La lírica galaico-portuguesa (2)

<– Viene de la primera parte

Las Cantigas de amigo

Las Cantigas de amigo nacen del contacto de la lírica popular pre-trovadoresca, en donde la mujer tenía un marcado protagonismo, siendo ella quien manifestaba sus sentimientos, con lírica cortesana en lengua romance de origen occitánico. El protagonismo femenino aproxima las Cantigas de amigo a las mozárabes Kharxas.

Se caracteriza por la presencia de una voz femenina sujeto del poema que manifiesta sus sentimientos, por expresar una erótica femenina, por las variantes de los conflictos resultantes de la ausencia del “amigo”, y por la repetición de versos o palabras (paralelismo, refrán y leixaprén). El ambiente social de las Cantigas de amigo es el rural o burgués, en una atmósfera familiar y de intimidades domésticas.

Sus personajes son:

— La “amiga”, o sujeto lírico, que presenta diferentes estados de ánimo y actitudes sentimentales: sufrimiento de amor por ausencia del amado, muerte de amor, auto elogio, formas de engaño a la madre, ansiedad, tristeza, soledad o alegría por el regreso del amigo. En las Cantigas aparecen representados variados tipos de psicología femenina: la ingenua, la narcisista, la esquiva o vengativa, entre otros.

— La “madre”, que por lo general no aprueba el encuentro de la hija con su enamorado, o tiende a educarla con su experiencia en asuntos amorosos, o que en ocasiones provoca conflicto entre ambas.

— Las “confidentes”, las amigas también llamadas “irmanas”, la madre o incluso elementos de la naturaleza (aves, olas, flores…). El papel de la confidente se comprende por el ambiente familiar de estas Cantigas; su misión es conciliar a los enamorados.

En cuanto a su estructura, las Cantigas de amigo presentan, como se ha dicho, refrán, paralelismo y leixaprén:

Refrán: es un verso o versos repetidos al final de cada estrofa.

Paralelismo: es una repetición de versos en los que se sustituye una palabra que rima por un sinónimo.

Leixaprén: significa deja-coje; es la repetición de los segundos versos de un par de estrofas, como primeros del par siguiente.

Ejemplo de refrán en un poema de Martín Codax:

Ondas do mar de Vigo,
¿se viste meu amigo?
E, ai Deus, se verrá cedo!

Ondas do mar levado,
se viste meu amado.
E, ai Deus, se verrá cedo!

Ejemplo de un leixaprén en un poema de Martín de Xinzo:

Como vivo coitada, madre, por meu amado,
ca m’enviou mandado que se vai no ferido:
¡e por el vivo coitada!

Como vivo coitada, madre, por meu amado,
ca m’enviou mandado que se vai no fossado:
¡e por el vivo coitada!

Ca m’enviou mandado que se vai no ferido,
eu a Santa Cecilia de coraçón o digo:
¡e por el vivo coitada!

Ca m’enviou mandado que se vai no fossado,
eu a Santa Cecilia de coraçón o falo:
¡e por el vivo coitada!

Según las voces que intervienen, las Cantigas de amigo pueden ser monologadas, dialogadas o narrativas.

En cuanto a los temas, tenemos:

Amaneceres o Albas: aquellas en que la acción se sitúa al nacer el día.

Bailadas: son aquellas en donde se hace una mención explícita del baile.

Barcarolas o marinas: son las que se localizan en las riberas del mar.

Cantigas de romería: son las de ambiente festivo y campestre.

La estética que caracteriza estas canciones es la escasez de metáforas, la estilización de temas folclóricos, la localización de una escenografía natural (una casa, una playa, el mar, una fuente o un lago), y la utilización simbólica de elementos de la naturaleza: asociados con la masculinidad (viento, mar, ciervos…); con la feminidad (cabellos, aves, agua, amanecer, fuentes…); o con la experiencia amorosa (noche, aves cantoras, etc.).

<– Viene de la primera parte      Continúa en la tercera parte –>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *