Blog Cultureduca educativa logo_infoblog1 Las Academias: Concepto, Historia y Evolución Blog Cultureduca educativa logo_infoblog2 Las Academias: Concepto, Historia y Evolución

 Información procedente de la R. A. de Ciencias Morales y Políticas
 Más información en la web de la Institución –>
Aquí

 

Un comentario:

  1. nancy sanchez

    hola muchas gracias por publicar me interesa saberl el nombre del autor del articulo no su seudonimo ya que estoy realizando mi tesis y quiero citar el trabajo gracias muy buen articulo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.