FÍSICA: ELECTRICIDAD: Corriente, voltaje y resistencia - 10ª parte
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 133 usuarios conectados

 

/natureduca/fisica-electricidad-corriente-voltaje-y-resistencia-10

Física

ELECTRICIDAD

Corriente, voltaje y resistencia - 10ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13

Construcción y aplicaciones con resistencias

omo ya se explicó anteriormente, en los diseños de circuitos eléctricos y electrónicos se utilizan resistencias como medio de control del flujo de corriente.

Cada diseño, en función de sus características, aplicación, tamaño, etc., requiere una amplia variedad de resistencias. Se construyen con materiales especiales para esta función, habitualmente grafito o alambre bobinado.

Las resistencias pueden ser de valor fijo o variable. Las fijas se utilizan para el control de corrientes en las cuales la resistencia tiene que mantener valores constantes. Por su parte, las resistencias variables se utilizan para modificar la resistencia en un circuito a voluntad, por ejemplo cuando deseamos aumentar o reducir el volumen de un aparato de música.

Materiales empleados

Las resistencias para emplear en el control de corrientes relativamente pequeñas, y en circuitería general de alta y baja frecuencia, suelen ser de grafito (carbón), mientras que las de alambre bobinado (enrrollado) se utilizan en el control de altas corrientes, y están más limitados a circuitos de baja frecuencia (audio, automatismos, etc.); en la sección de electrónica conoceremos la razón de porqué una resistencia bobinada tiene complicaciones para su uso en circuitos de alta frecuencia.

La mayoría de resistencias de carbón se construyen con una varilla de grafito comprimido, y se rellena con algún otro material. A los extremos van unidos los terminales de alambre conductor. Llevan un recubrimiento aislante que puede ser cerámico. Algunas resistencias de carbón se construyen recubriendo un tubo de porcelana con una película de grafito, y después aplicando un barniz termoaislante. También se construyen resistencias con película metálica.

Los terminales también pueden estar conectados de formas diferentes al cuerpo de la resistencia. Habitualmente se utiliza el sistema axial (terminales que salen rectos con respecto al cuerpo), pero también se construyen de tipo radial, en donde los terminales se abrazan en círculo a los extremos del cuerpo de la resistencia, y se extienden perpendicularmente a ella (ambos salen paralelos del cuerpo de la resistencia).

Las resistencias se construyen con tamaños acordes a la potencia que tienen que disipar
Las resistencias se construyen con tamaños acordes a la potencia que tienen que disipar

El tamaño de las resistencias tiene que ver con la potencia que disipan. Así, una resistencia que debe disipar 1 vatio, es más voluminosa que otra que sólo tiene que disipar 1/4 de vatio. En los aparatos miniaturizados, los circuitos trabajan con pequeñas corrientes, para así poder utilizar resistencias (y otros componentes) muy reducidos en tamaño.

Resistencias variables

En muchas ocasiones nos veremos en la necesidad de modificar la resistencia en un circuito, para adaptarlo a las condiciones de funcionamiento que deseamos. En esos casos utilizaremos resistencias variables, de grafito o alambre bobinado. La configuración básica de una resistencia variable, es una resistencia de un valor determinado, y un terminal central que puede moverse a todo lo largo del cuerpo de la resistencia. Dependiendo de la aplicación puede construirse con dos o tres terminales: uno fijo y otro variable, o dos fijos y uno variable.

Las resistencias variables bobinadas se construyen enrrollando alambre de resistencia sobre una superficie circular de bakelita o porcelana, situando un brazo conductor móvil en contacto con el bobinado, de tal forma que al mover el eje del brazo se puede ajustar el contacto tomando más o menos resistencia. Entre el terminal del brazo y uno de los otros dos extremos obtendremos el valor de resistencia que hemos ajustado.

Las resistencias de alambre bobinadas se usan en aplicaciones de potencia, pero para controlar pequeñas corrientes se utilizan resistencias variables de grafito. El método de fabricación es depositando un compuesto de carbono sobre una superficie circular de fibra. El resto del sistema es similar al de la resistencia bobinada, con su brazo giratorio y sus terminales.

Dos resistencias variables de grafito, una ajustable (izquierda) y otra para panel (derecha)
Dos resistencias variables de grafito, una ajustable (izquierda) y otra para panel (derecha)

Se construyen con ejes largos para su utilización a través de un panel, o cortos (como resistencia ajustable) para cuando su ajuste tiene que ser sólo ocasional, por ejemplo en caso de mantenimiento o reparación.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13



Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios