SALUD: Neurociencias: La ciencia del cerebro: Aprendizaje y memoria - 3ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 107 usuarios conectados

 

/natureduca/salud-neurociencias-la-ciencia-del-cerebro-aprendizaje-y-memoria-03






Salud

NEUROCIENCIAS: LA CIENCIA DEL CEREBRO

Aprendizaje y memoria - 3ª parte

Fuente: Asociación Británica de Neurociencias


1 2 3 4 5 6



Fallo en la memoria y localización de la memoria episódica en el cerebro

letra capitular El último tipo de sistema de memoria en el cerebro es el que se conoce como memoria episódica. Es lo que utilizamos para recordar nuestras experiencias personales. El recordar ciertos sucesos es totalmente diferente al aprendizaje, ya que normalmente los sucesos sólo ocurren una vez. Si tú te olvidas de lo que has desayunado hoy (raro), o lo que pasó las Navidades pasadas (posible), o todas las cosas que ocurrieron el primer día de colegio (probablemente), desgraciadamente no puedes volver a repasarlos como si fueran una clase extra. Este sistema aprende de manera rápida ya que debe hacerlo así.

Hemos aprendido mucho sobre la memoria episódica gracias al estudio de pacientes neurológicos, los
cuáles, después de sufrir infartos cerebrales, tumores cerebrales o infecciones virales, tales como la encefalitis inducida por herpes; muestran déficits específicos de este tipo de memoria. El estudio de estos pacientes ha permitido conocer mucho mejor la organización anatómica de este y otros sistemas de memoria.

“No es tanto la lesión lo que atrae nuestra atención sino como, a través de la lesión o la enfermedad, se desvela su funcionamiento normal” (Sir Henry Head-Neurólogo del siglo XX).

Sorprendentemente, los pacientes amnésicos son capaces de aprender ciertas cosas que luego no recuerdan de manera consciente. Se les pueden enseñar ciertas habilidades motoras o a leer al revés rápidamente.

Entrenarlos para poder leer al revés necesita cierto tiempo. Pero esto no sólo ocurre con amnésicos, sino también con nosotros, la única diferencia es que mientras ellos son incapaces de recordar que se les ha enseñado nosotros sí podemos. Todo esto supone una fascinante disociación en su capacidad de darse cuenta de las cosas conscientemente. Los amnésicos son ciertamente conscientes cuando aprenden, pero luego no son conscientes de que han aprendido. Son también incapaces de darse cuenta de forma consciente del pasado.

El daño causado por esta condición puede ocurrir en diferentes circuitos cerebrales. Áreas del cerebro medio, tales como los cuerpos mamilares y el tálamo parecen ser críticas para la memoria normal, así como una estructura en el lóbulo temporal medio llamada hipocampo. El daño causado en estas áreas parece afectar de manera particular a la formación de las memorias episódicas y semánticas.

Los amnésicos son capaces de ver y copiar dibujos complejos con bastante exactitud, pero son incapaces de recordarlos durante cierto tiempo, tal y como lo haría un individuo con control normal.

Las personas afectadas por la condición llamada amnesia son incapaces de recordar a gente que han conocido tan solo media hora antes. No se pueden acordar si han comido o de si tienen que comer, e incluso cosas tan simples y necesarias en la vida como saber si se ha puesto algo nuevo en la casa. Si se les muestra un dibujo complejo como el de la figura son capaces de copiarlo de manera exacta, pero después de tan sólo 30 minutos son incapaces de dibujarlo como lo haría el resto de nosotros. A menudo son incapaces de recordar que era lo que hacían antes de contraer la enfermedad. Esto es lo que se llama amnesia retrograda.

Este tipo de vida carece de todo tipo de estructura en cuanto a tiempo y lugar, y ha sido descrita por un paciente (extensivamente estudiado) como estar continuamente “andando en un sueño”. No obstante, la misma persona siguió reteniendo la capacidad del lenguaje, el significado de las palabras, e incluso suficiente memoria de trabajo como para poder mantener una conversación.

Sin embargo, no es hasta después de mantener exactamente la misma conversación con él momentos más tarde, que se nos revela el devastador aislamiento de su existencia.

Sorprendentemente, los pacientes amnésicos son capaces de aprender ciertas cosas que luego no recuerdan de manera consciente. Se les pueden enseñar ciertas habilidades motoras o a leer al revés rápidamente.

Entrenarlos para poder leer al revés necesita cierto tiempo. Pero esto no sólo ocurre con amnésicos, sino también con nosotros, la única diferencia es que mientras ellos son incapaces de recordar que se les ha enseñado nosotros sí podemos. Todo esto supone una fascinante disociación en su capacidad de darse cuenta de las cosas conscientemente. Los amnésicos son ciertamente conscientes cuando aprenden, pero luego no son conscientes de que han aprendido. Son también incapaces de darse cuenta de forma consciente del pasado.

Dos estructuras muy importantes para la memoria episódica son la corteza perirhinal (PRH), la cual crea el sentido de familiaridad con respecto al pasado y el hipocampo (HIPPO), el cual codifica hechos y lugares.
Dos estructuras muy importantes para la memoria episódica son la corteza perirhinal (PRH), la cual crea el sentido de familiaridad con respecto al pasado y el hipocampo (HIPPO), el cual codifica hechos y lugares.

El daño causado por esta condición puede ocurrir en diferentes circuitos cerebrales. Áreas del cerebro medio, tales como los cuerpos mamilares y el tálamo parecen ser críticas para la memoria normal, así como una estructura en el lóbulo temporal medio llamada hipocampo. El daño causado en estas áreas parece afectar de manera particular a la formación de las memorias episódicas y semánticas.

1 2 3 4 5 6

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios