ANTÁRTIDA - EXPLORACIÓN - HISTORIA: Eras antárticas - 4ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 38 usuarios conectados

 

/natureduca/antartida-exploracion-historia-eras-antarticas-04







Antártida

EXPLORACIÓN - HISTORIA

Eras antárticas - 4ª parte


1 2 3 4



La "era mecánica"

a Primera Guerra Mundial retrasó la exploración polar por un tiempo; únicamente los británicos mantuvieron alguna forma de investigación científica utilizando la vieja nave de Scott, el Discovery, que realizó trece expediciones de verano sucesivas en el Océano del Sur en trabajos de investigación sobre biología y oceanografía de la región. El uso creciente de aviones, tractores y otros equipos motorizados, estaba a punto de anunciar una nueva era de la exploración entre los años 1920 y 1930. El australiano Hubert Wilkins introdujo el avión y realizó fotografía aérea en la Antártida en 1928. Partiendo desde Isla Decepción sobrevoló la Península Antártica en un Lockheed monoplano cruzando con éxito la Tierra de Graham.

La era mecánica en la Antártida

La expedición conjunta de Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda (BANZAR), bajo la dirección del famoso y veterano explorador australiano Douglas Mawson, partió de Ciudad del Cabo en 1929; en los dos siguientes veranos antárticos el BANZAR descubrió la Tierra MacRobertson y trazó largas secciones del litoral antártico. Un Aircraft fue utilizado también para reconocimiento en esta expedición.

El Almirante estadounidense Richard E. Byrd llegó a ser el primero en sobrevolar el Polo Sur, en la primera de sus cinco expediciones a la Antártida. En 1929 él y otros tres expedicionarios realizaron un vuelo de diez horas en un Ford desde la base de Little América, ubicada en la Gran Barrera de hielo de Ross. Por su parte, Ellsworth era el siguiente pionero significativo en utilizar la aviación para la exploración en el Antártico; en 1935 en su tercer intento, él y el piloto Herbert Hollick-Kenyon realizaron un vuelo exitoso sobrevolando la Antártida; se dividió la jornada en cuatro fases comenzando desde Isla Dundee, pero su avión se quedó sin combustible a sólo 26 km. de la vieja base de Richard Byrd en la Bahía de las Ballenas.

En ésta y otras expediciones posteriores, Ellsworth reclamó 300.000 millas cuadradas de la Antártida para su país. Aunque el Gobierno de Estados Unidos no respondió, organizó sin embargo una expedición amplia a la costa de la Tierra de Marie Byrd, con aviones, y expediciones de exploración por tierra. La expedición introdujo con éxito la comunicaciones vía radio con el mundo exterior, y revolucionó la cartografía y los métodos de exploración; los aviones eran una de las más grandes innovaciones. Aunque se restringían a menudo los vuelos por las condiciones del tiempo, este inconveniente estaba superado por las distancias que podían cubrir y la perspectiva e información que la fotografía aérea podía suministrar.

La era mecánica en la Antártida

Las expediciones americanas quedaron paralizadas durante la Segunda Guerra Mundial, pero entre 1946-47 se desplegó la operación más grande de todos los tiempos por tierra, mar y aire con la "Operation Highjump". En un verdadero alarde logístico y de movilización, Estados Unidos desplazó a la Antártida a la base de Little América, bajo la dirección de Richard Byrd, el mayor contingente humano y material con 23 aviones, 13 buques (incluido submarinos), equipo mecánico para la nieve y el hielo, y 4.700 expedicionarios entre científicos y militares. Durante su ejecución se trazaron extensas áreas de costa e interior y se realizó numerosa fotografía aérea.

1 2 3 4

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios