ANTÁRTIDA - EXPLORACIÓN - EXPEDICIONES: Robert Falcon Scott 1902 - 4ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 95 usuarios conectados

 

/natureduca/antartida-exploracion-expediciones-robert-falcon-scott-1902-04






Antártida

EXPLORACIÓN - EXPEDICIONES

Robert Falcon Scott 1902 - 4ª parte


1 2 3 4



letra capitular El viaje mas importante lo inició Scott el 12 de octubre con Skelton y algunos marineros hacia el Oeste por el interior de Tierra Victoria, llevando un equipo de cuatro trineos que cargaba 200 libras por hombre. Arrastrando las cargas hacia lo alto del glaciar Ferrar consiguieron situarlas en una cuenca de 4.500 pies. Los apoyos de los trineos se dañaron de tal forma que el equipo entero tuvo que regresar al buque viajando 87 millas para repararlos. Cinco días más tarde retomaron la misión, y fue en la lucha por alcanzar la cima de las montañas donde se vieron sorprendidos por una ventisca que casi les entierra en la nieve. "fue la semana de vivencias mas miserables" escribió Scott.

De cada 24 horas permanecían 22 encerrados en sus tiendas durmiendo en los sacos. El 14 de noviembre alcanzaron la cúspide a 8.900 pies donde hallaron un claro llano. Las siguientes dos semanas siguieron hacia el Oeste. Un persistente viento helado cuarteaba sus labios haciéndolos sangrar. El 1 de diciembre tras encontrar una meseta interminable de 9.000 pies sobre el nivel del mar, decidieron regresar. Fueron tan horribles las sensaciones que sufrió Scott que llegó a escribir: "en toda mi vida jamás volveré a visitar la cúspide de Tierra Victoria". Ahora sufrían algo que les sonaba familiar: hambre, agotamiento, niebla, hielo, frío, ceguedad...

El 14 de diciembre a Scott le pareció que se habían perdido. Habían alcanzado el extremo de una meseta y empezaban a descender cuando Jashly resbaló y comenzó a caer de espaldas por la pendiente, pero en su caída arrastró el trineo y a todos los demás. Cuando llegaron abajo, milagrosamente nadie se había roto un sólo hueso. Entonces el entorno les pareció familiar, se encontraban en la cabecera de un glaciar a sólo seis millas del depósito; esa noche lo alcanzaron y ocho días más tarde, en Nochebuena, llegaron a la nave. En 59 días habían arrastrado su trineo 725 millas.

Sólo cuatro hombres se encontraban en el buque a la llegada de la expedición de Scott, todos los demás estaban en el hielo 10 millas más lejos, intentando serrar y demoler la placa con la esperanza de abrir un canal para liberar al Discovery. Scott estaba satisfecho de que todas las expediciones habían regresado sin novedad, pero empezaba a prepararse para afrontar la posibilidad de tener que pasar otro invierno allí. Si pasaban el  invierno de 1903 y seguían inmóviles habría que plantearse el abandono del buque.

El 5 de enero de 1904 un barco se divisó en el horizonte, era el Morning, pero unos minutos más tarde Wilson dio aviso de que apareció otro, era el Terranova que venía en su apoyo. El Capitán Colbeck traía instrucciones precisas de abandonar el Discovery si no podía librarse de los hielos. Scott estaba furioso "un marinero haría lo imposible antes de abandonar su nave. Los lazos que nos unían al Discovery eran mucho más allá de lo ordinario" escribió. Ese barco había sido su hogar por dos años y medio, y la consideraban la mas segura nunca construida para la labor que les encomendaron. Además, el regreso en esas condiciones podría ser considerado como un fracaso de la misión.

El Discovery a punto de reunirse con el Morning y Terra Nova
El Discovery a punto de reunirse con el Morning y Terranova

El Capitán Mackay del Terranova y el Capitán Colbeck del Morning, estaban de acuerdo en que la salida no debía extenderse más allá del 25 de febrero de 1904. La demolición del hielo estaba siendo tarea inútil, por lo que Scott leyó a la tripulación las órdenes del Almirantazgo en un silencio absoluto. Con gran desolación la tripulación del Discovery comenzó a transferir al Morning y Terranova todas las colecciones científicas y equipamiento.

A finales de enero de 1904 y en las siguientes cinco semanas, el hielo que separaba al Discovery de los otros buques, que se encontraban en aguas libres, comenzó a romperse muy despacio. Alentados, se puso en marcha todo tipo de medios imaginables como sierras, explosivos, etc., en un desesperado intento por liberar al buque. El 12 de febrero el Discovery se encontraba a sólo dos millas del Terranova, mientras el hielo rompía a lo lejos. El día de San Valentín la tripulación sintió que su descanso estaba cerca, las explosiones de dinamita terminaban de quebrar las placas consiguiendo abrir un canal. Todos veían que en pocas horas el Discovery podría reunirse con los otros buques. A las 10:30 de la tarde el Discovery quedó liberado.

El 19 de febrero de 1904 tras una ceremonia en memoria de George Vince, los tres buques abandonaron la zona. Antes de su regreso, el Discovery hizo algunos reconocimientos hacia el Oeste de la Tierra Victoria, aproximándose a Tierra Adelia, donde se vio que no existía la línea de costas señaladas en los mapas al Oriente de dicha tierra. El 29 de marzo los tres barcos llegaban a Lyttelton tras más de dos años de expedición. De los 50 hombres que partieron sólo uno falleció despeñado desde lo alto de un acantilado.

1 2 3 4

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios