NOTICIARIO DX: ANDORRA

Con motivo del 30 aniversario del cese de emisiones de la otrora popular RADIO ANDORRA [otra gansada de los políticos de la época que iniciaron los cierres y así vemos todo lo que nos vino detrás… Parecía que estaban esperando que alguien iniciara el camino y se afanaron en eliminar todo lo eliminable… Ahora tenemos deuda para dar y vender y parados ya ni se sabe] el correo español ha lanzado un sello de 0,92€ donde encontramos el bello edificio de la emisora, las ondas hertzianas y abajo un dial de un receptor de sobremesa de la época ¿Un Phillips? Con sus célebres botones redondos de Tono y Sintonía… En el cristal el nombre de las ciudades o emisoras que teóricamente eran sintonizables a mediados del siglo pasado, aunque es tal la miniatura que uno tiene que intuir.

 

El sello fue confeccionado en base a la fotografía de Gerard Massot [el edificio de la emisora del principado que, a mediados de los setenta, sintonizaba por las noches desde la lejana “Isla del León” y que también significaron algunas QSL de la emisora de los Pirineos mientras realizaba el servicio militar… Las noches de guardia, en el cuarto de radio, era una de las estaciones que más me entretenía junto con algunas venezolanas que se colaban en la onda media de la época]. Se imprimió en offset por la Fabrica Nacional de Moneda y Timbre [somos uno de los pocos países que conservamos nuestra imprenta estatal para la realización de las especies fiscales y otros valores ¿hasta cuándo?] en pliegos de 25 ejemplares.

La emisión tuvo una tirada de 90.000 ejemplares con un facial nada habitual y que está destinado a una carta extracomunitaria ¿se pretende extender la historia a nivel planetario cuando aquí, los que la vivimos, apenas si veremos ese sello en las cartas del principado? Conmemora el XXX aniversario del cese de emisiones de aquella popularísima emisora que en algunos períodos también se empleó para realizar transmisiones en onda corta, bien por grupos de música o programas evangélicos.

 

En definitiva la radio servía no sólo para dar a conocer unos ideales [musicales, políticos o religiosos] sino también para extender el conocimiento geográfico del principado. Era raro el boletín DX de la época que no hablara de estas emisoras y estos pequeños puntos del orbe que se servían de la radio para darse a conocer. Si mal no recuerdo sólo Liechtenstein y San Marino estaban sin emisoras de onda media (u corta).

El correo español pone también ahora un punto en el mundo filatélico (los franceses hace años que emitieron varios sellos, entonces también tenían la contraparte radial en el conglomerado SUD RADIO) y si mal no recuerdo al menos en tres ocasiones se reflejó el mundo radial en los sellos del despacho francés en el pequeño enclave pirenáico que tiene un peculiar estatus político.

El Crèdit Andorrà lanzó el pasado octubre un libro sobre la emisora, lamentablemente no he tenido oportunidad de conseguirlo y previsiblemente sólo los clientes de la entidad bancaria habrán recibido su copia. Seguiremos indagando a ver si logramos tener un ejemplar de una de las emisoras más emblemáticas de la época, sobre todo por su música y su característica identificación pronunciada por una locutora “Aquí Radio Andorra”. Hoy sólo las QSL brillan con luz propia en los álbumes de los aficionados de medio mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


  • CONSULTA TAMBIÉN LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS: