SALUD: Neurociencias: La ciencia del cerebro: La visión - 1ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 45 usuarios conectados

 

/natureduca/salud-neurociencias-la-ciencia-del-cerebro-la-vision-01







Salud

NEUROCIENCIAS: LA CIENCIA DEL CEREBRO

La visión - 1ª parte

Fuente: Asociación Británica de Neurociencias


1 2 3 4 5 6 7



Introducción

os humanos son animales altamente visuales que utilizan constantemente sus ojos para tomar decisiones con respecto al mundo que les rodea. Con los ojos situados hacia delante al igual que otros primates, utilizamos la visión para relacionarnos con los distintos aspectos ambientales que se encuentran alejados de nuestro cuerpo. La luz es un tipo de energía electromagnética que entra a través de nuestros ojos y actúa sobre los fotorreceptores que se encuentran en la retina. Lo cual induce una serie de procesos por los que se generan impulsos nerviosos que viajan a través de las diferentes vías y redes hacia el cerebro visual.

Las vías que van hacia el cerebro medio y a la corteza cerebral son las que median las diferentes funciones visuales-detectando, representando movimiento, forma, color así como otros aspectos del mundo visual. Alguno de ellos aunque no todos son accesibles a la conciencia. Dentro de la corteza, las neuronas agrupadas en un gran número de áreas visuales distintas se especializan en distintos tipos de decisiones visuales.

La luz en el ojo

La luz entra a través del ojo por la pupila y por medio de la cornea y la lente es focalizada sobre la retina que se encuentra en el fondo del ojo. La pupila se encuentra rodeada por el iris, pigmentado, que puede expandirse o retraerse haciendo la pupila mayor o menor en función de la intensidad luminosa. Por lo tanto, es natural suponer que el ojo actúa como una cámara, formando una imagen del “mundo”, aunque esto sea una metáfora que acarrea ciertas equivocaciones.

Primero, no existen imágenes estáticas ya que el ojo siempre se encuentra en movimiento. Segundo, aunque una imagen formada en la retina se mande hacia el cerebro,“viendo” esta nueva imagen, requeriría de otra persona para mirarla (una persona dentro del cerebro). Con el fin de evitar una regresión infinita, el cerebro tiene que solucionar un problema importante, que es la creación de mensajes codificados por el ojo para poder interpretar y tomar decisiones sobre el mundo visual.

El ojo humano. La luz que entra por el ojo es focalizada por la lente sobre la retina que se encuentra situada en el fondo del ojo. Los receptores que se encuentran en ella detectan la energía y por medio de un proceso de transducción forman potenciales de acción que van a viajar alo largo del nervio óptico.
El ojo humano. La luz que entra por el ojo es focalizada por la lente sobre la retina que se encuentra situada en el fondo del ojo. Los receptores que se encuentran en ella detectan la energía y por medio de un proceso de transducción forman potenciales de acción que van a viajar alo largo del nervio óptico.

Se deben aprender muchas cosas sobre esta primera fase de procesamiento visual. Los fotorreceptores más numerosos, llamados bastones, son 1000 veces más sensibles a la luz que la otra categoría, menos numerosos y llamados conos. En general, aunque no del todo exacto, se puede decir que por la noche vosotros veis con los bastones mientras que durante el día veis con los conos.

Existen tres tipos de conos que son sensibles a diferentes longitudes de onda luminosas. Aunque es una simplificación se podría decir que los conos producen la visión en color, ya que son fundamentales para ella. Si son sobreexpuestos a un color específico de luz, los pigmentos de los conos se adaptan con el fin de modular nuestra percepción de este color (Ver la ventana del experimento)

Una vez la luz es focalizada en la retina, los 125 millones de fotoreceptores, que se encuentran situados a lo largo de la superficie retiniana y que reciben directamente la luz, responden generando pequeños potenciales eléctricos. Estas señales pasan por medio de sinapsis a través de una red de células situadas en la retina, activando así las células del ganglio retiniano, cuyos axones se agrupan para constituir el nervio óptico. Éstas entran en el cerebro, en donde transmite los potenciales de acción a las distintas áreas del cerebro responsables de las diferentes funciones.

1 2 3 4 5 6 7

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios