INVENTOS E INVENTORES: Historia de los inventos: Diez personajes relevantes - 1ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 105 usuarios conectados

 

/natureduca/inventos-e-inventores-historia-diez-personajes-relevantes-01

Inventos e inventores

HISTORIA DE LOS INVENTOS

Fuente: Revista "Sucesos"

Diez personajes relevantes - 1ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Introducción

ida y obra de diez hombres cuyos aportes científicos y técnicos introdujeron cambios profundos en la manera de pensar y de vivir.

Por amor a la humanidad o por ambición personal; por espíritu científico puro o por mero accidente; por amor y también por odio, en fin, por una vasta gama de motivaciones, decenas de hombres asombraron, maravillaron y hasta sobrecogieron al mundo con sus invenciones y descubrimientos.

La invención y el descubrimiento están indisolublemente unidos si se considera el hecho cierto de que no es posible concebir la disolución del átomo sin los aportes de Demócrito, 500 años antes de Cristo, si no se suman a ellos los de Newton, Roentgen, los esposos Curie y numerosos otros científicos y técnicos que, por distintos caminos, concurrieron con sus creaciones a liberar esa energía escondida dentro de él.

Es por esta razón que entre los diez más grandes hombres elegidos para esta nota se ha incluido, sin vacilación, a descubridores de principios científicos que dieron base a las creaciones materiales derivadas de sus trabajos intelectuales, ya sea como precursores, estableciendo una teoría o como continuadores en materias que antes sólo fueron esbozadas. Estos científicos aparecen unidos a los técnicos en el desarrollo de las ideas y su aplicación práctica, en la materialización de sus enunciados teóricos. Separarlos, negar a los intelectuales su participación en esta epopeya humana, es cerrar los ojos ante la realidad.

Algunos saltaron a la gloria desde la calle; otros, desde la consagrada cátedra universitaria. Unos murieron empobrecidos, olvidados y hasta odiados; algunos, magnificados y distinguidos por la humanidad entera.

Unos, como Galileo, fueron revolucionarios en su época; otros, como Leonardo, creadores multifacéticos; mientras Newton ponía los cimientos de la mecánica celeste y terrestre y de la física matemática; un hombre predestinado a la Iglesia, terminó como inventor y estadista, Franklin, y otro, Bell, llegó a una conquista extraordinaria buscando el medio para aliviar un defecto del ser amado; hubo quien fue un genio para coordinar elementos que otros descubrieron y se llenaron de gloria y riqueza, como Marconi y los hermanos Wright; otro que llegó a los mismos objetivos desde la calle, en el caso de Edison; por último hubo también un judío genial, perseguido y expulsado de su patria, que terminó donando su propio cerebro para la investigación, como Einstein. Ellos, junto a otros, están aquí: tras sus grandes descubrimientos e invenciones, su condición de seres humanos.

La ausencia de muchos otros grandes hombres es provocada por las necesidades de una síntesis periodística que en ningún caso obedece a falta de méritos de parte de ellos. Los diez elegidos son, sin embargo, los más conocidos y al mismo tiempo sus obras los han familiarizado en el mundo entero, razones que pesaron para integrarlos en esta nota.

1. Galileo Galilei

Al fondo de la civilización contemporánea, que se caracteriza entre todas las civilizaciones por la ciencia exacta de la naturaleza y la técnica científica, late la figura de Galileo. Es, por tanto, un ingrediente de nuestra vida y no uno cualquiera, sino que en ella le compete el misterioso papel de iniciador" (Ortega y Gasset, 1933)

Este es, después de tres siglos de permanencia en la historia, apenas uno de los mil juicios vertidos en honor de Galileo Galilei, el científico que fuera escarnecido, humillado, obligado a abjurar de sus propias verdades y condenado a una muerte en vida por haber sustentado doctrinas consideradas "perversas, heréticas e inmorales", tras el simple y heroico acto de haber mirado cara a cara las estrellas, gracias a un instrumento inventado (o reinventado) por él mismo: el telescopio.

El cañón sirvió a Galileo para realizar importantes estudios sobre física. Más tarde, Robbins establecería las bases de la balística especifica.
El cañón sirvió a Galileo para realizar importantes estudios sobre física. Más tarde, Robbins establecería las bases de la balística especifica.

Como la de muchos "iniciadores", la vida de Galileo, nacido en Pisa, el 15 de febrero de 1574, es una sucesión inusitada de choques contra su medio, sus coterráneos y aun sus propios padres, su Iglesia y leyes de su patria. Su progenitor, un músico de brillante ingenio, pero solemnemente pobre, había escogido como destino para su hijo el comercio en telas. Sus profesores, los frailes del Monasterio de Vallombrosa, quisieron convertirle en un "apóstol de la fe". Galileo sólo quiso ser, sin embargo, un "apóstol de la ciencia", lo que paradójicamente le implicó sólo pobreza y herejía.

Ganando su primera batalla contra su padre, fue matriculado el 5 de noviembre de 1581 en la Facultad de Medicina de Pisa. Tenía sólo 17 años y una inmensa inquietud y curiosidad por el mundo que lo rodeaba. Un año más tarde se iniciaba en el misterio de las matemáticas y la física, olvidando su carrera inicial. Lector acucioso, experimentador constante, sus primeras observaciones fueron en torno al movimiento oscilante de una lámpara que colgaba en la catedral de Pisa (que, conservada hasta hoy, se considera reliquia científica). Las matemáticas le proporcionaron un futuro pedagógico importante, pero económicamente precario. Un profesor de matemáticas era considerado en la época un profesional insignificante.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10



Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios