JARDINERÍA - CONOCIMIENTOS BÁSICOS: Lecciones básicas de jardinería - 4ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 11 usuarios conectados

 

/natureduca/jardineria-conocimientos-basicos-lecciones-de-jardineria-04







Jardinería

CONOCIMIENTOS BÁSICOS

Lecciones básicas de jardinería - 4ª parte


1 2 3 4 5



La tierra y el abono

a tierra contiene las sustancias nutritivas y minerales que las plantas necesitan para su correcto crecimiento. Después de un trasplante es imprescindible utilizar siempre tierra nueva, para que el enraizamiento se produzca con todo el vigor posible.

La preparación de la tierra, si se trata de un jardín, requiere estudiar su composición y especialmente el drenaje. Dependiendo de las especies que vayamos a plantar así debemos adaptar la tierra; en muchas ocasiones deberemos corregir sus características, estercolando o removiéndola cuando sea muy compacta. Una tierra ácida, por ejemplo, precisará añadir yeso para convertirla en neutra o más alcalina.

La tierra para plantas de interior debe ser por lo común neutra o ligeramente ácida, pero preferiblemente muy suelta. Una mezcla adecuada puede ser: 1/3 de tierra de jardín, 1/3 de turba y 1/3 de arena de río para el drenaje. Si la especie que vayamos a plantar necesita una tierra más alcalina, añadiremos yeso en pequeñas cantidades.

La preparación de la tierra de jardín requiere estudiar su composición
La preparación de la tierra de jardín requiere estudiar su composición

Como se dijo, las plantas necesitan encontrar en la tierra las sustancias que precisan para crecer y florecer adecuadamente. Durante la primavera, por ejemplo, se produce un esfuerzo notable en las plantas, florecen y producen nuevas hojas; éstas no tendrán éxito, o quedarán raquíticas, si no disponen de alimento. En estos casos es el momento de abonar, aportando al suelo aquellas sustancias mermadas o consumidas.

El abono orgánico o el estiércol es muy adecuado, que deberá ser complementado con aquellos minerales que la planta no encuentra en la tierra de su ubicación. En su defecto existen en el mercado compuestos de abonos granulados, que nos permitirá equilibrar y enriquecer todo tipo de suelos. Para saber las dosis y régimen de aplicación deberemos leer y seguir las instrucciones; en general abonaremos moderadamente y no con excesiva frecuencia, que puede ser perjudicial por saturación.

Animales perjudiciales

Existen muchos insectos beneficiosos para los vegetales que permiten la polinización de las flores, y por tanto la fecundación y reproducción, pero existen otros muchos altamente perjudiciales que pueden infectar hojas, tallos, flores, frutos o raíces, y que en algunas ocasiones concluye con la muerte de la planta.

Entre los animales que pueden causar daños a las plantas, está el alacrán cebollero, araña roja, cochinilla, pulgón, hormiga, nematodo, y gasterópodos como las babosas y caracoles.

La abeja es un insecto beneficioso para los vegetales, porque facilita la polinización Hoja plagada de pulgones
Aunque hay insectos beneficiosos para los vegetales -como las abejas, que facilitan la polinización-, existen otros animales altamente perjudiciales. A la derecha una hoja plagada de pulgones

Durante la compra de la planta hay que realizar la primera comprobación. Debe observarse que no muestre aspecto descolorido, que no esté roída, o presente acumulaciones de pulgón u otros insectos.

Tras la adquisición de la planta debemos mantenerla separada de las demás durante unos quince días, así podemos prevenir cualquier contagio por alguna enfermedad que no hayamos detectado -esto es importante tenerlo en cuenta en las plantas de interior-.

Si se presenta una plaga de insectos habrá que utilizar alguno de los productos que se encuentran en el mercado, éste será más eficaz si estamos al principio de la enfermedad. La aplicación mediante pulverización se hará a unos 25 cm. de la planta, para evitar quemar los tallos y hojas. Hay que tener precaución con estos productos, pues suelen ser tóxicos y venenosos.

Los hongos

Los hongos son especialmente dañinos y causa de muchas bajas. La mejor forma de combatir los hongos es evitarlos mediante la prevención. Los ambientes húmedos y con temperaturas de entre 15º y 20º C. son los más expuestos al ataque de los hongos, que se encuentran en un medio idóneo para su amplia reproducción.

Generalmente, las plantas atacadas adquieren un color marrón y al tacto se presentan blandas y acuosas; pero hay ocasiones en que no sospechamos que la planta se encuentra atacada por el tallo aunque aparentemente parezca sana, y que solo descubrimos cuando al tocarla se desprende de la maceta con gran facilidad dejando al descubierto un trozo de tallo en avanzado estado de podredumbre.

1 2 3 4 5

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios