INVENTOS E INVENTORES: Historia de los inventos: Diez personajes relevantes - 4ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 31 usuarios conectados

 

/natureduca/inventos-e-inventores-historia-diez-personajes-relevantes-04

Inventos e inventores

HISTORIA DE LOS INVENTOS

Fuente: Revista "Sucesos"

Diez personajes relevantes - 4ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

3. Isaac Newton (continuación)

e las experiencias universitarias de Newton, la más importante fue conocer y recibir la influencia del catedrático en matemáticas Isaac Barrow, quien presintió en el joven alumno disposiciones especiales para la ciencia.

Aunque la universidad fue naturalmente decisiva, por extraña paradoja los verdaderos años de creación de Newton fueron los de 1665 y 1666, años que permaneció en su aldea natal debido a que Cambridge fue cerrada por orden superior para evitar los estragos de la peste. Fue entonces cuando las primeras concepciones de sus tres obras fundamentales surgieron en su mente. Newton ha confirmado esto con sus propias palabras:

"Todo esto pasó durante los dos años de peste, 1665 y 1666, porque yo estaba entonces en la flor de mi edad para la invención y me aplicaba a las matemáticas y a la filosofía (en sentido de ciencia natural) más que lo que había hecho nunca."

Enemigo de dar a conocer sus propios progresos, por decisivos que ellos fueran, sólo confió al profesor Barrow sus dos descubrimientos de la época: el teorema del binomio generalizado y los fundamentos del cálculo diferencial.

CARRO DE VAPOR. Su creador fue Newton. Se basó en el principio de acción y reacción de manera semejante a la eolípila de Herón.
CARRO DE VAPOR. Su creador fue Newton. Se basó en el principio de acción y reacción de manera semejante a la eolípila de Herón.

En 1669, y cuando se dedicaba a perfeccionar el telescopio, Newton fue llamado a ocupar la cátedra que su dilecto profesor abandonaba. Tenía 27 años y poco tiempo después de dedicarse a la docencia presentaría a la Royal Society su telescopio de espejo. Por primera vez también entregaba un trabajo conteniendo su teoría de la luz, la que, a su juicio, y contra todas las versiones existentes, "se componía de rayos de refrangibilidad diferentes". Una áspera polémica se levantó entonces en torno a su figura, empujándolo más aún a retornar a su antigua introversión. Pese a ello, en 1675 publicaba otro trabajo sosteniendo que la luz se componía de corpúsculos. Poco después cayó en un período de inercia, el que superaría sólo en 1687, cuando publicó "Philosophia Naturalis Principia Mathematica", formulando la ley de la atracción universal.

La obra, conocida simplemente como "Principia", revolucionaría la historia de la ciencia, fijándose los métodos y las fórmulas de una nueva etapa, y siendo formuladas allí las leyes del movimiento, las leyes de choque, el movimiento de los fluidos y el movimiento ondulatorio, y considerándosela el primer manual de física matemática e hidrodinámica.

"Principia" fue también paradójicamente el fin. Después de su publicación, Newton cayó en una depresión nerviosa que lo alejó del campo científico. Nombrado primero subdirector y luego director en la Moneda Real, los honores se sucedieron rápidamente. En 1705 fue hecho caballero.

Años después desempeñaría la presidencia de la Royal Society, el mismo organismo que en sus inicios lo había estimulado para que prosiguiera su investigación científica. Su muerte, acaecida en 1727; conmovió al Viejo Continente. Sus restos fueron sepultados en la Abadía de Westminster, al lado de otros ilustres ingleses.

4. Benjamin Franklin

Si todos los signos exteriores se hubieran cumplido, Benjamín Franklin debió ser un predicador famoso o un pensador religioso. Nada estaba más lejos de sus posibilidades y perspectivas, que el camino que más tarde eligiera.

La familia Franklin llegó a Nueva Inglaterra en 1682, huyendo de las persecuciones desatadas contra los no conformistas en tierra inglesa. Josiah Franklin, el padre de Benjamín, tuvo siete hijos de su primera mujer, y otros diez de la segunda, Abiah Folger, hija de uno de los primeros colonizadores de Nueva Inglaterra, que fue a su vez la madre de Benjamín.

BENJAMIN FRANKLIN. Retirado temporalmente de sus empresas periodísticas, durante siete años, se abocó al estudio de los fenómenos eléctricos.
BENJAMIN FRANKLIN. Retirado temporalmente de sus empresas periodísticas, durante siete años, se abocó al estudio de los fenómenos eléctricos.

Aunque era tintorero de oficio, Josiah debió dedicarse a la fabricación de velas y a la calderería, oficios que en la nueva tierra le permitían mantener a sus diecisiete vástagos. Los muchachos iniciaron diversos aprendizajes, y Benjamín, el último de los varones, fue enviado a los ocho años a la escuela elemental con el fin de dedicarlo posteriormente al servicio de la Iglesia.

Mientras recibía instrucción, Benjamín debió además ayudar a su padre, cortando mechas, llenando los moldes para las bujías, cuidando del negocio y desempeñándose como recadero, pero permitiéndose también algunas escapadas al muelle para nadar y manejar botes, soñando con llegar un día a ser hombre de mar. A los doce años, Benjamín dio signos inequívocos de frustración. Las obras de John Bunyan habían llegado a sus manos, y también empezaba a hojear las Colecciones Históricas de R. Burton. Su avidez por la lectura se desató en forma incontrolable.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10



Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios