LENGUA - EXPRESIÓN ORAL Y ESCRITA: El texto - 11ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 19 usuarios conectados    

 

/cultureduca/leng_expresion_texto11





Lengua

EXPRESIÓN ORAL Y ESCRITA

El texto - 11ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13



La descripción

Introducción

i los textos narrativos refieren acontecimientos que les ocurren a unos personajes, los descriptivos presentan objetos -en un sentido amplio: cosas, personas, lugares...- como abstraídos del proceso temporal del que forman parte. Si lo que define el relato es la sucesión, lo típico de la descripción es la contigüidad espacial y la simultaneidad; excluido el tiempo, la realidad descrita se limita a su dimensión espacial. Por eso se dice que describir es pintar con palabras o dibujar (o fotografiar, podría añadirse).

Son textos descriptivos, por ejemplo, una guía turística, un catálogo, un libro de anatomía, la memoria de materiales que acompaña a un proyecto arquitectónico; significativamente, todos estos textos cuentan con el apoyo de planos, gráficos, dibujos o fotografías. Pero más frecuente que la existencia de textos puramente descriptivos es que aparezcan descripciones en mayor o menor proporción en textos de otra clase (narración o exposición): piénsese, por ejemplo, en un atestado, una escritura notarial, un historial médico, una novela o una conversación cotidiana.

La realidad descrita

Es posible describir personas y cosas, lugares y ambientes, sensaciones y sentimientos, y también procesos (mecánicos, biológicos, históricos, etc.). Esto último parece contradecir lo que más arriba se indicaba sobre la ausencia del tiempo en la descripción, como parece contradecirlo la posibilidad de describir un objeto en movimiento: este tiempo y este movimiento no son los del relato, no se integran en la unidad de una acción, sino que son momentos, cuya fijeza importa más que su relación con otros anteriores o posteriores.

El enfoque descriptivo

La comparación tradicional de la descripción con la pintura sugiere acaso que aquella permite a un hablante darle a otro la realidad o, al menos, una imagen fiel de ella. Pero si ni siquiera la fotografía proporciona esa imagen (pues entre los objetos y su representación median muchas cosas: el enfoque, la clase de película, la luz, etc.) parece evidente que tampoco la descripción verbal la dará.

De modo que, junto al objeto, hay que considerar lo que puede llamarse enfoque descriptivo, esto es, la actitud del hablante que acomete la descripción.

Este enfoque puede ser concreto o genérico. Suele entenderse por descripción la de un objeto perceptible por los sentidos (esta silla, el libro de mi padre, la catedral de Burgos), pero lo es también la de tipos y modelos de objetos que necesariamente generalizan (una silla isabelina, el Lazarillo de Tormes, una catedral gótica): dos clases de descripciones parecen, pues, posibles.

Desde otro punto de vista, toda descripción puede ser más o menos subjetiva u objetiva, según el hablante introduzca o no en ella sentimientos y valoraciones. El enfoque subjetivo y el objetivo suelen coincidir, respectivamente, con el concreto y el genérico: la descripción literaria, en un extremo, y la científica y técnica, en otro, son ejemplos muy claros. Las descripciones científicas tienen, incluso, un carácter expositivo.

Por último, hay que tener en cuenta que resulta posible describir objetos inexistentes en la realidad, o sea, imaginarios (la isla voladora de los "Viajes de Gulliver", la máquina del tiempo de Wells, los cronopios de Cortázar). En estos casos la descripción crea su objeto, más que representarlo. La comparación con la pintura y la fotografía aparece de nuevo adecuada: informalismo, abstracción, rechazo de la figuración.

Estructura de la descripción

a estructura de una descripción depende de la del objeto real o imaginario que se describe y del enfoque del hablante. Formas, volúmenes, colores, sensaciones (las visuales y las sonoras son las que prevalecen en la percepción humana) se traducen en palabras que expresan coherentemente la naturaleza del objeto, así como el modo de percepción y reconocimiento. Las posibilidades son muchas: descripción desde lo próximo a lo alejado o viceversa, del detalle al todo o viceversa, del interior al exterior o viceversa, etc.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios