HISTORIA Y ARTE - LA EUROPA DEL RENACIMIENTO: Las manifestaciones artísticas - 16ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 28 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_europa-renacimiento-manifestaciones-artisticas16





Historia y Arte

LA EUROPA DEL RENACIMIENTO

Las manifestaciones artísticas - 16ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18



El Renacimiento en el resto de Europa

urante el siglo XV la incidencia del arte italiano renacentista fue muy limitada. En el siglo XVI esa influencia se hizo más notable, pero no hasta el punto de poder considerar el clasicismo renacentista como un estilo internacional que se extendiera por toda Europa.

En arquitectura la influencia italiana chocó con la fuerte corriente del gótico que, en sus últimos momentos se extendió a todo tipo de obras civiles. Se aceptaron, no obstante, algunos elementos decorativos procedentes del clasicismo italiano y algunas cortes europeas, como la francesa de Fontainebleau (de Francisco I) se sintieron atraídas por los gustos renacentistas, aunque sin desprenderse por completo de ciertas reminiscencias de la arquitectura medieval. Hasta finales del siglo XVI y aceptando sobre todo las ideas del Manierismo, no se puede decir que Europa abandonara por completo la arquitectura de origen medieval.

El Renacimiento europeo fue más evidente en pintura, y, en cierto modo, puede afirmarse que la pintura flamenca gótica (primitivos flamencos), con su fuerte personalidad, evolucionó paralelamente a la pintura italiana. No obstante, algunos rasgos genuinamente renacentistas de influencia italiana, como fueron el interés por los desnudos, la temática mitológica o el retrato, se fueron añadiendo a la corriente de influencia flamenca.

Durante el siglo XVI destacaron algunos artistas que incorporaron a su pintura elementos claramente renacentistas, entre los que ocupa un lugar de privilegio el alemán Alberto Durero, de cuya obra sobresalen su Autorretrato, las figuras de Adán y Eva (desnudos de proporciones clásicas) y algunos de sus grabados, por los cuales ya merecía una justa fama.

Autoretrato, de Alberto Durero
Autoretrato, de Alberto Durero

En escultura sucedió algo muy semejante y tan sólo algunas obras funerarias o palaciegas se acogieron a la nueva estética y ya en época avanzada.

En los Países Bajos la pintura flamenca del siglo XVI dio como fruto un gran pintor que, siguiendo en cierto modo la línea de El Bosco, se interesó por los temas de la vida cotidiana, fue Peter Brueghel el Viejo, que vivió en los años centrales del siglo XVI y nos ha dejado en sus cuadros todo un muestrario de usos, costumbres y fiestas populares de enorme gracia y gran valor para conocer toda una época.

Por lo que respecta a la pintura manierista, ésta se manifestó en casi todos los países de Europa, aunque sin que sobresalieran grandes artistas. Su difusión coincidió con un momento (segunda mitad del siglo XVI) en el que muchos artistas italianos salieron a trabajar fuera de sus fronteras, mientras que otros muchos europeos se educaban en Italia. En los últimos años del siglo XVI las fronteras entre Manierismo y Barroco fueron, a veces, difíciles de marcar, pues el nuevo estilo está gestándose ya en toda Europa.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios