SALUD: Neurociencias: La ciencia del cerebro: La visión - 6ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 131 usuarios conectados

 

/natureduca/salud-neurociencias-la-ciencia-del-cerebro-la-vision-06

Salud

NEUROCIENCIAS: LA CIENCIA DEL CEREBRO

La visión - 6ª parte

Fuente: Asociación Británica de Neurociencias


1 2 3 4 5 6 7

Decisiones sobre el movimiento y el color (continuación)

letra capitular El observador tiene que determinar de forma general cual es el patrón de movimiento. La tarea se puede hacer muy sencilla si se organiza que un gran porcentaje de los puntos se muevan de forma consistente en una dirección en lugar de hacerlos moverse aleatoriamente, o por otro lado, se puede hacer muy complicada si se disminuye la proporción de puntos que se mueven de manera consistente en una dirección.

Se ha comprobado que la actividad de las neuronas en la región V5 reflejan exactamente la fuerza de la señal del movimiento. Las neuronas de esta región responden de forma selectiva a direcciones de movimiento concretas, incrementando de forma sistemática su actividad y precisión cuando los puntos se mueven preferentemente en la dirección de movimiento a la que codifican.

El cubo de Necker, a nivel perceptual, está cambiando constantemente. La imagen retiniana no cambia, pero primero siempre vemos el cubo con la esquina superior izquierda próxima a nosotros y luego como si se alejara. Raramente se percibe como un conjunto de líneas que se interceptan sobre una superficie plana. Existen muchos tipos de figuras reversibles, algunas de ellas se han utilizado para estudiar las señales nerviosas implicadas en la toma de decisiones del cerebro visual, con respecto a determinar si existe algún tipo de conformación que predomine.
El cubo de Necker, a nivel perceptual, está cambiando constantemente. La imagen retiniana no cambia, pero primero siempre vemos el cubo con la esquina superior izquierda próxima a nosotros y luego como si se alejara. Raramente se percibe como un conjunto de líneas que se interceptan sobre una superficie plana. Existen muchos tipos de figuras reversibles, algunas de ellas se han utilizado para estudiar las señales nerviosas implicadas en la toma de decisiones del cerebro visual, con respecto a determinar si existe algún tipo de conformación que predomine.

De manera sorprendente, algunas neuronas individuales detectan el movimiento de los puntos de una forma tan perfecta como que el observador, sea mono o humano, realiza el juicio conductual (movimiento global). La microestimulación de estas neuronas por medio de electrodos puede alterar y/o modificar el juicio que el mono establece sobre el movimiento relativo.

Dado el gran número de neuronas que son sensibles al movimiento visual, uno esperaría que la decisión fuera el fruto de la actividad de múltiples neuronas en vez de solo unas pocas. Las decisiones sobre el color funcionan de una forma similar (ver la imagen de Investigación fronteriza siguiente).

INVESTIGACIÓN FRONTERIZA

Células sensibles al color. Ciertas neuronas muestran distintos patrones de actividad dependiendo de las diferentes longitudes de onda luminosas que reciben. Algunas de ellas responden mejor a las longitudes de onda largas, mientras que otras responden mejor a las cortas. Probablemente vosotros pensáis que esto es suficiente para la percepción del color, pero no, no es así. Comparad los diferentes registros de la célula en la izquierda y la célula en la derecha. ¿Podéis ver la diferencia?

Células sensibles al color

Izquierda: Éste es un inteligente diseño de color llamado Mondrian (se llama así en honor al artista Piet Mondrian). Este diseño es iluminado por diferentes combinaciones luminosas a diferentes longitudes de onda, de forma que cada panel de color es reflejado con la misma mezcla de color, aunque nosotros siempre los percibamos como colores diferentes, debido fundamentalmente a la presencia de los otros patrones de colores. La célula en la izquierda, registrada en el área V1, muestra el mismo patrón de actividad en todos los casos, ya que no percibe el color, simplemente responde a la misma mezcla de longitudes de onda que se refleja en cada uno de los patrones.

Derecha: Ésta es una célula realmente sensible al color registrada en la zona V4. Se activa con respecto al área en el Mondrian que es rojo y responde con menor intensidad a otras áreas. Este tipo de respuesta aparece a pesar de que las tres longitudes de onda sean reflejadas en cada uno de los patrones de color... El área V4 es, por tanto, el área del cerebro responsable de que podamos percibir los colores, aunque algunos neurocientíficos tienen la sospecha que no es la única área implicada.

1 2 3 4 5 6 7

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios