ANTÁRTIDA - EXPLORACIÓN - EXPEDICIONES: Robert Falcon Scott 1902 - 3ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 112 usuarios conectados

 

/natureduca/antartida-exploracion-expediciones-robert-falcon-scott-1902-03






Antártida

EXPLORACIÓN - EXPEDICIONES

Robert Falcon Scott 1902 - 3ª parte


1 2 3 4



as la muerte del primer perro, decidieron entonces preservar los nueve mejores utilizando los restantes para alimentarlos. Wilson se ofreció a realizar los sacrificios, ya que Scott que era un gran amante de los animales consideraba el trabajo "una cobardía moral de la que estoy sinceramente avergonzado". Wilson se llevó un perro lejos que movía la cola ignorante del final que le esperaba, mientras los demás aullaban seguramente presintiendo la comida que pronto llegaría.

Mas problemas aparecieron cuando el Dr. Wilson notó que Shackleton tenía las encías hinchadas, era la primera señal del escorbuto. Por otro lado, el hambre iba haciendo mella de tal forma que el 20 de diciembre el Dr. Wilson permaneció toda la noche despierto por las ansias. El 27 de diciembre apareció una gran montaña como nunca habían visto, estimaron su altura en unos 13.000 pies y la llamaron Monte Markham. El 31 de diciembre Scott decidió retornar tras haber llegado a los 82º 17' Sur, 163º Oeste. Habían viajado 300 millas más hacia el Sur que ningún otro humano antes que ellos, y se encontraban a sólo 480 millas del Polo.

Shackleton, Scott y el Dr. Wilson
Shackleton, Scott y el Dr. Wilson

Periódicamente algún perro caía desfallecido o tenía que ser sacrificado. Entretanto, los síntomas de escorbuto habían reaparecido en Shackleton; la respiración era entrecortada, su garganta y encías estaban rojas e hinchadas y comenzaba a escupir sangre. Ahora sólo había dos hombres para tirar de los trineos, ya que Shackleton camina al lado de ellos para evitar realizar excesivo ejercicio.

El 18 de enero de 1903 la situación de Shackleton obligó a acampar varios días. Finalmente, el 28 de enero alcanzaron un depósito que se encontraba a sólo sesenta millas de la nave. Al día siguiente salieron con Shackleton descansando en uno de los trineos. El 2 de febrero la Isla White apareció a la vista, y el día 3 Skelton y Bernacchi salieron a recibirles. Pronto estaban de vuelta a la nave con gran alegría y felicitaciones de todos sus compañeros. Habían realizado un viaje de 960 millas y empleado 93 días.

Meses antes, en julio de 1902, inquieta la Real Sociedad Geográfica de Londres porque transcurría mucho tiempo sin tener noticias de la expedición, equipó el Morning, al mando del Capitán William Colbeck, y el 6 de diciembre partió de Lyttleton en auxilio de Scott y sus compañeros. El 23 de enero de 1903 el Morning encontró al Discovery aprisionado entre los hielos. La cuestión era si las ocho o nueve millas de hielo que separaba a ambos buques, se disolverían a tiempo para que pudieran regresar juntos a Lyttleton. El Capitán Colbeck no podía arriesgarse a salir más tarde de finales de febrero.

Sobre el 10 de febrero se sospechaba que el Discovery no quedaría libre porque se estaban formando nuevas placas de hielo. El día 23 probaron a abrir agujeros en los hielos y hacerlos saltar con explosivos, pero éstos no quebraban. El día 25 Scott acepto la evidencia de que el Morning tendría que partir sin ellos o también quedaría preso. El Morning recogió a ocho hombres de la expedición que optaron por abandonar, pero la cuestión era que hacer con Shackleton. Scott discutió la necesidad de que regresara a casa. El Dr. Wilson y Armitage expusieron sus opiniones. Armitage no estaba de acuerdo con la decisión de enviarle de regreso, y antes de salir el Morning él mismo recibió de Scott la sugerencia de que debía regresar también con su esposa y el hijo que al que nunca había visto. Esta proposición fue recibida por Armitage como una ofensa, a partir de aquí las relaciones entre ambos nunca fueron buenas.

El 1 de marzo de 1903 se organizó un acto de despedida y el día siguiente por la mañana el Morning se hizo a la vela. Finalmente, Shackleton se iba a bordo hacia su hogar. Amargamente lloraba cuando veía a sus amigos y compañeros de expedición desaparecer de su vista. En su lugar, George Mulock de 21 años ocupó el puesto vacante en el Discovery. El forzado regreso de Shackleton a la civilización era para él un deshonor, a partir de aquí trabajaría sin descanso para organizar su propia expedición, la cual se materializaría con el intento de alcanzar el Polo Sur en 1908.

Tras ser bien surtidos de provisiones, el Discovery se disponía a pasar el invierno de 1903, aunque esta vez en mejores condiciones que la anterior. Este invierno resultó ser mucho menos duro. Las temperaturas fueron superiores y se registraron menos tempestades de nieve. El fondeadero del buque estaba al abrigo del viento, pero pudo comprobarse como sólo un poco más al Sur, en donde había un observatorio instalado, se registró una temperatura en el mes de mayo de -59º C.

El 21 de agosto de 1903 el sol apareció por primera vez sobre el horizonte. En septiembre se organizaron diversas expediciones (esta vez sin perros porque habían muerto todos) con la intención de estar de regreso en el Discovery para el 15 de diciembre, para así disponer de todas las manos necesarias en la tarea de liberar el barco antes de que el Morning regresara.

La expedición del Dr. Wilson se dedicó a observaciones zoológicas. El Teniente Royds llegó hasta el cabo Crozier, donde se unen la tierra firme y la Barrera de Hielo. El geólogo Ferrar exploró los valles glaciales que rodean las cadenas montañosas y cuyos escarpados flancos dejan la roca al descubierto, descubriendo plantas fósiles de probable origen miocénico. En otra excursión, Royds y Bernacchi marcharon hacia el Sudeste sobre la famosa Barrera de Hielo, regresando casi convencidos de que ésta flotaba en la superficie del mar.

1 2 3 4

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios