INVENTOS E INVENTORES: Inventos que cambiaron el mundo: Introducción histórica - 3ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 29 usuarios conectados

 

/natureduca/inventos-e-inventores-cambiaron-el-mundo-introduccion-historica-03







Inventos e inventores

INVENTOS QUE CAMBIARON EL MUNDO

Fuente: Simon Usborne

Introducción histórica - 3ª parte


1 2 3 4



Una fábrica de genios

letra capitular En la obra El genio de China (1991), escrita por Robert K. G. Temple, se describen al detalle muchos de los inventos y descubrimientos chinos. La lista podría ser casi infinita, así que para aligerar nos vamos a centrar en los hallazgos, aportaciones e inventos que se produjeron durante la Edad Media. Entre ellos hay que mencionar el reloj mecánico (siglo VIII), la pintura fosforescente (siglo X), los naipes (siglo IX), las cerillas de fósforo (siglo VI), las operaciones de rescate submarinas (siglo XI), la porcelana (siglo VII), la cadena de transmisión (siglo X) —aplicada en Europa a la bicicleta en el siglo XVIII—, el estribo (siglo V). Nada menos. E incluso entre sus logros se incluye también la vacuna contra la viruela, guardada en secreto por los alquimistas taoístas desde el siglo X —en el siglo XVIII la descubre Edward Jener en Europa—. A todo ello habría que añadir la ópera (tanto la de Pekín como la de provincias), la acupuntura, la moxibustión (terapia a base de determinadas plantas medicinales) y el descubrimiento de las huellas digitales.

Vendedor de cerillas de fósforo
Vendedor de cerillas de fósforo

Otros inventos son anteriores pero se desarrollaron en Europa o se redescubrieron durante la Edad Media. Es el caso de la carretilla, cuya invención atribuye la leyenda a un personaje semimítico llamado Ko Yu en el siglo I a. C. Incluso llegaron a adaptarle velas, con las cuales alcanzaban velocidades de hasta 65 kilómetros por hora, tanto sobre tierra como sobre hielo. La carretilla se comenzó a utilizar en Europa a partir del siglo XII, tuvo una gran importancia militar y su fabricación en un principio fue mantenida en secreto. Incluso han ideado las cosas más insospechadas.

Para preservar los árboles de cítricos, hace 1.700 años los chinos comenzaron a emplear un curioso control biológico de plagas consistente en utilizar hormigas amarillas (Oecophylla smaragdina) para proteger naranjas y mandarinas. En Occidente, este procedimiento no tiene más de un siglo de antigüedad. Entre árbol y árbol, varas de bambú hacen de puente para que estas hormigas «trabajen» paseándose por todos los árboles.

El compás, el sextante y los instrumentos de navegación de altura fueron creados en la Edad Media, sobre todo por estudiosos árabes, aunque la base de la idea es china, ya que los utilizaban desde el siglo IV. Pioneros de todo esto fueron Zhu Yu, Nicolás de Lynne, Flavio Gioja, Abraham Zacuto y, sobre todo, Alexander Neckam.

El codaste es un madero vertical sobre el extremo de la quilla junto a la popa, que sostiene el timón y está sujeto al armazón. El primer testimonio de su existencia lo proporciona un barco cantonés de cerámica. Otros elementos que propiciaron la navegación de altura son el timón, el ancla, la deriva fija, el cabestrante, mástiles y velas múltiples como son las velas de tela y las de estera de superficie rígida, velas giratorias (la técnica china era la única que permitía navegar aprovechando al máximo el viento en contra), remos con ángulo de ataque automático que giran sobre sí mismos, compartimentos estancos... Todos estos avances ya se usaban hacia 1119. A Europa no llegarían hasta 1280.

La arquitectura naval china era la más avanzada del mundo. Los juncos eran mucho más grandes y resistentes que los barcos europeos y contaban con avances técnicos desconocidos en Occidente, como el timón fenestrado y los mamparos para impedir el hundimiento del barco debido a una vía de agua.

Junco chino
Junco chino

Los chinos construían sus naves con una serie de compartimentos estancos desde el siglo II d. C., una idea que sacaron del bambú y que no llegó a Occidente hasta finales del siglo XVIII. El timón fenestrado llegó a Europa en el año 1901. Incluso supieron de la existencia de la declinación magnética, que se produce cuando el polo geográfico no coincide con el magnético. Este desfase, llamado ángulo de declinación, era conocido por los chinos seis siglos antes de que lo descubriesen los europeos.

1 2 3 4

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios