SALUD: Neurociencias: La ciencia del cerebro: Aprendizaje y memoria - 5ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 109 usuarios conectados

 

/natureduca/salud-neurociencias-la-ciencia-del-cerebro-aprendizaje-y-memoria-05






Salud

NEUROCIENCIAS: LA CIENCIA DEL CEREBRO

Aprendizaje y memoria - 5ª parte

Fuente: Asociación Británica de Neurociencias


1 2 3 4 5 6



Neurobiología de la memoria (continuación)

letra capitular Este aprendizaje de navegación se relaciona con ambas memorias, la semántica y la episódica. Los animales establecen un representación fija de las cosas que se encuentran en su territorio, de la misma forma que nosotros adquirimos nuestro conocimiento sobre el mundo. Este mapa del espacio permite establecer un marco de memoria en el cual se pueden recordar sucesos, tal y como el determinar cual fue el último lugar en donde se detectó al predador.

Las células de ubicación probablemente codifican para algo más un lugar determinado, de hecho ayudan al animal a recordar en donde un suceso determinado tuvo lugar.

Cuatro electrodos de registro dentro del hipocampo revelan impulsos nerviosos en dos de ellos (1 y 2, ocasionalmente 4) que representan neuronas disparando en respuesta a un lugar determinado (punto rojo dentro del círculo amarillo). Aumentando la escala del tiempo (círculo rojo) vemos representado la forma del impulso en el cerebro.
Cuatro electrodos de registro dentro del hipocampo revelan impulsos nerviosos en dos de ellos (1 y 2, ocasionalmente 4) que representan neuronas disparando en respuesta a un lugar determinado (punto rojo dentro del círculo amarillo). Aumentando la escala del tiempo (círculo rojo) vemos representado la forma del impulso en el cerebro.

¿Cómo se forman estos mapas así como los diferentes tipos de memoria? Una de las concepciones que está emergiendo con fuerza es el hecho de que la plasticidad sináptica implicada en ellos depende de los receptores NMDA. En el último capítulo vimos como una vez que se activa la plasticidad sináptica se puede cambiar la fuerza de las conexiones dentro de una red neuronal pudiéndose así almacenar la información.

El aprendizaje espacial (lugares) se altera cuando se administran drogas que bloquean (antagonistas) los receptores NMDA, en el hipocampo. Por ejemplo, ratas y ratones pueden ser entrenados para andar en una piscina y ser capaces de encontrar una plataforma de escape que se encuentra escondida debajo de la superficie del agua. Ellos utilizan sus células de ubicación (lugar), así como las células que controlan la dirección de la cabeza para encontrarla y memorizan la ubicación exacta de la plataforma utilizando la plasticidad activada por los receptores NMDA.

Actualmente, se han creado animales Knock-out (KO) en los que genéticamente se ha eliminado la presencia de los receptores NMDA en el hipocampo. Estos animales son incapaces de aprender y también tienen un funcionamiento deficitario de sus células de ubicación. En el último capítulo, también explicamos que los cambios en la fuerza sináptica se expresan a través de alteraciones en los receptores excitatorios AMPA. Su implicación en los procesos de memoria es un tema de gran interés en la investigación actual.

¿Podemos mejorar la memoria?

Todos nosotros pensamos que seria fantástico mejorar nuestra capacidad de memoria y su persistencia. La gente mayor normalmente se queja de su memoria. Sin embargo, el poder mejorar la memoria tendría un coste determinado. Esto ocurre porque la memoria consiste en un equilibrio entre recordar y olvidar. Si la fuéramos a mejorar, entonces tendríamos un gran problema a la hora de olvidar las cosas triviales que acontecen durante el día y que no son necesarias recordar.

Por lo tanto, el “ying y el yang” de la buena memoria es el que organiza y recuerda las cosas necesarias en el cerebro y olvida las cosas que no son importantes. Es bastante improbable que alguna vez tengamos una pastilla que nos ayude a mejorar nuestra memoria como si fuera un varita mágica, al menos en las personas normales. La evolución se ha encargado de asegurar que el sistema se encuentra correctamente equilibrado.

Una vez dicho esto, sí es cierto que la pérdida de memoria patológica se puede, en cierto modo, mejorar gracias a la administración de drogas que mejoran la función de los receptores NMDA y AMPA, o bien drogas capaces de estimular la cascada de mensajeros secundarios implicados y, demostrada en los estudios sobre el aprendizaje realizados en animales jóvenes. Seria muy importante encontrar alguna forma de paliar y/o ralentizar el curso de las enfermedades neurodegenerativas que afectan la memoria, tales como la enfermedad de Alzheimer.

1 2 3 4 5 6

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios